worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



AL MOVIMIENTO ANTIBÉLICO
DE ESTADOS UNIDOS:

17 de diciembre de 2008

    “Si uno no se le opone a esto y no se moviliza para pararlo, aprenderá —o se verá obligado— a aceptarlo”.

    de la Convocatoria ¡Fuera Bush y su gobierno!, 2005

Barack Obama está mandando a otros 20,000 soldados a Afganistán.

Un movimiento antibélico que no actúa inmediatamente para oponerse a la doctrina Obama de llevar el frente central de la guerra contra el terror a Afganistán, no merece llamarse un movimiento antibélico.

Leer más....


Gira:
¡NO SOMOS TUS SOLDADOS!


Leer más....

Mucho está en juego en el juicio cruel e injusto de Bradley Manning

4 de junio de 2013 | Periódico Revolución | revcom.us

El juicio de Bradley Manning está programado para el 3 de junio en el Fuerte Meade en el estado de Maryland. Manning es un soldado raso del ejército de Estados Unidos a quien le han acusado de 22 violaciones del "Código Uniforme de Justicia Militar".

Ya han mantenido preso en aislamiento a Manning por tres años, incluyendo 11 meses en la mazmorra de aislamiento que Juan Méndez, el relator especial sobre la tortura de la ONU que investigó oficialmente las condiciones de Manning, describió como "crueles, inhumanas y degradantes". Manning dijo acerca de esos 11 meses, "Recuerdo haber pensado, 'me voy a morir'… Estoy atrapado dentro de esta jaula. Solo pensaba que iba a morir en esa jaula. Y así lo veía: una jaula para animales".

Los cargos contra Manning se basan en la acusación de que filtró casi 500.000 documentos clasificados del gobierno, los que luego publicó el sitio web WikiLeaks. Muchos de esos documentos y archivos desenmascaran los crímenes de guerra que cometieron el gobierno de Estados Unidos y su ejército en Irak y otras partes. Entre los documentos filtrados por los cuales han acusado a Manning se encuentran el video Asesinato colateral, Partes de guerra de Afganistán, Partes de guerra de Irak, cables de embajadas de Estados Unidos y expedientes de Guantánamo. Todos contienen evidencia condenatoria de las atrocidades, encubrimientos y engaños de Estados Unidos.

La acusación más grave contra Manning alega que "ayudó al enemigo". Si lo condena de este cargo, puede recibir una sentencia de cadena perpetua sin la posibilidad de libertad condicional.

Y si no lo condenan de ese cargo, Manning enfrenta 20 otros cargos que podrían resultar en más de 150 años en la prisión. Ya se ha declarado culpable del cargo menos grave de "perjudicar el buen orden y disciplina del ejército", el que lleva una sentencia máxima de 20 años.

En febrero de 2013, lo llevaron de su celda a una sala de tribunal militar, donde él leyó una larga declaración de sus motivos para alistarse en el ejército, cómo y por qué llegó a ser analista de inteligencia en el ejército y, en especial, por qué mandó los archivos oficiales a WikiLeaks. Manning dijo que lo hizo a fin de poner al descubierto "lo que pasa y por qué pasa" y para "estimular un debate sobre la política extranjera".

A pesar de que Manning se declaró culpable de ciertos cargos, el gobierno está decidido continuar con los cargos que podrían meterlo en prisión de por vida.

El desenmascaramiento de los crímenes de guerra


Llevan a Bradley Manning al tribunal militar en el Fuerte Meade, Maryland, el 21 de mayo de 2013.
Foto: AP

Tal vez el archivo más escandaloso sea el video Asesinato colateral de Bagdad de 2007. Muestra a unos soldados estadounidenses en un helicóptero Apache que tirotean y matan a 11 civiles iraquíes que no respondieron con fuego. Lesionaron gravemente a dos niños en una vagoneta que llegó tras la primera ronda de disparos; y mataron a su padre que había detenido el vehículo para ayudar a los ya lesionados. En la grabación se puede escuchar a los estadounidenses bromeando, riéndose y exultantes sobre la matanza que acababan de infligir. "¡Qué bueno! ¡Ja, ja, les di!... Hay un montón de cuerpos allá… ¡Simón! ¡Mire a esos hijueputas muertos!"

Entre los miles de documentos en la Parte de guerra de Afganistán se encuentran directivas que autorizaron a los equipos de fuerzas especiales, los Navy Seals y la Delta Force, a tomar decisiones por su cuenta para matar o capturar a los que eligieran como "blancos". Otros archivos descubrieron las políticas "Frago 242" por las que los estadounidenses e ingleses que dirigían la tortura de cautivos iraquíes podrían evitar toda responsabilidad.

