worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Uzair Paracha, víctima de las mentiras torturadas del terrorismo es liberado de la prisión estadounidense, ¿Por qué su padre continúa detenido en Guantánamo?


Hay una imagen que se mezcla con Guantánamo: el prisionero mas viejo, Saifullah Paracha y su hijo Uzair quien acaba de ser liberado apenas de una prisión estadounidense, donde sirvió 14 años de una sentencia de 30, por falsas acusaciones de una supuesta conexión con Al Qaeda que era inexistente, de la misma manera que ocurre con su padre y para quien no parece haber señal alguna de ser liberado, si es que alguna vez pudiese haberla.

Andy Worthington
Close Guantánamo
23 de marzo de 2020

Traducido del inglés para El Mundo no Puede Esperar 24 de abril de 2020

Para cualquiera que ha estado poniendo atención, no solamente a la interminable, injusta y triste saga de Guantánamo sino también a las historias de otros detenidos, en esta enredada telaraña de la “guerra contra el terror”, el reciente anuncio de la liberación de Uzair Paracha, un ciudadano Pakistaní, de una prisión estadounidense y su consecuente repatriación después de 17 años encerrado, por la decisión de un juez que lanzó sus propias convicciones fuera de la corte, es una noticia extraordinariamente positiva.

Si hay algún tipo de justicia, la liberación de Uzair Paracha debería asegurar igualmente, la liberación de Guantánamo de su padre, Saifullah, aunque por supuesto rara vez se ha observado tratándose de ésta base militar en Cuba, el menor atisbo significativo de justicia.

Conocí por primera vez la historia de Saifullah Paracha en 2006, mientras investigaba para mi libro, The Guantánamo files o,“Los archivos de Guantánamo” y en 2007, la historia de su hijo se atravesó en mi búsqueda, lo cuál me impulsó, a escribir un artículo sobre un posible pésimo manejo de la justicia; Guantánamo’s tangled web : Khalid Sheikh Mohammed, convicciones dudosas de los Estados Unidos y un hombre muriendo.

Saifullah Paracha, como lo explico en mi introducción de una publicación combinada en “Prisioneros por siempre: ¿un padre y un hijo fueron capturados equivocadamente, por la guerra contra el terror, de los Estados Unidos?” Un artículo de The Guardian escrito por Saba Imtiaz , en diciembre de 2018, habla de un hombre de negocios exitoso en Pakistán, con intereses y negocios alrededor del mundo, incluyendo los Estados Unidos, donde vivió durante los años 80, y a quien los Estados Unidos supone involucrado en complotar con Al Qaeda. Sin embargo, a pesar de haber aceptado que conoció a Osama Bin Laden en dos ocasiones; siempre negó estar involucrado con el terrorismo.

Mientras tanto, Uzair Paracha, se mudó a los Estados Unidos en febrero de 2003, se asentó en Brooklyn y fue arrestado sólo un mes más tarde por “involucramiento con terrorismo” como reportó el New York Times, la semana pasada, parafraseando al juez que dictaminó el caso. Como expliqué el año pasado, él fue sentenciado por proveer material de ayuda, y apoyo financiero a terroristas de Al Qaeda en noviembre de 2005, y en Julio de 2006, recibió una condena de 30 años. “Esta condena fue sorpresivamente desechada en julio de 2018, por el juez Sidney H. Stein, quien había sido el juez del caso original y había entregado esa condena de 30 años. El Juez Stein ordenó un nuevo juicio, después de concluir que permitir que continuara esta condena, sería “el manifiesto de una injusticia”.

El juez Stein, de manera correcta declaró que “el punto crítico siempre había sido llegar a saber si el Sr. Paracha actuaba con o sin el conocimiento de estar ayudando a Al Qaeda. Durante el juicio en 2005, el gobierno arguyó que, tal como Benjamin Weiser lo había descrito para el New York Times, Uzair Paracha y su padre, se habían encontrado con dos operativos de Al Qaaeda;- Majid Khan y Ammar Al- Baluchi-, y que Uzair había accedido a ayudar al Sr. Khan a obtener fraudulentamente documentos de inmigración, para llevar a cabo el plan de incendiar estaciones de gasolina en Estados Unidos.”

