worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Terrorismo Humanitario: La CIA busca expandir los “Asesinatos por Control Remoto” en Yemen

Patrick Martin
Global Research
sleepwalkings.wordpress.com
(Traducido por Arielev)
21 de abril de 2012

La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos está tratando de ampliar su autoridad para llevar a cabo asesinatos a control remoto en Yemen, según un informe publicado el jueves en el Washington Post. El Director de la CIA, David Petraeus, ha hecho la solicitud en la Casa Blanca, y el Consejo de Seguridad Nacional lo está discutiendo, dijo el diario.

Petraeus está buscando un permiso para participar en “ataques armados”, con aviones no tripulados que disparan cohetes para atacar objetivos identificados “únicamente en la inteligencia, que indican patrones de comportamiento sospechoso”, informó el Post, sin saber exactamente qué estaba siendo objeto de exterminio.

Para todos los propósitos prácticos, esto significa convertir a una gran parte de Yemen, un país soberano cuyo gobierno tiene una alianza militar con Estados Unidos, en una zona de libre fuego, en la que los mísiles de Estados Unidos podrían ser disparados en prácticamente cualquier reunión de hombres que se piense que están armados. El país está inundado de armas, en particular en las zonas rurales, donde los jeques tribales, más que el gobierno central, tienen gran influencia.

La solicitud marca una escalada significativa de las operaciones estadounidenses en Yemen, que se llevan a cabo tanto por la CIA como por el Comando Conjunto de Operaciones Especiales  del Pentágono. Ambos organismos utilizan los mísiles de control remoto como sus armas principales, seleccionando objetivos basados en la inteligencia por satélite y los informes de los observadores sobre el terreno. Según las estimaciones publicadas, las agencias estadounidenses han llevado a cabo, por lo menos, 27 ataques contra objetivos yemeníes en los últimos tres años, matando a unas 250 personas.

Petraeus ha aumentado considerablemente el papel de las fuerzas especiales en Afganistán durante su año como comandante de las fuerzas militares de Estados Unidos allí, y ha seguido este enfoque en las operaciones encubiertas paramilitares desde que se convirtió director de la CIA en 2011. “Los ataques armados” han sido un elemento básico de las operaciones de la CIA en las regiones tribales de Pakistán, y ahora Petraeus quiere extender estos métodos a Yemen.

El reporte del Post citó a un no identificado “alto funcionario del gobierno” en el sentido de que hasta ahora la Casa Blanca se había opuesto a los ataques contra objetivos amplios en Yemen, lo que limita los ataques con aviones no tripulados a “sólo aquellos que tienen un interés directo en un ataque a Estados Unidos.” La CIA requiere, para seleccionar la “personalidad” de los objetivos, una lista de resultados aprobado por Obama, y los mísiles solamente se disparan cuando los individuos se convierten en objetivos.

Esta es la historia oficial del ataque de aviones no tripulados en septiembre pasado, que mató a Anwar al-Awlaki, un ciudadano de EE.UU. de padres yemeníes, que se habían trasladado de regreso a Yemen y convertido en un propagandista del fundamentalismo islámico, publicando sermones en inglés en línea.

El gobierno de Obama dijo que al-Awlaki fue un líder de Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), vinculado a varios ataques dentro de EE.UU., incluyendo tanto a los tiroteos de noviembre de 2009 en Fort Hood en Texas y el intento de atentado en un avión con pasajeros con destino a Detroit un mes después. Al-Awlaki y otro ciudadano de los EE.UU. fueron asesinados en un ataque con mísiles teledirigidos el pasado 30 de septiembre. Dos semanas después, el hijo adolescente de al-Awlaki, también ciudadano de EE.UU., fue asesinado en otro ataque, supuestamente dirigido a otra figura del AQPA.

El asesinato de al-Awlaki se convirtió en la ocasión para la afirmación de una extraordinaria expansión del poder presidencial. Obama reclamó el “derecho” a asesinar a cualquier ciudadano estadounidense sobre la base de su propia determinación de que el ciudadano era un combatiente enemigo, sin ningún procedimiento legal ni revisión judicial de sus acciones.