En otras palabras, la persona que filtró esos videos vio algunos de los horrores sangrientos que las guerras de Estados Unidos contra Irak y Afganistán habían infligido sobre millones de personas. Esa persona llegó a entender que esas guerras se basan en mentiras y engaños y que tenía la responsabilidad de actuar. Esa persona le reveló al mundo los crímenes horribles que el gobierno de Estados Unidos quería tapar.

Acusan a Bradley Manning de ser esa persona, y ahora el gobierno se siente obligado a darle el mayor castigo posible como un ejemplo para los demás, inclusive aquellos en el ejército mismo, quienes se asquean por la realidad de los crímenes de guerra que su gobierno y las fuerzas armadas cometen de costumbre.

Quienquiera que filtró estos archivos es un héroe que actuó con gran valor, y su ejemplo ofrece un modelo e inspiración para cualquiera que presencie o participe en tales crímenes monstruosos.

Los verdaderos criminales


Unas tomas del video Asesinato colateral, el que acusan a Bradley Manning de haber filtrado. El video muestra a unos soldados estadounidenses en un helicóptero en Bagdad en 2007 baleando y matando a 11 civiles iraquíes.

Durante los últimos 12 años, Estados Unidos ha perpetrado un derrame de sangre que empapa el suelo árido de Libia a Pakistán. En particular durante ese período desde que George W. Bush y Cía. comenzaron una "guerra global contra el terror", las fuerzas militares y organismos de espionaje estadounidenses han infligido un sinnúmero de atrocidades (crímenes de lesa humanidad) sobre los pueblos de Irak, Afganistán, Pakistán, Yemen, Somalia, Libia y otros países.

Este embate estadounidense ha matado directamente a más de 100.000 personas; una cantidad incontable de personas más han muerto por enfermedades y sufrimiento debido a estas guerras. Cientos de miles más han perdido extremidades o resultado lesionados, traumatizados y enfermos. Las poblaciones de todos esos países han presenciado la destrucción de sus granjas, hogares y medios para ganarse la vida. Millones han resultado "desplazados" por la guerra.

Pero los autores de esas atrocidades no han sido objeto de castigo. Aun antes de ocupar la presidencia, Obama puso en claro que se oponía a toda investigación de la criminalidad con relación a los programas de tortura durante los años de Bush. Y desde que entró en la presidencia, ha mantenido cerrado el capítulo sobre los casos de tortura de la CIA, así asegurando que no castigaran a nadie por los horrendas crímenes dirigidas desde los niveles más altos del gobierno.

Lejos de tratarlos como criminales de guerra que enfrenten sentencias de por vida en la prisión, los altos dirigentes políticos y militares que organizaron, orquestaron y justificaron esos actos criminales tan monstruosos siguen siendo unos guardianes apreciados y respetados del sistema del capitalismo-imperialismo.

Colin Powell se paró ante la ONU y le mintió al mundo de que Irak amenazaba a sus vecinos con "armas de destrucción masiva"; pronto después de su discurso se dio una invasión masiva y la ocupación de Irak, la que aún continúa. George W. Bush, Dick Cheney y Donald Rumsfeld lanzaron invasiones de Afganistán e Irak y organizaron una red global de cámaras de tortura, violando las leyes internacionales así como las del mismo Estados Unidos

Ahora Colin Powell recorre el país dando conferencias sobre "el liderato" y recibe entre $100.000 y $200.000 por conferencia. En abril terminaron la construcción de una biblioteca bautizada con el nombre de George W. Bush en la Universidad Southern Methodist. Obama y los ex presidentes Clinton, Bush I y Carter asistieron a la inauguración de la biblioteca.

Barack Obama no sólo ha defendido y continuado el programa de guerra y tortura que sus predecesores iniciaron; ha expandido el bombardeo estadounidense sobre otros países y ha desarrollado las políticas de bombardeo por aviones no tripulados y de asesinatos de individuos selectos.

De la mano con los crímenes globales del sistema y del ejército que Obama comanda va su persecución y castigo de toda persona, como Bradley Manning, que supuestamente denuncie estas atrocidades. Como dijo el periodista/bloguero Kevin Gosztola en una entrevista que le hizo Revolución el año pasado: "La administración de Obama ha librado una guerra sin precedentes en contra de los que hacen denuncias o son responsables de 'filtraciones'. Ha procesado a más personas por supuestas filtraciones que todos los presidentes estadounidenses previos en su conjunto. A diferencia de la de Bush, la administración de Obama no simplemente toma represalias en contra de las personas que van a los medios de comunicación para decir la verdad de lo que hace el gobierno de Estados Unidos. Les levantan cargos y los someten a procesos. Hasta ahora, ha procesado a seis personas bajo la viciada y desfasada Ley Contra el Espionaje de 1917.

