worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

El New York Times abandona su responsabilidad sobre Guantánamo

26 de noviembre de 2012
Andy Worthington

Traducido del inglés por
El Mundo No Puede Esperar
27 de diciembre de 2012

Esta semana, en su serie "espacio para el debate", el New York Times invitó a seis personas para debatir la cuestión: "Es tiempo de poner fin a los tribunales militares?" Y también hacer comentarios sobre si, en su segundo mandato, el presidente Obama debería "finalmente cerrar Guantánamo".

Por un lado, por supuesto, estaban los argumentos poderosos hechos por el presidente Obama para abandonar las comisiones militares - especialmente después de la reciente sentencia del Tribunal del circuito de DC, anulando una de las condenas en la turbulenta historia del sistema sobre Salim Hamdan - finalmente no pudo cumplir su promesa de cerrar Guantánamo, y era importante mantener estos argumentos expuestos en las páginas de The Times.

En "un experimento fallido", Andrea Prasow de Human Rights Watch declaró sin rodeos: "El experimento de Guantánamo ha fracasado", y agregó: "Los implicados en delitos graves deben ser procesados, pero in comprobada eficacia sistemas judiciales. Si el presidente se toma en serio el cierre de Guantánamo, tiene que trabajar con el Congreso para levantar las restricciones a la transferencia de los detenidos. Si el Congreso se niega, Obama debería usar su veto "- incluido en el Acta de Ley de la Defensa Nacional del año pasado, que Tom Wilner describió aquí.

Laura K. Donohue, profesora de derecho en la Universidad de Georgetown y directora en funciones del Centro de Seguridad Nacional y Ley, dio seguimiento a esto en "Nosotros, el pueblo debe juzgar", argumentando que existe una diferencia crucial entre las comisiones y los tribunales federales esta es que estos últimos permiten al pueblo estadounidense participar como miembros del jurado, y también proporcionan un control esencial de lo que los padres fundadores reconocieron como "los peligros de poner todo el poder legislativo, ejecutivo y judicial en las mismas manos".

En "Que se cierre por completo", Vince Warren, director ejecutivo del Centro para los Derechos Constitucionales, afirmó, "Guantánamo era un símbolo internacional de la ilegalidad y el abuso en 2008, cuando el recién elegido presidente Obama se comprometió a cerrarla, y lo sigue siendo hoy ". Llamó a las comisiones " un sistema de justicia de segunda clase con fines específicos, en que los acusados no tienen derecho a conocer a sus acusadores o incluso a ver las evidencias en contra de ellos y donde los rumores son admisibles", y señaló que el presidente Obama" harían bien en cerrar por completo este proyecto ilegítimo".

Sin embargo, también reconoció que los tribunales federales "no son inmunes a la política del día", y a el problema con un sistema en el que "[l] a mayoría de los procesamientos federales por terrorismo implican la vaga y resbaladiza acusación de apoyo material", en el que, para los musulmanes, el porcentaje de condenas es, sorprendentemente, casi del 100 por ciento. Esta situación, por tanto, debería ser abordada con urgencia si las comisiones se cerraran.

Por desgracia, en su deseo de objetividad y de un debate equilibrado - que, para ser franco, no es aconsejable cuando se trata de la herencia de una administración que hizo todo lo posible por mostrar desprecio por las leyes nacionales e internacionales y por los tratados - el Times pidió también a tres columnistas proporcionar puntos de vista opuestos: Glenn M. Sulmasy, profesor de derecho en la Academia de Guardacostas de EE.UU., Eric Posner, profesor de la Universidad de Chicago Law School, y, preocupantemente, Marc Thiessen, ex escritor de discursos para George W. Bush y Donald Rumsfeld, y un defensor no reformado de la anarquía de los años de Bush.