Otro “funcionario de alto rango de EE.UU.” anónimo citada por el Post expresó su preocupación de que la ampliación de la intervención militar podría tener amplias repercusiones políticas, dada la agitación política en Yemen, en la que desde hace mucho tiempo, el presidente Ali Abdullah Saleh, dimitió en febrero tras un año de manifestaciones contra el gobierno y la sangrienta represión. “Creo que existe la posibilidad de que se percibiera como tomar partido en una guerra civil”, dijo el funcionario.

De acuerdo con un informe del mes pasado en el diario Los Angeles Times, dio detalles de un ataque con mísiles en Yemen llevado a cabo por el Comando Conjunto de Operaciones Especiales, “Mientras que el ritmo y los objetivos de expansión se aceleran, sin embargo, la distinción puede ser difusa entre las operaciones dirigidas a los militantes que quieren atacar a los estadounidenses y las destinadas a los combatientes que buscan derrocar al gobierno de Yemen. Los funcionarios estadounidenses insisten en que no serán arrastrados a una guerra civil y que no tienen la intención de poner las tropas de tierra más que entrenadores y pequeñas unidades de operaciones especiales en Yemén “(énfasis añadido).

En este artículo se confirmaron la creciente intervención de EE.UU. en la guerra civil, y reveló que la administración Obama ha comenzado, sin ningún tipo de anuncio público, el mismo tipo de operación que se llevó a cabo el año pasado en Libia: las tropas estadounidenses ya están sobre el terreno en Yemen y juegan un papel clave en la dirección y facilitando los ataques aéreos.

Según esto, los principales objetivos de los ataques de Estados Unidos son tres provincias del sur de Yemen, Abyan, Shabwa y Bayda, que han estado en gran medida fuera del control del gobierno central desde hace varios años. Incluso el gobierno de EE.UU. admite que la mayoría de los hombres armados en estas provincias son miembros de una tribu yemení local que se oponen al gobierno de Sana, y resienten la ayuda militar de EE.UU. desde hace mucho tiempo, y el apoyan a ese régimen dictatorial.

Las operaciones estadounidenses en el sur de Yemen están estrechamente coordinadas con el gobierno de Sana, ahora encabezado por Abed Rabbo Mansur Hadi, el vice-presidente de Saleh. El mes pasado el jefe del personal del ejército de Yemen, mayor general Ahmed Ali Ashwal, fue a Washington para mantener conversaciones con funcionarios del Pentágono. Se le instó a reorganizar el ejército durante una ofensiva en las provincias del sur, que requerirán el uso de tanques y artillería para desalojar a los combatientes tribales.

Más de 2.000 personas murieron en la guerra civil del año pasado en Yemen, según el Ministerio de los Derechos Humanos en el país, la gran mayoría de ellos asesinados por fuerzas militares o paramilitares armadas leales a Saleh. Yemen es el más pobre de los países árabes y uno de los más pobres del mundo, con la segunda tasa más alta de desnutrición crónica, y sólo el Afganistán ocupado por Estados Unidos es peor.

Sea aprobada o no la actual solicitud de la CIA en la Casa Blanca, Estados Unidos se está moviendo inexorablemente hacia una mayor implicación militar en Yemen y sus alrededores, incluyendo el Mar Rojo y el Golfo de Adén, las vías principales para el comercio internacional, y en particular, para el suministro del petróleo desde el Golfo Pérsico a Europa, con los buques tanque que viajan por cientos de kilómetros a lo largo de la costa yemení en su camino hacia el Canal de Suez.

La región incluye una serie de focos de tensión geopolítica, incluyendo Somalia, donde los militares de EE.UU. han llevado a cabo una serie de ataques con aviones no tripulados y acciones comando dirigidas a los grupos islámicos que luchan contra el régimen apoyado por Estados Unidos en Mogadiscio, y el Sudán, que esta semana declaró la guerra a Sudán del Sur , país formado a través de la secesión de la mitad sur. Sudán y el sur de Sudán han estado en conflicto desde hace meses sobre el territorio en disputa a lo largo de su frontera, la ubicación de los campos petroleros que son una importante fuente de suministro a China.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net