worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

03/12/1970:
Enfrentando Nixon hace 40 años


Cara a cara con Nixon en 1970

Debra Sweet
03 de diciembre de 2010

Traducido del inglés por
El Mundo No Puede Esperar
30 de enero de 2011

Hay una historia más larga para escribir aquí, pero por ahora estoy contenta de dejarla de lado porque hay héroes contemporáneos haciendo contribuciones inmediatas para detener las guerras actuales, y estamos ocupados defendiendoles, así como indagando en lo que sale todos los días en los cables filtrados de EE.UU. en Wikileaks. Por lo tanto, hoy -una versión reducida de lo que me pasó hace 40 años, mañana ...

Yo era una activista en mis años de escuela secundaria, por lo cual me concedieron una serie de premios, que me llevaron a recibir la Medalla de Jóvenes de América al Servicio en 1970, anualmente concedida por el Presidente de los EE.UU.. Me enteré de ello en junio de 1970, mientras estaba en La Haya en Holanda, atendiendo la Conferencia Mundial sobre la Alimentación, como parte de una variopinta delegación de jóvenes de EE.UU.. Se había interrumpido un evento de EE.UU. con una protesta contra la guerra de Vietnam, "avergonzando" al embajador y casi consiguiendo que fuéramos expulsados. Al principio pensé que la carta de la Casa Blanca debía ser una broma, pero no, el Departamento de Justicia llamó a mis padres, y estaba tratando de establecer una fecha para que toda la familia fuera a Washington.

Mi respuesta inmediata fue "al infierno ... no voy a ir! ¿Por qué iba alguien a recoger un premio de un belicista como Richard Nixon?" Yo estaba en conflicto, me sentía ambivalente, e irritada de estar en esa posición. Mientras pasaban los meses, y el evento continuaba siendo re-programado, pensé que podría saltarmelo. Pero de pronto, el 3 de diciembre de 1970, yo, mi familia y amigos fuimos llevados en avión a Washington. Fuimos escoltados a la oficina del Fiscal General John Mitchell, donde hubo una pequeña charla. Con desgana J. Edgar Hoover, y la extraña experiencia se volvió muy real, muy rápidamente.

De vuelta en la limusina y hasta la puerta de la Casa Blanca, en el Salón Azul, con lo que parecía ser toda la prensa mundial y un millón de cámaras. ¿Por los niños premiados? No, porque ésta era la primera vez que la prensa había llegado a ver (el bien odiado) Nixon en meses. Yo todavía no sabía qué decir. A continuación, Richard Nixon lo hizo fácil. Fue gracias a una perorata acerca de cómo estos niños son los "buenos", como no están fuera protestando, están con Estados Unidos. Pensé con mi cerebro de 19 años de edad, "¡Oh no, acabas calumniar a toda mi generación. Estamos a punto de cambiar el mundo, y de ponerlo lejos de la gente como tú."

El simulacro era un simple apretón de manos con Nixon, presentación de la medalla, acariciar al niño en el brazo, sonreír a las cámaras. Yo era la última de los cuatro agraciados, y casi había terminado, cuando me agarró la mano. Lo que salió de mi boca: "No puedo creer que usted sea sincero al dar este premio al servicio, cuando usted está matando a millones de personas en Vietnam." No teníamos micrófonos, y yo hable en voz baja. Nixon, a pesar del maquillaje, se volvió completamente blanco, y balbuceó: "Estamos haciendo lo mejor que podemos." Luego se giró, miró a su reloj, murmuró algo acerca de una cita, y salió.

J. Edgar Hoover, justo detrás de mí (otro factor que extrañamente me hizo más valiente de lo que yo me creía), me dio unas palmaditas en el brazo, y dijo: - Lo juro - "fue hermoso, querida." En el resto de la sala había caos. La prensa vio la reacción de Nixon, y de alguna manera cazaron la palabra "Vietnam". Fui entrevistada durante horas, la visita proyectada a La Casa Blanca fue interrumpida y se nos apresuro a marcharnos. Estando en la época en la que no había un ciclo de 24 hora de noticias, esta noticia fue primera página y historia principal en las cadenas de noticias.


Mi foto favorito de J. Edgar Hoover

El hecho de que alguien llegara directamente a Nixon (antes de que fuera más difícil) y, aunque ingenuamente, se enfrentara al líder del "mundo libre" fue una confirmación de que el sistema era vulnerable. Nos llegaron un montón de correos, algunos con la sola información como destinatario "Debra, Madison, Wisconsin", de gente a la que les llego profundamente, y esto en un mundo hostil a los EE.UU., algunos de los correos fueron de personas de otros países dandome las gracias. También recibimos amenazas de muerte, y la atención de agentes no muy secretos que inmediatamente alquilaron una habitación de hotel al lado, nos seguían en DC a todas partes, y más tarde investigaron a mis maravillosos, alentadores, padres.

