worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Diciéndole a Donald Trump que cierre Guantánamo: mi reporte sobre las inspiradoras 24 horas de protesta y resistencia en Washington D.C. en el 16 aniversario de la apertura de la prisión

Andy Worthington
Andy Worthington.co.uk
14 de enero de 2018

Traducido del inglés por El Mundo No Puede Esperar 25 de enero de 2018

El pasado jueves 11 de enero fue el aniversario número 16 de la apertura de Guantánamo y, para marcar la ocasión, vía la campaña Close Guantánamo que co fundé, junto con el abogado Tom Wilner, en el 2012, una iniciativa nueva: el Gitmo Clock que cuenta cuánto tiempo ha estado abierta la prisión de Guantánamo. Al día del aniversario eran 5,845 días. Estamos animando a la gente, durante el año, a imprimir el reloj, tomar una foto con la impresión y mandárnosla para subirla a la página web y compartirla en las redes sociales.

Llegué a Nueva York desde Londres el 8 de enero para mi ocha visita anual, para hacer un llamado al cierre de Guantánamo el día del aniversario de su apertura y el miércoles 10 tomé el autobús hacia Washington para el evento de la noche y para tomar parte en la protesta y panel de discusión el día posterior.

Todas fueron ocasiones maravillosas e inspiradoras que nos dieron un antídoto edificante para la ansiedad y miseria de la vida bajo Donald Trump, como la cabeza repulsiva y disfuncional de un gobierno republican sin corazón.

El evento del 10 de enero “There is a Man Under that Hood: Closing Guantánamo and Ending Torture in the Age of Trump” en el Impact Hub de Washington D.C fue el lanzamiento del maravilloso libro con fotografías de Justin Norman, el director de medios para Witness Against Torture, en donde ilustra las palabras de Luke Nephew del grupo Peace Poets en el Bronx. Estuve encantado de que me pidieran hablar en el evento junto con Kathy Kelly de Voices for Creative Nonviolence y Aliya Hussain del CCR (Center for Constitutional Rights) antes de que Luke, Frank López y Enmanuel Candelario de Peace Poets subieran al escenario a recitar poderosas piezas, incluida, por supuesto, la de “There is a Man Under that Hood” que puedes ver aquí después de ser grabada hace tres años en la protesta afuera de la Casa Blanca.

Después del evento, regresé brevemente a la iglesia en donde los activistas de Witness Against Torture permanecieron durante su campaña de tres semanas, enfocando su energía durante el ayuno, en los aún detenidos en Guantánamo. También tomaron acciones creativas todos los días, enfocándose en instituciones capitalinas que tienen asociación con Guantánamo o con asuntos relacionados que involucran, por ejemplo, el racismo, la islamophobia y el sistema penitenciario. Al pasar de los años pasados, he llegado a considerar amigos a muchos activistas de Witness Against Torture y ese día tuve una gran conversación con algunos de ellos, incluyendo a Ken Jones, Brian Terrell y Martin Gugino, antes de regresar al lugar en donde me hospedaba con John y Debby Hanrahan, que han apoyado enormemente a los activistas visitantes y con quienes me he quedado en varias ocasiones.

El jueves en la mañana estaba encantado con el clima soleado y calientito y después de pasar nuevamente por la iglesia, llegué a la protesta anual en frente de la Casa Blanca con Kathy Kelly. La Casa Blanca de Trump es impactante, con barreras extras erigidas alrededor, un aumento considerable de policías presentes e incluso, por primera vez, la presencia de individuos con vestimenta que decía en letras grandes “Servicio Secreto, que en mi opinión, contradicen el punto.

La impresión que esto me dio fue de paranoia por parte de Trump y un reconocimiento tácito de su baja popularidad, pero en realidad, claramente, era ligeramente estresante y me contaron que los organizadores habían llegado a cierto punto de conflicto con las autoridades al llegar al punto de protesta para instalarse.

De cualquier manera, cuando comenzó, fue una ocasión ponderosa, con muchas más personas participando que en otros años anteriores y con, yo creo, una concentración de energías y un tipo de enojo colectivo en este primer año de legado repulsivo de Donald Trump, durante el cual cerró la puerta al asunto de Guantánamo y durante el cual ha estado promoviendo discursos racistas, xenófobos, islamofóbicos con frecuencia, desde la prohibición de viaje de musulmanes a su país hasta el comentario absolutamente desgraciado de “pozo de mierda” acerca de los países africanos, Haití y El Salvador el día de nuestra petición de cierre de la prisión.

Estuve encantado de ser invitado a ser el primero en hablarle a la multitud y cuando lo hice, estaba sorprendido de descubrir que la decepción de los años de Obama fue sustituida por enojo genuino, incluso rabia, hacia la obstrucción racista de Trump y su poca desgraciada capacidad para ser presidente. Mi discurso conmovedor fue grabado por Justin y espero que salga pronto junto con otros videos de los demás oradores, junto con quienes enfocamos nuestras energías de una manera tan poderosa sobre la Casa Blanca y la necesidad de cerrar Guantánamo de una vez por todas.

