worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

“No puedo respirar”: Asadullah Haroon Gul, prisionero afgano, sobre La Vida de los Negros Importa y la opresión violenta en Guantánamo

8 de julio de 2020
Andy Worthington

Traducido del inglés por El Mundo No Puede Esperar 13 de julio de 2020


Asadullah Haroon Gul, en esta fotografía tomada en Guantánamo por representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja, misma que se hizo disponible para su familia.

En el transcurso de estos pocos meses he publicado, en dos ocasiones, artículos escritos por Asadullah Haroon Gul, un prisionero afgano en Guantánamo quien busca apoyo de su gobierno para asegurar su liberación: A Coronavirus Lament by Guantánamo Prisoner Asadullah Haroon Gul y Asadulla Harroon Gul, un “Detenido sin valor” y uno de los últimos dos afganos en Guantánamo, pide ser liberado y en la parte de abajo anexo el tercero, escrito en respuesta al movimiento de La Vida de los Negros Importa, después del asesinato de George Floyd en Mineápolis y originalmente publicado en Newsweek. En él, Gul retoma las últimas palabras de George Floyd “I can’t breathe” (“No puedo respirar”) y plantea paralelos con el trato brutal de prisioneros en Guantánamo, incluido él mismo, expresando su apoyo para La vida de los Negros Importa esperando que, como movimiento de derechos civiles, traiga un cambio significativo.

Como declara: “Los asuntos de América no son asuntos míos, pero si los seres humanos en cualquier lugar están luchando por la justicia, debo apoyarlos, aunque sea desde mi celda en la bahía de Guantánamo. Tal vez mis hermanos y hermanas que marchan en las calles voltearán la mirada a esta prisión en una isla y serán testigos de nuestra causa común”.

Uno de los últimos prisioneros en llegar a Guantánamo en junio del 2007, Gul fue aparentemente detenidos por su supuesto involucramiento con Hezb-e-Islami Gulbuddin (HIG), cuyo líder es el caudillo Gulbuddin Hekmatyar quien apoyaba a Al-Qaeda al momento de la invasión estadounidense. Gul claramente no tenía una conexión significativa con HIG, se extiende únicamente a haber vivido con su esposa y familia en un campo de refugiados de HIG, pero, así como muchos de los casos de identidad equivocada en Guantánamo, a las autoridades estadounidenses no les importa..

Le tomó nueve años a Gul encontrar una abogada, Shelby Sullivan-Bennis quien en ese momento trabajaba para la beneficencia legal Reprieve. Mientras tanto Gul había sido designado para el proceso de revisión establecido bajo el presidente Obama en el 2009 como alguien demasiado peligroso para ser liberado, pero con evidencia insuficiente en su contra para ser acusado. En el 2016, poco después de haberse reunido con Sullivan Bennis, tuvo otra revisión con el Periodic Review Board (Junta de Revisión Periódica) — un proceso tipo libertado condicional, pero los miembros no recomendaron su liberación y en pocos meses fue dejado en manos de Donald Trump quien dejó claro que no tenía interés alguno en liberar a ningún prisionero de Guantánamo bajo ninguna circunstancia.

La única esperanza de Gul es el gobierno afgano. Como expliqué en abril, “recientemente la absurdidad de seguir deteniendo a Gul ha dejada en claro con la repatriación a los Emiratos Árabes Unidos de un ex prisionero de Guantánamo con conexiones con HIG a donde había sido enviado en el 2006 porque Hekmatyar llegó a un acuerdo de paz con el presidente afgano Ashraf Ghani. Otros dos hombres enviados a los EAU, pero no alineados con el HIG, fueron repatriados también y parece obvio que Gul debería de haber sido liberado”.

El artículo está anexado y espero que tengas tiempo de leerlo y de compartirlo si te parece útil; y también espero que tengas tiempo de ver este vídeo corto con la hija de Gul y su padre, que fue publicado en Facebook ayer.


La hija de Asadullah Haroon Gul, Maryam, en un vídeo corto publicado ayer en Facebook.

