worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

La naturaleza cambiante de la tiranía

Curt Wechsler | 14 de febrero de 2018

Traducido del inglés para El Mundo no Puede Esperar 23 de febrero de 2018

Ya sea que Trump/Pence sea una réplica directa del régimen nazi tiene poca relevancia comparada con los cambios serios que representa”, argumenta Henry Giroux de Truthout. “Cuando la gente en el poder y con influencias se mantiene en silencio ante las “políticas implacables y las mentiras” de la administración de Trump, promueven la violencia expresa característica de los regímenes autoritarios: limpieza racial, militarismo sin control y guerra de clases. La primera baja de la era de Trump es la verdad, la segunda es la responsabilidad moral, la tercera es lo que queda de la justicia y la cuarta es el incremento masivo en la miseria humana y sufrimiento de millones de personas”.

Trump es una amenaza siniestra para la democracia y la vida”, observa Masha Gessen, escritora del The New Yorker. “Meramente mitigar el daño hecho por la ascendente postura anti inmigrante no es suficiente”. Ella enmarca el asunto de la inmigración en lo moral antes que en lo económico (que los inmigrantes son gente buena que beneficia la economía). El acercamiento de Gessen habla de “la responsabilidad americana en un mundo en el que decenas de millones de personas han sido desplazadas por la guerra, el hambre y la violencia”.

“Esto significaría hablar no solo acerca de los refugiados de haitianos o salvadoreños que están siendo deportados de Estados Unidos, sino de los cientos de miles de refugiados sirios y yemenís que no tienen esperanza alguna para entrar a lo que es el país mejor apto para darles refugio. Podría ser el indicio del futuro de un planeta que se está convirtiendo en un lugar no adecuado para que los humanos habiten y de la responsabilidad americana hacia aquellos que pierden sus hogares como resultado de esta incapacidad. Significa, incluso, el cuestionamiento de la premisa de que tener la suerte tonta de nacer en Estados Unidos le da a un grupo de gente el derecho de decidir quiénes entran”.

El historiador británico Richard Evans nota que hay más de una manera de destruir una democracia (enviar tropas a las calles, contaminar estaciones de radio y arrestando políticos). “Incluso si Hitler no fuera directamente elegido para gobernar, su nombramiento como líder del Reich era legal y constitucional”. El intento de Donald Trump de triturar las normas políticas y sociales fue claro desde el principio: “En las primeras semanas del régimen de Trump y Pence, han empezado a subvertir la separación de poderes y la separación entre la Religión y el Estado”, lee el desplegado de RefuseFascism.org Un llamamiento a la acción:

“…han clamado por una nueva carrera armamentista nuclear, han satanizado a la prensa y han desechado el mismo concepto de la verdad reemplazándola con sus propios “hechos alternativos” inventados. Ya se puede decir de Trump y Pence que “primero vinieron por” los musulmanes, luego los mexicanos, luego todos los refugiados, luego las mujeres, luego los negros y latinos, las personas LGBTQ, el medio ambiente y todo aquel que no se conforme o no se someta a su visión y plan para una nación unida en torno a la supremacía blanca y una forma política del fundamentalismo cristiano que con razón se puede llamar fascismo cristiano”.

z-thumb-autox317-3047

“Hoy en día, los movimientos fascistas y neo fascistas están incrementando”, advierte el educador de estudios sociales Alan Singer. Aquellos que dicen que “aquí no pasa eso”, nos recuerdan que la amenaza doméstica en Estados Unidos antes de la Segunda Guerra Mundial era muy real: el 20 de febrero de 1939, alrededor de 22,000 fascistas americanos llevaron a cabo una marcha “pro-alemana, pro-nazi” en el Madison Square Garden de Nueva York. El fotógrafo John Gutmann documentó un evento similar en San Francisco City Hall en 1935 (fotografía). Marchas similares de llevaron a cabo en todo el país.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el Departamento de Guerra de Estados Unidos publicó un memorando llamado "Fascism!" que declaraba que “el fascismo no es la cosa más fácil de identificar o analizar, o ya en el poder, de destruir…es importante para nuestro futuro y el del mundo que la mayor cantidad de gente posible comprenda las causas y prácticas del fascismo para combatirlo”.

“Lo que hace posible que alguien como Trump obtenga el poder y se mantenga ahí, es obtener la lealtad de gente, tanto votantes y políticos , que no siendo supremacistas blancos, más o menos creyentes en la ley, están dispuestos a juntarse con racistas y gente que quebranta la ley si eso es conveniente para ellos”, escribió el columnista del New York Times, Paul Krugman en un artículo de opinión acerca de la sentencia (y posterior perdón por parte del presidente) del sheriff Joe Arpaio, conocido supremacista blanco.

Las políticas autoritarias que actualmente sufrimos no son estáticas, el fascismo avanza por etapas. El alojamiento, la conciliación e incluso la colaboración, sirven para normalizar crímenes contra la humanidad perpetuados en nuestro nombre. “Si bien el régimen de Trump y Pence actúa rápidamente, aún no han consolidado completamente su régimen, ni tampoco han podido implementar su programa completo”, dice RefuseFascism.org>, “pero eso es su objetivo y es muy posible. Tal vez sólo requiera una sola crisis fuerte, internacional o nacional, para que este régimen apriete el gatillo. No nos queda mucho tiempo.”

¡Dona aquí para fortalecer el movimiento a expulsar al régimen de Trump y Pence!


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net