worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Obama anuncia ataque encabezado por Estados Unidos contra Libia

Kenneth J. Theisen
19 de marzo de 2011

Traducido del inglés por
El Mundo No Puede Esperar
2 de abril de 2011

El viernes 18 de marzo, el presidente Obama prácticamente anunció que Estados Unidos pronto entrará en otra guerra injusta en el Medio Oriente. Eso encima de las guerras abiertas de Irak y Afganistán y varias guerras encubiertas en Pakistán, Somalia, Yemen, y otros lugares. Hay que oponerse a esta nueva guerra.

El anuncio de Obama llegó al día siguiente de que el Consejo de Seguridad de la ONU votó a favor de una guerra, al pedir la imposición de una zona de no volar sobre Libia y autorizar "toda medida que sea necesaria…para proteger a los civiles y las zonas pobladas por civiles que están bajo la amenaza de ser atacadas... incluida Bengazi, y exceptuando una fuerza de ocupación". Ese voto abre el camino para una guerra contra Libia dirigida por las potencias imperialistas occidentales.

La resolución de la ONU se aprobó con diez votos a favor, cero en contra, y cinco abstenciones.  Estados Unidos y sus aliados presionaron fuertemente a favor de la resolución y para impedir un posible veto de parte de Rusia y China.

El viernes, Obama dejó claro que Estados Unidos y sus aliados estaban listos para lanzar una acción militar contra Libia. Amenazó a Moammar Qaddafi, diciendo que si no detuviera inmediatamente todos los ataques a los civiles en Libia y no retirara sus fuerzas de Bengazi y de otras ciudades libias, la resolución de la ONU "se aplicaría mediante la acción militar".

Obama afirmó: "Estas condiciones no son negociables". Para callar la oposición a estas movidas de guerra, agregó: "Estados Unidos no enviará tropas terrestres a Libia. No vamos a utilizar la fuerza más allá de un objetivo bien definido, específicamente la protección de la población civil de Libia".

Sin embargo, el hecho de que Estados Unidos no envíe “tropas terrestres” no significa que las fuerzas militares estadounidenses no tendrán una fuerte participación en esta guerra, la cual de hecho estarán orquestando. La agencia noticiosa Reuters informó que las Fuerzas Armadas de Estados Unidos se prepara para enviar adicionales buques de guerra anfibios al mar Mediterráneo en los próximos días. Estos se sumarán a la gran cantidad de fuerzas navales y aéreas estadounidenses que ya están en la región.

Nadie debe sorprenderse si Estados Unidos termina enviando tropas terrestres a pesar de las afirmaciones de Obama. Una vez lanzada una guerra, es difícil detener el impulso hacia la guerra total. Miren no más las guerras de Irak y Afganistán.  Cientos de miles de soldados y contratistas de guerra permanecen en esas naciones mucho después de que la dirección política y militar declaró cumplidas sus misiones, solo para confrontar la realidad de que en esas guerras injustas, en que los civiles son el objeto de la abrumadora mayoría de las muertes, las bajas y el sufrimiento, la “victoria” no llega fácilmente...

Obama se jactó de que la acción se tomaría en cooperación con Francia y Bretaña. Eso no cambia nada respecto a la naturaleza de la guerra.  Estados Unidos tiene aliados en la ocupación de Irak y Afganistán también. Lo único que cambia una mayor cantidad de matones es la cantidad de víctimas.

Por supuesto, Obama está haciendo todo posible para confundir la naturaleza imperialista de esta guerra. Dice que su gobierno se preocupa por la situación en Libia por razones humanitarias. Sostiene que Qaddafi iba a lanzar una brutal represión contra el pueblo libio y que la continuación de su gobierno desestabilizaría toda la región, perjudicando así a aliados y socios de Estados Unidos. Dijo: "Los valores democráticos que representamos quedarían rebasados" y "las palabras de la comunidad internacional resultarían falsas".

En realidad, los valores de la clase dominante estadounidense se expresan plenamente en las guerras asesinas que Estados Unidos libra en el Medio Oriente y en Asia central, y son reiterados en su ataque contra Libia. Estados Unidos por décadas ha apoyado varios gobiernos autoritarios y dictatoriales en el Medio Oriente. Sigue apoyándolos en países como Arabia Saudita, Jordania y Bahrayn.

Claro que Qaddafi es brutal y reprime a su pueblo. Pero ha actuado así por años, y con el apoyo de Estados Unidos. Hasta hace poco Gaddafi cooperaba con las potencias imperialistas. Pero ahora que ya no puede cumplir eficazmente con los deseos de Estados Unidos y sus aliados, estos dicen que él tiene que irse. Las acciones del pueblo libio, así como de los pueblos de Egipto, Túnez y otros países de la región, están desestabilizando toda la región y perjudicando a los aliados y socios de Estados Unidos. Amenazan la dominación estadounidense de la región y su hegemonía mundial. Estados Unidos está interviniendo ahora para prevenir nuevas amenazas a su imperio y no para defender la democracia ni al pueblo libio. El poder que esté realmente en manos de los pueblos del Medio Oriente, es una de las amenazas más grandes a la estabilidad imperialista necesaria para el imperio de Estados Unidos.

El 19 de marzo, la secretaria de Estado Hillary Clinton tiene programado ir a Paris para discusiones acerca de la aplicación de la resolución de la ONU. Antes de la votación en la ONU, Clinton había dicho que la imposición por la ONU de una zona de no volar sobre Libia requeriría bombardear ciertos blancos para remover la amenaza que el régimen de Qaddafi representa. El lenguaje de esa resolución permite una guerra mucho mayor que una “zona de no volar”, pues “... toda medida que sea necesaria” es un término muy amplio.

Además, el pasado debe ser muy aleccionador en cuanto a la imposición de zonas de no volar. El uso más reciente de tales zonas fue en lo que antes era Yugoslavia y en Irak. En las dos naciones, esas zonas llegaron a ser guerras masivas con gran destrucción y muchas muertes de personas inocentes. ¿Qué indicios hay de que esta situación será distinta?

Los pueblos de Libia y de cualquier lugar del planeta solo terminarán siendo dominados y oprimidos si dependen de Estados Unidos en sus luchas justas. Los imperialistas estadounidenses han librado muchas guerras que, por lo general, disfrazaban con palabras como libertad y democracia. Siempre afirman que sus enemigos son tiranos, dictadores, comunistas, terroristas, etc. Pero en cada instancia fuimos engañados y nunca nos revelaron los verdaderos motivos de los dominantes del imperio estadounidense global. No podemos permitir que se nos mientan de nuevo.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net