Mientras los activistas vestidos de naranja se organizaban en nombre de los 41 hombres que siguen encerrados, cantamos nuestras canciones de liberación, particularmente “A beautiful sound” por the Peace Poets fue claro que, a diferencia del año pasado, mientras estábamos entre Obama y Trump, este año nuestra concentración fue infalible, así como lo es nuestro descontento y la desaprobación como presidente y espantoso ser humano que es Trump, ahora dueño de Guantánamo.

Aquí pueden ver el vídeo de Associated Press via YouTube de Pardiss Kebriaei del Center for Constitutional Rights, del ex agente de la NCIS Mark Fallon, autor de Unjustifiable Means: The Inside Story of How the CIA, Pentagon, and US Government Conspired to Torture y de su servidor.

Posteriormente seguí mi camino hacia la esquina de la Casa Blanca hacia el “tanque de pensamiento” de New América en donde, cada año, Tom Wilner, el otro co fundador de Close Guantánamo y yo hacemos un panel de discusión con uno o dos invitados. Este año, para el “Guantánamo under Trump”, nos acompañó Karen Greenberg, la directora del Center on National Security at Fordham Law School en New York, quien ha estado en otras ocasiones con nosotros.

Me encantó darme cuenta de que la audiencia era mucho más grande que la de otros años y que una sesión de preguntas y respuestas en vivo siguió nuestras presentaciones. El vídeo se encuentra aquí via YouTube. El vídeo empieza ya con 11 minutos y para mí la sección más conmovedora es donde Tom describe su primera vistia a la prisión en cinco años para conocer a Khalid Qassim, a quien representa con Reprieve en un esfuerzo para desestimar las vergonzosas apelaciones y decisiones de la corte que en 2010 y 2011 esencialmente eliminaron el habeas corpus para los detenidos.

Poderosamente Tom describe la burocracia militar zombi, que continúa a comportarse como si prisioneros como Qassim, que no fueron más que soldados rasos talibanes y que sigue detenido porque históricamente se resistió su detención ilegal en Guantánamo portándose mal, son considerados amenizas mortales, lo cual no son. En Guantánamo, cuando le ha sido permitido expresarse, ha demostrado ser un talentoso artista, pero para mí, el momento más revelador es cuando Tom explica lo delgado que es (pesa la mitad de lo que pesa un hombre normal, después de años de huelga de hambre en protesta a su detención sin fin sin cargos ni juicio). Siempre que los huelguitas de hambre de Guantánamo, esqueléticos, son mencionados, no puedo más que reflexionar acerca de lo impactante que sería para el público si una foto de un hombre parecido a un judío en un campo nazi de concentración, se filtrara.

El Viernes regresé a Nueva York con Matt Daloisio y Jeremy Varon de Witness Against Torture, para estar una semana y regresar al Reino Unido después del primer aniversario de Trump como presidente con la esperanza de ver protestas ese día como la marcha de las mujeres del año pasado.

Si estás en Nueva York, me encantaría verte el jueves 16 de enero en la tarde en Libros Revolución en Harlem, en donde estaré hablando acerca de “Guantánamo, Torture, and the Trump Agenda”, una reflexión de mi investigación y trabajo de 12 años acerca de la prisión de Guantánamo y sus prisioneros, acerca de cómo he trabajado para que cierre y acerca de lo que Podemos hacer este año para que ese sueño se convierta en una realidad.

Espero verte ahí y no dudes en ponerte en contacto si quieres entrevistarme o si quieres hacer arreglos para algún otro evento conmigo, ya sea como orador o si me das la oportunidad para tocar algo de mi música en relación con Guantánamo, el programa de tortura de Estados Unidos y otros asuntos relacionados con derechos humanos y justiciar social.

Andy Worthington es un reportero e investigador independiente, activista, autor, fotógrafo, cineasta y canta autor (líder y principal compositor del grupo londinense The Four Fathers cuya música se encuentra disponible en Bandcamp). Es el co-fundador de la campaña Close Guantánamo y de la iniciativa Donald Trump No! Please Close Guantánamo lanzada en enero del 2017, es el co-director de We Stand With Shaker para la liberación de Shaker Aamer, el último residente británico en Guantánamo, quien fue finalmente liberado el 30 de octubre del 2015, y autor de The Guantánamo Files: The Stories of the 774 Detainees in America’s Illegal Prison (publicado por Pluto Press, distribuido por la University of Chicago Press en Estados Unidos y disponible en Amazon, incluida la edición Kindle. También publicó otros dos libros: Stonehenge: Celebration and Subversion y The Battle of the Beanfield . Es, también, co-director del documental Outside the Law: Stories from Guantánamo junto con Polly Nash (disponible en DVD aquí o aquí para los Estados Unidos).


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net