worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS




"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Sobrevivientes de los campos de concentración de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial protestan contra los campos para los hijos de migrantes

26 de junio de 2019 | revcom.us

Nota de la redacción: El pasado fin de semana, un miembro del personal de Libros Revolución-Berkeley y un miembro de la Gira Nacional “Revolución” atravesaron gran parte de Estados Unidos por coche hasta Lawton, Oklahoma, donde se organizó una protesta en frente de la tristemente célebre base militar, el fuerte Sill. Hace poco Trump anunció que en esta base militar histórica que se ha utilizado para internar a amerindios, japonés-americanos y niños de migrantes pronto se encerrarán a 1.400 niños de migrantes detrás de alambre de púas. Recibimos esta correspondencia del miembro de la Gira “Revolución”.


Protest held today of 200+ ppl to Trump's announcement to imprison 1,400 immigrant children at #FortSill -- as part of a larger genocidal assault #CloseTheCamps

Chizu Omori making a statement while military cops try to stop it #thread 1/7 pic.twitter.com/wBF6wHp2Qv

— ★ Revolution Books ★ (@RevolutionBksB) June 22, 2019

Libros Revolución-Berkeley

La protesta que se celebró hoy de 200+ personas contra la declaración de Trump de que va a encarcelar a 1.400 niños de migrantes en el fuerte Sill como parte de un ataque genocida más grande. Cierren los campos.

Chizu Omori hace una declaración mientras unos policías militares intentan detenerla.


Apache Indians whose ancestors, including Geronimo, were also interned there. Indian children were separated from their families & forced into boarding schools where their identity and culture was ripped from them. 3/7 pic.twitter.com/fK27iLZzFz

— ★ Revolution Books ★ (@RevolutionBksB) June 22, 2019

Libros Revolución-Berkeley

Unos indígenas apache cuyos antepasados, entre ellos Gerónimo, fueron internados ahí. Los niños indígenas fueron separados de sus familias y obligados a vivir en escuelas internadas donde les quitaron su identidad y cultura.

Unos japonés-americanos acudieron de todo Estados Unidos para protestar contra el plan de Trump de usar el fuerte Sill para encerrar a los niños de migrantes. La protesta se organizó en unas dos semanas. Entre los manifestantes había sobrevivientes de las redadas e internamiento en masa de japonés-americanos durante la Segunda Guerra Mundial. (Lea la historia de este Crimen Yanqui, durante el cual Estados Unidos trasladó a la fuerza a 120.000 personas de ascendencia japonesa a campos de concentración). Una de los manifestantes, Chizu Omori, de 89 años de edad, estaba en los campos de concentración cuando tenía de 12 a 15 años de edad. Dijo: “Pasé tres años y medio en Poston en Arizona, un campo de concentración estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial. Y estoy aquí para dar testimonio sobre el escándalo del sistema de justicia estadounidense con la política de separación de familias que está arruinando la vida de estos niños. Estoy muy encabronada ante la política del gobierno de separar a madres y padres de sus hijos, y nosotros la gente tenemos que ponernos de pie y protestar contra esto”.

Otros sobrevivientes también alzaron la voz en una conferencia de prensa en frente de la base militar para contar sus historias y condenar a Estados Unidos por continuar el legado que se remonta al genocidio de los pueblos indígenas y la esclavización de los negros. Aunque la policía militar les ladraba órdenes en sus narices, los sobrevivientes dejaron en claro que la única forma en que iban a irse fue con las esposas puestas, y la policía militar se vio obligada a dar marcha atrás.

Muchos de los organizadores hablaron sobre qué tanto tuvieron que nadar contra el corriente para organizar esta protesta. Durante décadas, nadie contó la historia de lo que sucedió en los campos de concentración y existe una cultura en la comunidad japonesa de no hacer olas. Incluso hay una expresión para ello, “shikata ga nai”. Pero muchas personas de esta comunidad sentían una urgencia y una obligación de alzar la voz y actuar en contra de estos crímenes contra la humanidad. Algunos reconocieron que esto era una continuación de la historia de Estados Unidos y conectaron estos crímenes con los crímenes de este país desde su fundación. Reconocieron la autoridad moral que tenían y la usaron para hablar en nombre de aquellos que no pueden hacerse oír.

En un clima político donde tan pocos están actuando de maneras que están a la altura de la emergencia que enfrentamos con un régimen FASCISTA en el poder, este fue un momento increíblemente importante. Y estos japonés-americanos no estaban solos. Asistieron unas 300 personas de muchas nacionalidades y orígenes sociales.

Los amerindios contaron que en 1894, 342 indígenas apaches, entre ellos el guerrero Gerónimo, fueron internados durante más de una década en el fuerte Sill. Contaron que sus madres y padres fueron obligados a vivir en escuelas internadas. Algunos latinos y activistas de los derechos de los inmigrantes también participaron, así como blancos, tanto liberales mayores como radicales de edad universitaria.

Cuando les preguntamos lo que consideraban que era lo que impedía que la gente llenara las calles y se opusiera a estas horrendas atrocidades, nadie creyó que el miedo fuera la razón esencial. Una persona opinaba que se debía a que la gente ha recibido un adoctrinamiento de modo que vote como la única solución a los problemas. Otro opinaba que la gente no entendía el alcance de lo que estaba sucediendo. Otro opinaba que el problema parece tan grande y tan falto de esperanza que la gente evita el problema para meterse en el Juego de tronos y otras distracciones. Le pregunté a un grupo de tres mujeres jóvenes qué pensaron de la estrategia de Rechazar el Fascismo de movilizar protestas tan sostenidas, no violentas y masivas que el régimen de Trump y Pence sea sacado del poder, y me respondieron que las personas no tienen la habilidad organizativa para lograr algo así. Por otro lado, una joven pensó que hay personas que actuarían en torno a esta demanda y estrategia si se programara una fecha específica para comenzar.

Encontramos una curiosidad y una receptividad para la revolución real entre los manifestantes, quienes en su mayoría se consideraban progresistas, demócratas o en el campo de los Socialistas Democráticos de América. Distribuimos ampliamente el desplegado de 5-2-6, y varias personas se nos acercaron para pedir un ejemplar tras ver a otros leyéndolo. Olas de jóvenes y otros se acercaron a nuestra mesa, unos seis de los cuales se consideraban marxistas o socialistas de una u otra variedad. Algunos habían oído hablar de Bob Avakian, por ejemplo una persona que estaba leyendo algo de él. Otra persona dijo que había leído que Bob Avakian y el Partido Comunista Revolucionario iban a viajar por todo Estados Unidos para difundir la revolución, ¡y aquí nos encontró a nosotros! Otros estaban muy interesados de que habíamos atravesado el país en coche para llevar la revolución a Oklahoma. La mayoría de ellos que habían oído hablar de BA habían escuchado una calumnia u otra en su contra, pero esto no los disuadió y expresaron interés en conocer acerca de él para sí mismos. Vendimos tres ejemplares de Lo BAsico y uno de la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte, de la autoría de Bob Avakian. Desarrollamos lazos con personas de todo Oklahoma que querían que la Gira visitara su ciudad e hiciera una presentación a sus amigos y organizaciones. Al escribir esto, estamos en camino a reunirnos con un grupo de personas que están interesadas en la revolución.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net