worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

La nueva preocupante política de Trump en Guantánamo: dejar morir a los detenidos en huelga de hambre

Andy Worthington
andyworthington.co.uk
10 de octubre de 2017

Inquietantes noticias desde Guantánamo, vía Reprieve, la organización de derechos humanos. El día de ayer, en un comunicado de prensa, Reprieve explicó que las autoridades de Guantánamo han dejado de alimentar forzadamente a los detenidos en huelga de hambre, una práctica que ha existido por diez años, debido a una nueva política de la administración de Trump.

Los detenidos llevan en huelga de hambre casi desde que la prisión abrió y en el 2013 la huelga masiva llamó la atención mundial condenando la falta de acción por parte del ex presidente Obama para cerrar la prisión, promesa que hizo en su segundo día de mandato. Obstaculizados por los republicanos y sus leyes, quienes han levantado impedimentos considerables para liberar prisioneros, Obama optó por no desafiarlos y por hacer nada al respecto. La huelga de hambre cambió todo eso, pero al final del 2013, después de retomar la liberación de un grupo de detenidos, las autoridades en Guantánamo dejaron de reportar el número de hombres en huelga de hambre.

De acuerdo con Reprieve, desde entonces, algunos prisioneros han continuado con sus huelgas de hambre, “pacíficamente protestando la falta de cargos o juicio” aunque poco se ha escuchado por parte de ellos, con solo un ejemplo reportado en los últimos años: el de Sharqawi al-Hajj, un yemení detenido sin cargos ni juicios en Guantánamo desde septiembre del 2004, del cual escribí el mes pasado, cuando, pesando solo 104 libras (alrededor de 50 kg) y negándose a ser forzosamente alimentado, “perdió la conciencia y requirió de hospitalización de emergencia”.

Explicando la política de alimentación forzada en la prisión, Reprieve declaró que “la práctica de 10 años ha sido alimentar de manera forzada a quienes han perdido una quinta parte de su peso”. Sin embargo, le dijeron a Reprieve que, el pasado septiembre 20 “un nuevo oficial médico superior (SMO) detuvo la alimentación forzada y dejó de monitorear su salud, como era indicado hacer”.

Los números permanecen clasificados, pero Reprieve sugiere que incluyen a seis detenidos de “bajo valor”, en otras palabras, seis de los veintiséis hombres que no están en juicio (diez hombres están o estuvieron en este proceso) o que no han sido aprobados para liberación (cinco otros hombres están en esta categoría).

Reprieve también explicó que uno de los hombres en huelga es Ahmed Rabanni, un paquistaní que ha sido detenido sin cargos ni juicio desde septiembre del 2002. Él ha estado en huelga desde el 2013 y se reporta que pesa solo 95 libras (alrededor de 40 kg) y sufre de hemorragia interna.

Otro prisionero en huelga es Khalid Qassim, también detenido sin cargos ni juicio desde el 2002 y también en huelga desde el 2013. No ha comido desde septiembre 20 y, dos semanas después, les dijo a sus abogados en Reprieve: “No puedo caminar, me duelen las articulaciones y mis caderas duelen demasiado”. Reprieve explicó que su nivel de glucosa bajó a 55.

Khalid Qassim también declaró que “antes las autoridades médicas en Guantánamo decían “vamos a cuidar tu salud, tus alimentos o tu peso, tu salud es importante, si estás en malas condiciones necesitas ser alimentado de manera forzosa” pero después del día 20 dejaron de decirlo”.

Reprieve también explicó que los detenidos les dicen que “la nueva política, que es combinada con ofrecerles charolas de comida, está diseñada para obligarlos a terminar con la huelga”.

Ahmed Rabbani dijo “yo no quiero morir, pero después de cuatro años de protestar pacíficamente, difícilmente me voy a detener solo porque ellos me digan que tengo que hacerlo. Me detendré cuando el presidente Trump libere a los detenidos que han sido aprobados para liberación y que permita a los demás tener un juicio justo”.

En respuesta a esta noticia, Shelby Sullivan-Bennis, una abogada con Reprieve quien representa a detenidos en Guantánamo, dijo “esta nueva política de Trump no debería ser implementada en secreto. No solamente morirán los detenidos como resultado de una protesta pacífica, sino que sus muertes dispararán aún más enojo si el ejército coacciona manipulando su tratamiento médico. La administración de Trump debe urgentemente permitir a los médicos independientes examinar a estos detenidos antes de que sea demasiado tarde”.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net