Sulmasy abogó por la necesidad de crear un nuevo sistema judicial en su artículo, "un tribunal mixto para un guerrero híbrido", y Posner, en "Los terroristas extranjeros son diferentes", pidió al Presidente que mantenga las comisiones, aunque reconoció los problemas que estas entrañan, señalando que "la detención indefinida es cada vez más difícil de sostener moral y políticamente, y esto parece haber llevado al gobierno de Obama a preferir los ataques aéreos a las capturas, una política cuestionable desde el punto de vista operativo, ya que priva a los Estados Unidos de inteligencia, por no hablar de las cuestiones morales". Él esperaba que "se pudiera haber elaborado algún sistema mejor, donde a los detenidos se les dieran más derechos, los observadores extranjeros desempeñan algún papel, las normas para la detención se fortaleciesen o el periodo de detención fuese limitado. "

Estos dos hombres al menos puede justificar sus posiciones, pero Thiessen, mientras se queja de los ataques con aviones no tripulados en su artículo, "No hay inteligencia sin detención", sólo lo hizo para quejarse de que la administración Obama "ha dado prioridad a matar a los principales líderes terroristas antes que tomarlos con vida para ser interrogados". Thiessen afirmó:" Tenemos que interrogar a los terroristas vivos para que nos digan sus conspiraciones y planes. Y eso significa que necesitamos un lugar para mantenerles." En esta ocasión no llegó a explicar que también cree que se debe utilizar la tortura con estos cautivos, pero no siempre ha sido tan reticente.

Aquí, en "Cerrar Guantánamo", creemos que es importante presentar los dos lados de la historia, pero también creemos que la legendaria "objetividad" de los medios liberales ha servido para oscurecer algunas verdades fundamentales que pueden ser arrastradas o ignoradas por la presentación de un supuesto punto de vista "equilibrado".

La verdad es que Guantánamo ha sido una prisión sumida en la propaganda negra desde el principio, y los que la defienden no necesitan ningún estímulo para su posición sin principios.

La verdad es que 86 de los 166 hombres que aún permanecen en Guantánamo fueron absueltos para ser puestos en libertad en 2009 por la Fuerza Interinstitucional de Tareas de Revisión para Guantanamo del presidente Obama - y que muchos de estos hombres fueron absueltos también para ser puestos en libertad durante la presidencia de Bush.

La verdad es que aún se mantiene debido a fallas por parte de la administración, y la obstrucción del Congreso y de los tribunales, y a que estos obstáculos deben ser removidos para que estos hombres pueden ser liberados, y esto debe ocurrir tan pronto como sea posible.

Entonces podremos mirar a los otros 80 hombres, y decidir qué tipo de juicio es mejor para aquellos a los que El Grupo de Trabajo recomiende someter a juicio (en la actualidad alrededor de 30 de ellos todavía mantenidos), y también decidir cuántos de esos hombres no pueden ahora ser llevados a juicio a causa de la reciente sentencia del Tribunal del Circuito de DC, anulando la condena de Salim Hamdan por proporcionar apoyo material al terrorismo.

Cuando los 86 presos absueltos sean puestos en libertad, también podremos preguntar por qué se considera aceptable que el resto de los otros 80 hombres - 46 en total - estén detenidos indefinidamente sin cargos ni juicio en la base de que las supuestas pruebas contra ellos no se puede utilizar en un tribunal. Eso significa que no hay pruebas, solo alguna mezcolanza poco fiable de información obtenida por medio de tortura y coerción, y la participación de múltiples rumores.

Primero, sin embargo, los 86 hombres absueltos necesitan ser liberados.

Para crear la presión para lograrlo las personas necesitan que se les diga por qué Guantánamo sigue siendo un experimento que nunca debería haber comenzado, y al que se debe poner fin de inmediato, y también necesitan que se les diga que, sobre la detención indefinida, como sobre la tortura, no hay "espacio para el debate".

Escribí este artículo para el sitio web “Close Guantánamo”, que cree en enero con el abogado estadounidense Tom Wilner. Por favor, únase a nosotros - sólo una dirección de correo electrónico es necesaria a ser contado entre los que se oponen a la existencia continua de Guantánamo, y para recibir información de nuestras actividades por correo electrónico.

Andy Worthington es el autor de The Guantánamo Files: las historias de los 774 detenidos en la prisión ilegal de América (publicado por Pluto Press, distribuidas por Macmillan en los EE.UU., y disponible en Amazon.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net