"Esta guerra en contra de los que hacen denuncias o han hecho divulgaciones ha creado un ambiente que resulta en que los empleados del gobierno estén muy renuentes a hablar con los reporteros o periodistas en su capacidad oficial. Coarta la libertad de expresión y la libertad de prensa. Hace que los medios de comunicación no se muestren deferentes hacia los que mandan. Para evitar que el gobierno los persiga por practicar un periodismo serio de investigación, los periodistas establecen relaciones cómodas con la esperanza de que les den de comer con el dedo unas primicias para poder armar libros exitosos…".

Una lucha política/jurídica en la que mucho está en juego

Acciones en apoyo de Bradley Manning

Se celebró un mitin popular en apoyo a Bradley Manning el sábado 1º de junio, en el Fuerte Meade, Maryland. Salieron autobuses contratados de Nueva York, Baltimore, Filadelfia, Willimantic, Connecticut y otras ciudades.

Del 1º al 8 de junio es una Semana Internacional de Acción por Bradley Manning, y se han programado actividades en Seúl, Toronto, Londres, Cardiff, Heidelberg y muchas otras ciudades del mundo y Estados Unidos. Vea más información en couragetoresist.org o worldcantwait-la.com/spanish.htm.

La publicación de los archivos en WikiLeaks constituyó un gran golpe internacional al este sistema de explotación y opresión global respaldado por la fuerza militar. Los que gobiernan en Estados Unidos quieren mantenerse entre sí y no ventilar en público los horrorosos actos de asesinato y destrucción; la guerra implacable contra las poblaciones civiles; la celebración alegre del asesinato en masa por parte de su tropa; el chantaje, el soborno y los encubrimientos que son el pan de cada día de "las relaciones diplomáticas" que Estados Unidos mantiene incluso con sus aliados; y otras cosas.

Muchísimo está en juego en el juicio de Bradley Manning. El sistema se dedica a infligir un castigo extremo sobre Bradley Manning, a fin de meterlo a la cárcel por mucho tiempo, quizás de por vida, y usar este castigo de una persona valiente como ejemplo a cualquiera que se atreva a desenmascarar los crímenes de su imperio. El valor y la resistencia de Manning durante los años de aislamiento y casi un año de tortura son testimonio de su fortaleza.

El abril de 2011, se le preguntó a Barack Obama sobre el arresto y la encarcelación de Bradley Manning. Aunque en ese momento ni siquiera le habían levantado cargos formalmente a Manning ni hablar de iniciar un juicio, Obama respondió: "Somos una nación de leyes. No dejamos que los individuos tomen decisiones sobre la aplicación de la ley. Él (Manning) violó la ley". En primer lugar, eso constituye un engaño e hipocresía monumental de parte de alguien que desobedece la ley y las normas internacionales a fin de meter a la cárcel y torturar a Bradley Manning, entre otras cosas, y ha tomado decisiones de costumbre a partir de una supuesta autoridad judicial de un "memorando secreto" para lanzar ataques asesinos de aviones no tripulados contra los civiles en varios países.

¿Pero cómo es posible que Bradley Manning reciba un "juicio justo" cuando el presidente, el "comandante en jefe" mismo, ya lo ha declarado culpable? ¿Qué pasó con "la presunción de la inocencia", la que supuestamente es una piedra angular del sistema de derecho estadounidense?

La continua persecución sádica de Bradley Manning revela mucho acerca de la manera en que Estados Unidos mantiene su imperio y sus temores y el vengativo castigo que pretende aplicar cuando quede al desnudo. Lejos de ser el paladín mundial de "los valores democráticos" como la libertad de expresión y la libertad de la prensa (lo que nunca dejan de proclamar los representantes de este sistema), un examen de lo que haya detrás de la fachada del sistema descubre una espantosa realidad de guerras asesinas, atroces crímenes de guerra encubiertos de costumbre y la dura persecución de aquellos que revelarían esos crímenes.

El gobierno está empecinado en silenciar y reprimir a todo individuo o medio de comunicación que denuncie la verdad acerca de los crímenes que comete el ejército estadounidense. Cualquiera que quiera que la verdad salga a la luz, que se denuncien y paren los crímenes de guerra y que se consiga la justicia tiene que exigir que se detengan la persecución de Bradley Manning, se anulen los cargos y que se le ponga en libertad.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net