Weiser añadió que Uzair Paracha “testificó en el juicio que había dado algunos pequeños pasos para ayudar al Sr. Khan”, pero como lo muestra el registro de la corte, “él declaró que nunca supo que estos hombres fueran miembros de Qaeda. Y que si lo hubiese sabido, “Jamás los habría ayudado”.

Weiser añadió que, aunque el juez Stein había notado que Uzair Paracha “había dado a las autoridades variadas declaraciones, en momentos incriminatorio, acerca de su conocimiento de los miembros de Qaeda, en el juicio, Paracha dio argumentos convincentes al testificar y tal como lo dijo el juez Stein: “Porciones clave de su declaración eran falsas y nacían de ‘una combinación de miedo. Intimidación, y fatiga.’

De manera crucial, el juez Stein también aseguró que desde los años en que Uzaír Paracha había sido condenado, “nueva evidencia había salido a la luz: declaraciones no sólo del Sr., Khan y el Sr. Al-Baluchi, sino también del auto denominado arquitecto de los ataques del 9/11, de 2001, Khalid Shaik Mohammed.”

Todos los tres hombres habían sido capturados en la Prisión de la Bahía de Guantánamo desde septiembre de 2006, después de muchos años de tortura, en sitios negros de la CIA. Y, como lo anotó el juez Stein, sus declaraciones, que fueron “hechas frente a tribunales militares o en entrevistas con agentes federales, en palabras de The Times, contradicen directamente el caso del gobierno” sobre el hecho de que Uzair Paracha ayudó a Al Qaeda a sabiendas de que lo hacía”.

Como procedió a explicarlo Ben Weiser, “El Sr. Khan, por ejemplo, explicó a las autoridades, que no había expuesto sus lazos con Qaeda, al Sr. Paracha a quien él describía como inocente. Y el Sr. Mohammed, confesó abiertamente su responsabilidad en docenas de crímenes espantosos y entramados terroristas. No obstante, y como lo reconoce el Juez Stein, nunca mencionó al Sr. Paracha ni a su padre -quien había sido secuestrado, en agosto de 2003 en un viaje de negocios a Tailandia y había sido enviado a Guantánamo, después de un año en sitios negros, en septiembre de 2004.

“Dada esta nueva evidencia“, “añadió Weiser, el juez Stein, anotó que Uzair Paracha podía, con toda credibilidad, pedirle al jurado inferir su inocencia y su falta de conocimiento en todo este asunto, y concluyó que permitir que esa sentencia siguiera ejecutándose, sería una “Injusticia manifiesta”.

Uzair Paracha es liberado

En lugar de hacer un nuevo juicio, el gobierno de los Estados Unidos, liberó a Uzair Paracha, quien ahora tiene 40 años de edad y regresó en un vuelo a Pakistán, un viernes 13 de marzo, para reunirse con su familia como un hombre libre, después de que todos los cargos en su contra fueron retirados de acuerdo al archivo gubernamental que fue enviado el lunes 16 de marzo, y una declaración hecha por su abogado, Ramzi , un profesor de leyes en la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY).

Como lo explicó Ben Weiser, “A la liberación del Sr. Paracha, le siguieron meses de negociaciones secretas entre el gobierno y sus abogados. Y dejaron al gobierno dándole vueltas para encontrar una explicación plausible de por qué no se había procedido con un nuevo juicio. Como lo planteó Weiser, el gobierno había indicado en documentos para la corte, que no creían que la nueva evidencia exonerara a Paracha.” y que en 2018, los fiscales describieron al Sr. Paracha como un leal aliado simpatizante de Al Qaeda, y que su liberación constituía un peligro serio, para el público.

Esto fue una gran idiotez, de las más típicas. No obstante, como también explicó Weiser, por el tiempo transcurrido desde la última denuncia, el 16 de marzo, los fiscales concluyeron que “habían decidido no abrir otro juicio contra el Sr. Paracha, porque no les era posible revisar 14,000 documentos clasificados antes de la fecha del juicio, sin distraer recursos substanciales,de otras funciones importantes para el ejercicio de la ley y otras importantes de seguridad nacional.

