worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Trump: Mayor apoyo de Estados Unidos a Arabia Saudita para matar y hambrear a Yemen

3 de junio de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

Durante su viaje a Arabia Saudita, Donald Trump y el secretario de Estado Rex Tillerson dieron el apoyo más directo y explícito hasta la fecha de Estados Unidos al asalto asesino de bombardeos y bloqueo económico que Arabia Saudita libra contra Yemen. No es exageración decir que esto amenaza potencialmente la vida de millones de yemeníes.

Desde marzo de 2015, Arabia Saudita y algunos de sus aliados del Golfo han librado una guerra injusta contra Yemen, un país de 28 millones de habitantes en el extremo sur de la península arábiga. El objetivo de Arabia Saudita: dictar el resultado de una reaccionaria lucha de poder entre las fuerzas pro-sauditas y el movimiento hutí de Yemen. (Oficialmente llamado Ansar Allah, los hutí son un movimiento musulmán islamista de chiítas zaidíes que surgió en el norte de Yemen en los años noventa).

Los saudíes han bombardeado hospitales, escuelas, mercados, fábricas y barrios residenciales. Sus bombas y bloqueo económico han diezmado los sistemas de agua, alcantarillado, cuidado de salud y saneamiento del país; destruido su economía y su agricultura; e impedido la importación de alimentos, medicamentos, combustible y suministros necesarios. (Yemen importa alrededor del 90 por ciento de sus alimentos). Estas acciones dirigidas a sectores enteros de la población de Yemen son crímenes de guerra. Arabia Saudita es responsable de la mayoría de las 10.000 muertes en la guerra de Yemen desde 2015. Y ha creado uno de los horrores humanitarios actuales más catastróficos del planeta: según la ONU, a 17 millones de personas en Yemen les falta acceso a alimentos suficientes, y 462.000 niños “padecen la malnutrición aguda” que está causando graves efectos de la salud. Siete millones de personas viven en áreas que están al borde de la hambruna e inanición.

“En promedio, un niño menor de cinco años muere de causas prevenibles en Yemen cada 10 minutos”, afirma un funcionario de la ONU. “Muchos de los niños que sobreviven se verán afectados por el retraso del crecimiento y la mala salud de por vida. Somos testigos del hambrear y lisiar a toda una generación”.

La desnutrición y la destrucción impuestas por Arabia Saudita ya han desencadenado un brote de cólera que se propaga “a un ritmo sin precedentes”, informaron funcionarios de la ONU el 24 de mayo. “En las últimas tres semanas, las autoridades de la salud han informado más de 35.500 casos sospechados de cólera, un tercio de los cuales son niños, y 361 muertes relacionadas al cólera.... Cientos de miles de personas están en mayor riesgo de morir cuando enfrentan la ‘triple amenaza’ del conflicto, el hambre y el cólera.... El cólera es prevenible y tratable y no hay porque perder la vida por esta enfermedad”.

Trump da la luz verde para el asesinato en masa, la inanición y la enfermedad

Bajo Obama, Estados Unidos armó y apoyó sigilosamente la campaña saudita para mantener su hegemonía sobre la península arábiga e impedir que Irán ganara influencia. La administración de Obama suministró a los saudíes miles de millones de dólares en armas ($ 115 mil millones durante su mandato de ocho años) y apoyo militar directo y de inteligencia. Pero Obama también retuvo algunas armas y ejerció cierta presión sobre los saudíes para evitar flagrantes crímenes de guerra (como los bombardeos de hospitales).

En Arabia Saudita durante su viaje, Trump y Tillerson condenaron abiertamente a los hutíes de maneras que la administración Obama nunca había hecho. Trump elogió a Arabia Saudita por tomar “la acción fuerte contra los militantes huthìs en Yemen”, y echó la culpa por la guerra a Irán.

Tillerson fue más explícito, declarando que los hutíes “tienen que saber que no pueden sostener esta lucha. Tienen que saber que nunca, nunca prevalecerán militarmente. Pero sólo van a sentirlo cuando sientan la resistencia militarmente, así que es importante que mantengamos la presión sobre ellos”. En otras palabras, bombardear y hambrear a Yemen hasta la sumisión, obligando a los hutíes a rendirse y aceptar un “acuerdo político” bajo las condiciones que imponen Estados Unidos y Arabia Saudita.

Yemen ya padece hambre — Estados Unidos y Arabia Saudita amenazan con profundizarlo aún más

El viaje de Trump ocurrió cuando Arabia Saudita ha estado amenazando con bombardear o invadir el puerto de Hodeida controlado por los hutíes, en el mar Rojo, por cual puerto llega el 70 y 80 por ciento de la asistencia alimentaría y de otra clase. Cualquier ataque de este tipo podría desalojar a entre 100.000 y 500.000 del millón de personas en la ciudad. Peor aún, intensificaría la crisis del cólera y amenazaría a todo el país con la inanición: “Con cualquier cierre [del puerto], casi seguramente habrá una hambruna en sólo unos pocos meses”, advierte Oxfam.

La guerra saudita respaldada por Estados Unidos ya ha matado a miles de personas y les ha convertido la vida en un infierno desesperado a millones de yemeníes. Las nuevas manifestaciones del régimen de Trump y Pence de apoyo total para la guerra dirigida por Arabia Saudita, junto con la venta de $ 110.000 millones de armas al reino, podrían ser una luz verde para un ataque saudí contra Hodeida. ¡Eso significaría aún más atrocidades sauditas, posiblemente alcanzando alturas genocidas!

¡Hay que sacar a la luz, denunciar y DETENER esta guerra criminal, como parte de expulsar del poder al régimen fascista de Trump y Pence!


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net