worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Estados Unidos, saca tus sangrientas manos fuera de Egipto y Oriente Medio.

Kenneth J. Theisen
30 de enero de 2011

Traducido del inglés por
El Mundo No Puede Esperar
8 de febrero de 2011

Los recientes tumultos en Túnez, Egipto y otras naciones de Oriente Medio ilustran, entre otras cosas, la hipocresía sin parangón de la que hace gala el gobierno de los EE.UU.. Los funcionarios estadounidenses, incluyendo al presidente y al Secretario de Estado, han hecho declaraciones sobre la “preocupación” acerca de las luchas que se están produciendo en la región en los últimos días.

Lo que han olvidado mencionar es que durante décadas los EE.UU. han apuntalado, armado y dominado los gobiernos autoritarios que actualmente están siendo desafiados por los pueblos de estas naciones. Los EE.UU. están ahora tratando de preservar sus intereses estratégicos en la región, a la vez que pretenden estar preocupados por la gente de la zona. Debemos exigir que el gobierno de los EE.UU saque sus sangrientas manos de la zona y al mismo tiempo que denunciamos su papel anterior y el actual.

El 28 de enero del 2011, la Secretaria de Estado Hillary Clinton hizo estas declaraciones a los medios:

“Estamos profundamente preocupados por el uso de la violencia por parte de la policía y las fuerzas de seguridad egipcias contra los manifestantes y pedimos al gobierno egipcio que haga todo lo que esté en su mano para contener a las fuerzas de seguridad. Al mismo tiempo, los manifestantes deberían abstenerse de utilizar la violencia y expresarse pacíficamente.

Como ya hemos dicho en repetidas ocasiones, apoyamos los derechos humanos universales del pueblo egipcio, incluidos el derecho a la libertad de expresión, de asociación y de asamblea. Urgimos a las autoridades egipcias a permitir las protestas pacíficas y a dar marcha atrás a las medidas sin precedentes para cortar las comunicaciones.”

Olvidó mencionar que el gobierno egipcio que está disparando sobre su propia gente ha recibido más de 30.000 millones de dólares en ayudas del gobierno de los EE.UU. desde 1975. La mayoría de esta ayuda ha sido ayuda militar. Durante la redacción de este artículo, el gobierno egipcio ha pedido a los militares que ayuden a la policía para ahogar la resistencia del pueblo egipcio. Mientras que el nivel de violencia que está usando actualmente el gobierno egipcio es mayor que el usado previamente, el hecho de que el gobierno egipcio haya estado usando la violencia, la tortura, el encarcelamiento, etc., para mantener su dictadura no es nada nuevo. Miles de millones de dólares de ayuda han sido utilizados para apuntalar al gobierno egipcio.

A lo largo de toda la región los EE.UU. han donado cientos de miles de millones de dólares de ayuda militar a varios gobiernos para reprimir a los árabes y a otros pueblos de la región. Esto incluye ayuda y ventas de armas estadounidenses a los gobiernos de Israel, Arabia Saudí, Jordania, Emiratos Árabes Unidos, Yemen, etc. Esta ayuda y esas ventas de armas han permitido a estos gobiernos reaccionarios mantener la represión a su propio pueblo y en el caso de Israel, atacar a palestinos, libaneses, sirios, etc.

Los crímenes del gobierno egipcio son bien conocidos por el gobierno estadounidense. Los informes anuales obligatorios del Departamento de Estado han relatado durante décadas los abusos a los derechos humanos del gobierno egipcio. Mientras las palabras de los funcionario estadounidenses piden el cese de los abusos, las acciones del gobierno de los EE.UU. permiten que el abuso continúe. Sirve como ejemplo el hecho de que Egipto cooperó con Israel para mantener el bloqueo a Gaza lo que provocó que Gaza se convirtiera en la mayor prisión del mundo. Durante muchos años Egipto ha sido el segundo mayor receptor de ayuda estadounidense. Israel ha sido el número uno. En el 2009 Egipto recibió 1.300 millones de dólares en ayuda militar directa de EE.UU.