La historia de fondo: Hice secundaria en Madison, Wisconsin, a una milla de la Universidad de Wisconsin, tan cerca que durante las protestas de los estudiantes de 1967 contra Dow Chemical en contra del uso del napalm en Vietnam, gas lacrimógeno entro por las ventanas. Yo perseguí esa historia, y escribí un papel a los 15 en contra de la guerra. Debido a que Freedom Riders volvió a la Universidad de Washington desde el sur y constituyo una organización, Measure for Measure, para apoyar a Fannie Lou Hamer y la lucha contra Jim Crow, he tenido como modelo una gran gama de luchadores por la libertad, incluyendo a la Sra. Hamer, que ha estado en nuestra casa. Ya que les conocía, y estaba en la universidad cerca de Chicago, encabece la llamada para hacer una gira al apartamento donde fueron disparados Fred Hampton y Mark Clark, los líderes de Black Panther que fueron asesinados en sus camas el 4 de diciembre de 1969 por el FBI de Hoover y la policía de Chicago. Unos meses más tarde, formé parte de la huelga estudiantil más grande jamas hecha, en respuesta a la invasión de Camboya por parte de Nixon y la matanza de estudiantes por la Guardia Nacional en la Kent State y por la policía estatal en Jackson State.

Todas estas experiencias me enseñaron acerca de quién tenía el poder, y quien estaba oprimido, explotado, linchado y asesinado, y me formó más en alguien que estaba "por los desvalidos." Busqué más, y comencé a dar forma a una vida centrada en torno a un futuro diferente para la humanidad.

Inmediatamente después de la experiencia con Nixon, honestamente, me dio vergüenza no haber aprovechado el momento para dar un brillante discurso, y por no haber arriesgado realmente nada en mi protesta. Pero a medida que las décadas han pasado, me he dado cuenta de que, a través de un accidente histórico, fue algo bueno ser parte del ataque a la legitimidad de la presidencia de Nixon, como Dan Ellsberg, los veteranos de Vietnam y las protestas estudiantiles, y el escándalo Watergate, lo seguirían haciendo.

Al escribir esto, eche un vistazo a la programación diaria de Nixon para el 12/3/70, y encontré que, inmediatamente después, se reunió con su secretario de prensa, y luego llamó a Hoover y a Mitchell. Hubo confusión en la Oficina Oval. Al día siguiente, Hoover escribió Mitchell, diciendo en esencia, "¿por qué diablos no investigamos con más cuidado? Ella era de Madison! Esto nunca volverá a suceder. "

Desafortunadamente, esa clase de protesta no ha vuelto a ocurrir con suficiente frecuencia. Cindy Sheehan, la Cara de la Década esta semana en la revista TIME, sobresale por haberle cuestionado al emperador Bush, por demostrar su desnudez, y no quiero dejar de mencionar a las dos personas que corrieron desnudas por la toma de posesión de 2004 portando mensajes antibélicas; miles de personas han sido arrestadas por intentar entregar mensajes políticas de oposición a la guerra.

A raíz de los cuatro WikiLeaks más importante de este año, todos ellos instructivos sobre las reglas de combate en estas ocupaciones imperialistas, la injusticia básica de la llamada "guerra contra el terror", y todos ellos completamente en contra de los intereses de la humanidad - siempre y cuando no se mire todo con ojos "Americanos" - no hay mejor momento que ahora para amasar protestas visibles contra todo esto.

Yo sé que el mundo no puede esperar, y estoy muy contenta de estar involucrada con El Mundo no Puede Esperar. Esto es realmente necesario, ahora!

También, vea:

Respuesta de Estados Unidos a Wikileaks: La diplomacia como una forma de guerra más

La cantinela del gobierno es esta: Wikileaks es culpable de horribles crímenes que “ponen en peligro la seguridad nacional”; tiene las manos ensangrentadas…pero, para controlar el daño, dice que lo revelado no es gran cosa. Sin embargo, esta semana se presionó a Amazon.com para quitar Wikileaks de sus servidores. El sitio está operando ahora, aunque Amazon.com lo quitó de los servidores miércoles, el 1 de diciembre.

Leer más....


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net