worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

¡Nueva York, Enséñame Tus Papeles!

9 de septiembre de 2010
Por Margaret Kimberley

Traducido del inglés por
El Mundo No Puede Esperar
26 de septiembre de 2010

En el pasado el riesgo más grande durante un viaje en el bús era tener a una persona extraña, muy habladora sentada a tu lado. Actualmente, un pasajero del bús en el oeste de Nueva York puede ser despertado al amanacer, por un agente fronterizo con una linterna, preguntándole, “¿De dónde eres?” La conversación se puede acabar ahí si el pasajero es blanco. Si no lo es, puede ocurrir un cacheo, una detención o una deportación.

El estado de Arizona está en posición adelantada para trastornar las protecciones constitucionales de los ciudadanos Americanos y otros con el paso de la legistativa SB1070. Esta legislatura da autorización a las fuerzas del orden público para preguntar a cualquier persona que encuentren sobre su estado legal en los Estados Unidos. Mientras que esta legislación en Arizona ha creado mucha atención en los medios de comunicación, resulta que estas mismas prácticas se han estado haciendo en el norte y el noroeste de Nueva York por los últimos seis años y podría convertirse en la norma en la mayoría de la nación.

En el 2004 un servicio de transbordadores empezó a funcionar entre Rochester, Nueva York y Toronto, Ontario, exigiendo la presencia de las patrullas fronterizas. El servicio de ferris finalmente fue a la bancarrota pero las patrullas fronterizas no sólo se quedaron sino que incrementaron su presencia en la zona. Los patrulleros están autorizados a operar dentro de las 100 millas de las fronteras con otros países, y mientras la frontera está en medio del lago Ontario, los agentes se acercan a los pasajeros de los trenes y los buses de Búfalo a Ontario para pedirles verificación de su residencia legal. Un total de 2,788 personas han sido arrestadas en años recientes.

El norte de Nueva York es un microcosmos de lo que le está esperando a Arizona y a otros estados considerando el perfil racial de los undocumentados. Inevitablemente, las personas no-blancas, ya sean ciudadanas o no, son perfiladas racialmente por la policía. Los ciudadanos americanos de cualquier raza, que no están obligados a demostrar su nacionalidad, también serán intimidados y molestados.

América se está dirigiendo de cabeza hacia el fascismo, y bajo un presidente demócrata, no uno republicano. Cuando George W. Bush estaba al mando, la amenaza fascista empezó a discutirse abiertamente. El “Patriot Act”, la designación del “combatiente enemigo” y la ocupación de Irak, eran todo signos de que una América fascista no era una fantasía de ciencia ficción, pero si un signo de una posible realidad.

La época de Bush atacando las libertades civiles se ha fortalecido con la Administración Obama de muchas maneras diferentes, y la deportación de los inmigrantes no es una excepción. No es de extrañar que los americanos viajando en los Estados Unidos, cerca de los pasos fronterizos, ahora están sometidos a la vigilancia por una agencia que no debería de tener jurisdicción sobre ellos.

No es una exageración llamar fascismo a estas prácticas. El Estado se inmiscuye en las vidas de los ciudadanos y no-ciudadanos sin causa justificada, una clara violación constitucional.

En este momento de la historia, ¿no tendría existir una gran conmoción y sorpresa de que existan estos procedimientos? ¿No tendría que ser sorprendente de que se haya hecho por tanto tiempo sin tan poca atención o protestas? Miles de personas, ejerciendo el derecho de viajar libremente, han sido automáticamente objeto de tratamientos abusivos inconstitucionales y casi nadie ha dicho o hecho nada sobre éso.

Esta falta de acción es la principal causa por la que nuestros derechos y libertades están en peligro. Las dos administraciones de Bush y e Obama han despojado el ideal de América como una democracia libre. Un presidente fue muy criticado pero muy obedecido y el otro es obedecido sin apenas ninguna protesta.

Sólo los más comprometidos y los eternos optimistas Obamitas pueden decir que nuestro sistema político ha producido los grandes cambios que su ídolo declaró que iban a llegar. En realidad, nuestras libertades están aún más en peligro con un presidente Demócrata, cuya popularidad está basada en la falsa creencia de que los Demócratas son los mantenedores de la paz y la justicia cuando de hecho son la otra cara de la misma moneda corrupta.

La Policía Fronteriza ha escogido llevar a cabo estas prácticas en sólo unos pocos sitios, pero en realidad podrían usar la regla de las 100 millas en Nueva York, Detroit, Miami, San Diego o Seattle. Si deciden hacerlo, podrían pedir identificación a cualquier pasajero del bus o de los trenes de Nueva York.

El dicho dice que una rana saltará fuera si se la hecha en un olla con agua hirviendo pero se la cocinará viva si se sube la temperatura despacio. Si éso es verdad, los Americanos se han convertido en ranas y estamos siendo cocinados.

Margaret Kimberley es una periodista del Black Agenda Report. Ms. Kimberley vive en la ciudad de Nueva York, y se le puede contactar por e-mail al Margaret.Kimberley@Black.Agenda.Report.Com.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net