Weiser dijo que esa revisión de documentos, “era necesaria para determinar si alguno de los archivos eran relevantes para el caso y deberían haberse entregado a la defensa mucho antes del 23 de marzo, el mismo día que habría sido el nuevo juicio, el cual el juez dijo, no pospondría. Sin embargo, con fiscales y agentes del FBI, cribando por meses todo el material generado por inteligencia de Estados Unidos y otras agencias militares en los años del primer juicio, el gobierno indicó al juez en noviembre, que sólo 6300 documentos habían sido revisados” permitiendo muy convenientemente no proceder con un nuevo juicio, el cual sólo podemos concluir hubiera resultado desastroso para ellos.

Para asegurar su liberación Uzair Paracha tuvo que aceptar “renunciar a su estatus como residente en los Estados Unidos”, pero como explica Ramzi Cassem, “el registro de Uzair está limpio y regresa a su casa en Pakistán como un hombre libre.”

En una declaración el mismo Uzair dijo, “Mis oraciones han sido respondidas” aunque añadió: “Es difícil para mí imaginar la vida fuera de prisión, de modo que me siento ansioso y también lleno de esperanza.” Al dar aún más explicaciones de lo que supuestamente motivó la liberación de Paracha en vez de hacer un nuevo juicio, el gobierno “aclaró que mas allá de la carga de revisar tantos documentos clasificados también había considerado la larga estancia en prisión del señor Paracha y su acuerdo para renunciar a su estatus de residente y abandonar el país.” Como lo describió Ben Weiser nada de lo que los fiscales declararon “el gobierno cree que retirar la acusación bajo las circunstancias presentadas es la mejor opción disponible para proteger al publico y preservar las acciones por la seguridad nacional.”

Mas adelante Ramzi Cassem explicó que,”en las discusiones tempranas de los fiscales, estos se ofrecieron a permitir al señor Paracha volver inmediatamente a Pakistán si se declaraba culpable de un cargo relacionado con terrorismo,”pero él rehusó tomar este trato.” En palabras de Kassem,”El señor Paracha fue inflexible porque quería ir a juicio para limpiar su nombre.” Otro de sus abogados Joshua L. Dratel, le dijo a The Times que él creía que el señor Paracha había sido exonerado en un nuevo juicio.”

Cassem también explicó que el gobierno “le hizo ofertas adicionales-como que el señor Paracha aceptara un cargo menor, por ejemplo- pero él lo rechazó,” y en vez de esto el otoño pasado el gobierno “accedió a la propuesta de la defensa que se convirtió en el cuadro de trabajo para el trato final”.

¿Cuándo será Saifullah Paracha liberado de Guantánamo

Desafortunadamente ahora que Uzair Paracha es un hombre libre no hay garantía de que su padre sea liberado porque, aunque las profundas dudas acerca de la confiabilidad de aquellos quienes bajo coacción lo acusaron de ser un conocido participante de Al Qaeda, podría también aplicarse para el caso en contra de Saifulah Paracha, la horrible verdad acerca de Guantánamo es que las sospechas son mucho mas consideradas que las evidencias convincentes.

Tal vez aquellos de nosotros a quienes nos importan nociones pintorescas como la veracidad de la evidencia como base para el encarcelamiento, podemos encontrar el modo de resaltar la injusticia de que Saifullah Paracha continúe en prisión, como desafortunadamente el único cuerpo encargado de revisar su encarcelamiento indefinido sin cargo ni juicio, la junta de revisión periódica para pedir una especie de libertad bajo palabra establecida bajo la administración del presidente Obama, se ha rehusado una y otra vez a recomendar su libertad, aún cuando no hay evidencia en su contra y es, además, el prisionero mas viejo de Guantánamo que sufre de condiciones médicas que amenazan su vida.

Si deseas saber mas acerca de la alta estima en la cual se tiene a Saifullah Paracha, tanto del personal de la prisión y sus compañeros , por favor lea: Saifullah Paracha: El padre amable, hermano y amigo de todo Guantánamo, un artículo del ex prisionero Mansoor Adayfi que publicamos de exclusivamente en 2018.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net