Después de trece años en Guantánamo, las protestas de La Vida de los Negros Importa me dieron esperanza | Opinión

Asadullah Haroon
Newsweek
18 de junio de 2020

El asesinato de George Floyd ha retumbado alrededor del mundo. Sentado en mi celda en Guantánamo, estaba viendo las noticias afganas e incluso ahí, tan lejos de América, mostraban una foto que decía "I can't breathe" (“no puedo respirar”). Cuando la gente lucha pacíficamente por la justicia, eso solo puede ser algo bueno.

“No puedo respirar” resuena aquí, como en incontables ocasiones media docena de soldados me han inmovilizado, estrujando mi cara contra el concreto, y eso era todo lo que yo podía decir. Lo que los policías le hicieron a George Floyd ha conmocionado la conciencia de América, pero es dolorosamente familiar para mí.

Los Estados Unidos se han desensibilizado a la violencia del Estado, siempre y cuando pase lejos de la vista y que sea contra gente de piel morena. Guantánamo, un GULAG para musulmanes, manejado por América en tierra foránea, es la máxima expresión de esto.

Fui víctima de lo que llaman una FCE (“extracción forzosa de la celda”) varias veces. En 2010 comencé a protestar pacíficamente porque comenzaron a revisar mis partes íntimas. Los soldados no querían meter sus manos en mis pantalones, era una orden de arriba, como castigo colectivo por culpa de una persona que hizo algo estúpido. Para un musulmán como yo, fue una anatema cultural.

Comencé una huelga de hambre y les dije “solo pueden hacérmelo a la fuerza”. Así que a cualquier hora del día o de la noche, incluso a la mitad de mis rezos matutinos, el equipo de ERF entraría a mi celda. No sé lo que en realidad ERF significa, pero yo les llamo “Fuerza extrema de represión”. Cinco o seis soldados se hincaban sobre mí. Otra persona tenía una cámara y el líder de la ERF gritaba: ¡No te resistas! ¡No te resistas! Yo no me resistía. ¿Cómo podía? Pero grababan por si algo salía mal, tendrían cómo defenderse, al igual que los policías de Mineápolis que seguramente ya están preparándose para eso.

Yo no podía hacer nada. Algunas veces utilizaban spray pimienta y yo lloraba por 24 horas. En otra ocasión, me golpearon. Dos oficiales regresaron después para pedirme perdón por eso. Pero así es la cárcel. Esto es lo que ahí sucede. Las extracciones violentas de celda se convirtieron en una rutina diaria por cuatro meses hasta que regresaron al proceso de revisión normal y yo dejé de protestar.

Me han extraído forzosamente por negarme a comer cuando estaba en ayuno religioso. Me han extraído forzosamente por rechazar rayos x sin razón alguna, evitando exponerme a la radiación. Me han extraído forzosamente por una botella de agua. En cada ocasión yo no estaba haciendo algo malo, pero a veces tienes que determinar tu dignidad humana. Lo que le estaban haciendo al pobre de George Floyd aquí es SOP (Procedimiento Operativo Estándar por sus siglas en inglés)

He tenido suficientes moretones y cicatrices del proceso de FCE, pero tal vez sea afortunado. En los primeros días en Guantánamo estaban practicando, con un soldado como chivo expiatorio, y no escuchaban cuando gritaba de miedo y dolor. El desafortunado hombre terminó con daño cerebral.

Que ahora existan imágenes de policías golpeando y ahogando manifestantes en las noticias vespertinas no reflecta la militarización de la fuerza policíaca, sino la existencia de las cámaras de los teléfonos móviles inteligentes. El violento abuso de poder que estos vídeos muestran no es sorpresa alguna para aquellos de nosotros que han estado del lado erróneo por muchos años. Este es un país que mantiene una prisión fuera del alcance de la ley, para detener gente de manera indefinida sin cargos.

La protesta de La Vida de los Negros Importa me da esperanza. Será como el movimiento de Derechos Civiles en los años 50s y 60s y yo creo que habrá resultados positivos. Los asuntos de América no son mis asuntos, pero si los seres humanos en cualquier parte luchan por justicia, debo apoyarlos incluso desde mi celda en la bahía de Guantánamo. Tal vez mis hermanos y hermanas que marchan en las calles girarán su mirada a la prisión de esta isla y testificarán nuestra causa común.

Asadullah Haroon ha sido detenido sin cargos en el centro de detención estadounidense en la bahía de Guantánamo por 13 años.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net