worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Nada de esto tenía nada que ver con “liberar” a los iraquíes

El Mundo no Puede Esperar | 10 de diciembre de 2016

Traducido del inglés para El Mundo no Puede Esperar 9 de enero de 2017

Trece años después que la coalición de fuerzas del oeste invadieran y ocuparan el Estado soberano de Irak, el mundo está todavía esperando la retirada de las tropas de Estados Unidos. Estamos convencidos que la intención de los Estados Unidos no es “salvar” a los iraquíes, sino avanzar según su propia agenda.

La Oficina de Planes Especiales (Office of Special Plans) fue creada por la Secretaría de Defensa de Rumsfeld para lograr la invasión de Irak. “La oficina ha sido acusada de recolectar, investigar los antecedentes y diseminar información de inteligencia completamente afuera del aparato normal de inteligencia” dice el congresista David Obey. “De hecho, parece que la información recolectada por esta oficina no fue ni siquiera compartida con agencias establecidas de inteligencia y en numerosas ocasiones fue pasada al Consejo de Seguridad Nacional y al presidente sin ser investigada o corroborada con alguien más que no fueran nombrados políticos”.

Mentiras del gobierno fabricadas para justificar la intervención militar en Irak han sido ampliamente expuestas, con terribles consecuencias de una interminable guerra en el Medio Oriente continúan siendo el combustible para una guerra entre Jihad por un lado y el imperialismo occidental del otro.

En el interés de confrontar la verdad acerca de esto y otros sórdidos episodios en la historia de Estados Unidos, Periódico Revolución publica "Crimen Yanqui" como una regular característica de revcom.us.

Crimen Yanqui: Caso # 70: “Operación Libertad Iraquí” de 2003

EL CRIMEN: A las 10:15 pm del 19 de marzo de 2003, George W. Bush anunció al mundo: “A esta hora, las fuerzas estadounidenses y de la coalición están en las primeras etapas de las operaciones militares para desarmar a Irak, liberar a su pueblo y defender al mundo del peligro grave”.

Mientras Bush hablaba, bombas y misiles estadounidenses llovían sobre Irak. Unas 160.000 tropas —la gran mayoría tropas yanquis— estaban preparadas para asaltar el país por tierra. Veintiún días después, tras una invasión tipo blitzkrieg y unas 27.000 bombas, los Estados Unidos habían tomado el control de las principales ciudades de Irak. Bagdad, capital de Irak, cayó el 9 de abril. El régimen baathista de Saddam Hussein fue depuesto y los Estados Unidos tomaron el control del país. El 1 de mayo, de pie sobre la cubierta del portaaviones U.S.S. Abraham Lincoln frente a una gigantesca bandera “Misión Cumplida”, Bush declaró que “las operaciones de combate más importantes” habían terminado.

El gobierno, el ejército y los medios de comunicación estadounidenses describieron esta operación, con sus bombas y misiles de “precisión”, como limpia y quirúrgica. Los Estados Unidos se negaron a contar o divulgar cifras de víctimas civiles. Se difundieron ampliamente imágenes de iraquíes dando la bienvenida a las fuerzas de la coalición como “libertadores”.

Pero en realidad, miles de civiles iraquíes murieron y resultaron heridos. Durante los combates más intensos en Bagdad y sus alrededores, más de cien pacientes por hora inundaron los hospitales. Había muchos casos de tropas estadounidenses disparando contra personas en automóviles y camiones. Resultó que los planificadores militares yanquis designaban ciertas áreas como “cajas de matanza”: zonas de cuadrículas en las que los pilotos yanquis tenían órdenes para bombardear y disparar contra cualquier cosa que se moviera. En total, Iraq Body Count (Número de Bajas Iraquís) calcula que unos 7.415 civiles iraquíes murieron durante la fase de invasión de la guerra en marzo y abril.

Pero lo anterior fue sólo un pequeño vislumbre de los espeluznantes horrores que la invasión yanqui, su ocupación de nueve años y las secuelas iban a desencadenar. Los Estados Unidos destruyeron el estado baathista de Hussein, y luego instalaron un régimen reaccionario, dominado por los chiítas. Esto desató toda clase de fuerzas reaccionarias luchando por una parte del poder. Esto incluyó una insurgencia armada basada en sunitas, yihadistas fundamentalistas sunitas (que posteriormente formaron ISIS, o el Estado Islámico) y milicias chiítas respaldadas por Irán. Estados Unidos ha intentado hacer que estas varias fuerzas se combatieran entre sí, y otras potencias regionales también han entrado en la batalla por el futuro de Irak.

El resultado concreto: el pueblo iraquí ha sufrido de manera increíble gracias a la invasión y ocupación de Estados Unidos, y todas las fuerzas reaccionarias y la guerra que desataron.

El daño ha sido asombroso en sus dimensiones, su magnitud y su duración. Iraq Body Count ha documentado entre 168.239 y 187.378 muertes civiles por violencia y 251.000 muertes violentas totales incluidos combatientes entre 2003 y septiembre de 2016. Otros estudios sobre el número de muertos directos e indirectos de la guerra (debido, por ejemplo, a la destrucción e interrupción de los sistemas de agua y electricidad, de la atención médica y de la producción de alimentos): 655.000 según un estudio de Lancet de 2006; 1 millón según un estudio de 2008 de Opinion Research Business (Negocio de Investigación de Opiniones); y otros cálculos actuales que alcanzan entre 1,2 y 1,4 millones de muertos. Más de 4,2 millones de iraquíes han resultado heridos y al menos 4,5 millones han sido expulsados de sus hogares. Las mujeres han sufrido terriblemente, directamente como resultado de la guerra así como de la ley sharia reaccionaria con sus leyes separadas y desiguales para las mujeres que ha impuesto el nuevo gobierno respaldado por Estados Unidos.

Y esta violencia reaccionaria por parte de varias fuerzas iraquíes, así como de los yanquis, continúa hasta ahora. En sólo el octubre de 2016, al menos 5.561 personas murieron y 2.463 resultaron heridas en Irak, una cifra desgarradora que apenas merece cobertura en la prensa estadounidense.

Léalo Aquí


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net