Según el informe de Amnistía internacional del 2010, “la tortura y otros procedimientos incorrectos están extendidos en las celdas, los centros de detención y cárceles de la policía, y en la mayoría de los casos son cometidos con total impunidad”. Pero la ayuda de los EE.UU. y el apoyo de su gobierno han sido consistentes durante décadas. Durante estas décadas, las elecciones no han sido más que farsas electorales. Ninguna de estas ha resultado en una acción real de los líderes de EE.UU que se asemejara a preocupación por el pueblo egipcio.

Sin embargo la actual crisis en la zona causa una mayor preocupación a la clase dirigente de EE.UU. Esta preocupación no se debe a que a los líderes estadounidenses les importe la gente. El problema es que la crisis podría romper su dominio en la zona.

Si los gobiernos autoritarios como Egipto y Tunez son derribados, los siguientes gobiernos podrían querer o no trabajar por los intereses imperialistas de Estados Unidos. Esto es por lo que los líderes estadounidenses están preocupados. Cuando el Sha de Irán fue derrocado en 1979, los fundamentalistas islámicos que gobiernan y arruinan Irán, llegaron al poder. Desde entonces los EE.UU. han intentado derribar este gobierno porque hasta el momento se ha opuesto a los intereses imperialistas estadounidenses.

En Egipto las fuerzas de oposición más organizadas son las relacionadas con los Hermanos Musulmanes, un grupo islámico fundamentalista. En muchas de las otras naciones, los fundamentalistas islámicos están también entre los grupos políticos más organizados. Los miedos de EE.UU. son que esos grupos puedan llegar al poder y desafíen la hegemonía de EE.UU. A causa de esto, los EE.UU. están ahora intentando apuntalar al gobierno de Egipto mientras que al mismo tiempo está probablemente intentando cubrir sus apuestas por si la oposición consigue derrocar al gobierno.

(Aunque no es el propósito de este artículo exponer el antiguo apoyo de los EE.UU. a los fundamentalistas islámicos, los lectores deberían ser conscientes de que los EE.UU. les han apoyado ocasionalmente en las últimas décadas frente a otros grupos más progresistas de la región).

No está en el interés de la gente de Egipto que se mantenga el gobierno de Mubarak apoyado por los EE.UU., ni es su interés que los fundamentalistas islámicos lleguen al poder. Ninguna de estas fuerzas reaccionarias tiene los intereses de la gente en sus mentes.

No conocemos la extensión completa de la intervención del gobierno de los EE.UU. en este momento. Pero podemos asegurar que los que nuestro gobierno está haciendo no es por los intereses de la gente de Egipto o por las personas de este planeta.

Lo que sabemos no es bueno. Oficiales egipcios de alto rango estuvieron en el Pentágono el 28 de enero. Oficialmente estuvieron presentes para la reunión anual del Comité para la Cooperación Militar EE.UU.-Egipto con el objetivo de discutir el entrenamiento militar conjunto, la asistencia en asuntos de seguridad y la cooperación en la industria de defensa. Estas reuniones vienen celebrándose desde hace 27 años así que el apoyo estadounidense al gobierno de Mubarak ha sido consistente desde casi el comienzo de este régimen que ha estado en el poder durante 30 años.

Uno de los hechos más escalofriantes es que los EE.UU. y Egipto participan regularmente en ejercicios militares combinados, incluyendo despliegues de tropas estadounidenses en Egipto. ¿Podrían ser estos despliegues uno de los temas de las reuniones actuales entre nuestro líderes militares y sus contrapartes egipcias? ¿Es el hecho de que los militares egipcios estén ahora en las calles al mismo tiempo que algunos de sus líderes están en el Pentágono, una coincidencia?

Mientras que no podemos conocer todas las acciones de EE.UU. en este momento, debemos hacer lo que esté en nuestra mano para denunciar las acciones de EE.UU. y su hipocresía, a la vez que movilizar a la gente para repudiar y oponerse a estos movimientos. Debemos también hacer lo que podamos para apoyar los intereses reales de los egipcios para eliminar todas las formas de represión ya sea del gobierno apoyado por el imperialismo estadounidense o de otras formas de reacción.

El Mundo no Puede Esperar continuará siguiendo e informando sobre los acontecimientos en Oriente Medio y las acciones del gobierno estadounidense en la zona.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net