worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Una historia de horror de la vida real de las mujeres:
Ley de Arkansas obligaría a las sobrevivientes de la violación a notificar a los violadores antes de hacerse un aborto

19 de julio de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

Imagínese que le hayan agredido y violado. Y para hacer peor la angustia, se queda embarazada. Pero el horror no termina ahí. Para hacerse un aborto, ¡primero el estado la obliga a notificar al violador sobre el procedimiento!

Podría parecerse a una pesadilla salida de una novela sobre un futuro distópico. Pero se está dando hoy mismo, en Estados Unidos en el año 2017. El estado de Arkansas acaba de aprobar una ley contra el aborto que penaliza a la mujer cuando ella se haga un aborto sin antes notificar al que la embarazó, aunque haya sido un violador.

Lo que recalca la perversidad reaccionaria de esta ley, conocida como “Mandato sobre la Disposición del Tejido”, es que la modifica agregando una estipulación, llamada Ley de Disposición Final, que les da a los familiares de un difunto el derecho a decidir qué pasa con el cuerpo. De acuerdo a la nueva estipulación, que entrará en vigor a fines de julio, el feto abortado será considerado un miembro difunto de la familia, y el hombre que la embarazó tendría el mismo derecho que la mujer con respecto a la disposición del tejido fetal.

Esto es completamente indignante, y concuerda con las mentiras anticientíficas y fanáticas del movimiento antiaborto fascista cristiano de que el feto es un ser humano pleno con “derechos” y que el aborto es “homicidio”. ¡No! Un feto no es un bebé. El aborto no es homicidio. ¡La mujer no es incubadora — es un ser humano pleno!

Como ha señalado Bob Avakian:

Por increíble que parezca, en el siglo 21 algunas personas —entre ellas personas en posiciones de poder y autoridad— están decididas a obligar a las mujeres a parir, no importa la situación, los sentimientos ni el mejor criterio de esas mujeres mismas. Se trata de una manera de esclavizar a la mujer bajo los dictados de un opresivo sistema patriarcal de supremacía masculina; y de eso se trata en concreto lo que representan los crueles fanáticos decididos a privarle a la mujer del derecho al aborto. (De: “SOBRE ‘ACUERDOS DE PRINCIPIOS’ Y OTROS CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD”)

Si bien la nueva ley de Arkansas explícitamente no le da al hombre que impregnó a la mujer el derecho de obligarla a cancelar un aborto, la ley estipule que haya un acuerdo sobre el método para “disponer” del tejido fetal, y si el hombre no está conforme, podría presentar una demanda ante la corte. Si los doctores que practican abortos no le informan al hombre sobre la forma de disponer del tejido fetal, podrían ser objeto de penas criminales. Si obligan a una mujer a comparecer ante la corte por algo de esta índole, esto la podría obligar a aplazar el aborto más allá de la fecha en la cual es legal hacerse un aborto en Arkansas; hoy el estado prohíbe los abortos después de 22 semanas de embarazo.

Además del Mandato sobre la Disposición del Tejido, hace poco Arkansas adoptó otras tres leyes contra el aborto:

*Una prohibición al aborto en la modalidad de dilación y evacuación, un procedimiento sano y común para los abortos del segundo trimestre.

*Un requisito de que los proveedores de abortos le divulguen a la policía los datos personales de las pacientes menores de 17 años de edad y que guarden el tejido fetal de los abortos de esas pacientes como “prueba”.

*Un requisito de que los doctores que practican abortos obtengan “todo el historial clínico de embarazos” de una paciente, lo cual es una medida totalmente innecesaria y podría dejar que la mujer no pudiera hacerse el aborto antes de la fecha límite de 22 semanas.

Arkansas es un “líder” respecto a las leyes antiaborto estatales, pero no está solo. Si bien el aborto sigue siendo legal bajo la decisión Roe contra Wade de la Suprema Corte, una ráfaga de leyes estatales de los últimos años ha impuesto restricciones cada vez más onerosas al derecho al aborto. Tan sólo en los primeros tres meses del 2017, varias legislaturas estatales presentaron 431 medidas antiaborto, y cinco estados (Arizona, Arkansas, Kentucky, Utah y Wyoming) adoptaron 10 nuevas leyes que ponen más restricciones al aborto. Y el movimiento antiaborto sigue atacando y amenazando con violencia a las clínicas y a los doctores que practican abortos.

Y ahora en Washington, D.C. está en el poder un régimen fascista que está conduciendo a alturas totalmente nuevas la ya intolerable situación que las mujeres enfrentan bajo el sistema del capitalismo-imperialismo. Trump, el depredador en jefe, constantemente tuitea ataques asquerosos y violentamente misóginos, lo que contribuye a fomentar más una cultura de agresión sexual, crasa degradación y cosificación de las mujeres. Mike Pence, el líder fascista cristiano que le sigue a Trump, jura que “mandará a Roe contra Wade al basurero de la historia”.

existe una manera de hacer retroceder la escalada de ataques al derecho al aborto de las mujeres, y de romper todas las cadenas que someten a las mujeres bajo este sistema. Esto no sucederá cifrando las esperanzas en los demócratas, bajo cuya posición del aborto “legal pero poco común”, los fascistas cristianos siguieron cobrando fuerza e ímpetu. Pero sí puede suceder si se desarrolla una resistencia política masiva a la guerra antiaborto, como parte de un movimiento por una revolución real para derrocar al sistema de capitalismo-imperialismo en su conjunto a la mayor brevedad posible y para reemplazarlo con el socialismo, una sociedad radicalmente nueva y mejor que avanzaría hacia un mundo libre de toda forma de explotación y opresión (vea la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte, de la autoría de Bob Avakian y adoptada por el Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos). Y en estos momentos, existe una necesidad urgente e inmediata de que muchos millones de personas estén en las calles como parte de exigir: ¡al servicio de los intereses de la humanidad, el régimen fascista de Trump y Pence tiene que marcharse!

¡Las mujeres son plenos seres humanos!

¡El feto NO es bebé!

¡El aborto NO es homicidio!

¡Aborto a solicitud y sin pedir disculpas!


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net