worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Estoy en huelga de hambre. Sueño con cocinar para mi familia.

Illustration of Ahmed Rabbani cooking with Guantanamo fencing behind, in past

JARED RODRIGUEZ / TRUTHOUT

Ahmed Rabbani
Truthout
10 de febrero de 2021

Traducido del inglés para El Mundo no Puede Esperar 16 de febrero de 2021

Existen muy pocas libertades en la prisión de Guantánamo, en donde he estado encarcelado sin cargos ni juicio, referido como ISN 1461 de Guantánamo por más de 16 años. El derecho a inanición es uno de ellos, pero incluso aquí, me alimentan de manera forzada, para evitarse la vergüenza de mi muerte.

En Pakistán, antes de que fuera secuestrado, torturado y llevado a través de medio mundo encadenado, me encantaba cocinar. No existe algo más satisfactorio que preparar una comida caliente para tu familia y compartirla con ellos. Aquí me dejan cocinar para mis compañeros, pero solo en un microondas y los guardias me pueden quitar todo en cualquier momento. Yo nunca como lo que cocino. He estado en huelga de hambre por siete años en protesta a mi detención indefinida. Cuando todo te ha sido arrebatado, esta pequeña medida de auto determinación significa mucho.

Ahmed Rabbani, pictured pre-detention

Esta fotografía muestra a Ahmed Rabanni en Karachi, antes de que fuera vendido por una recompense en el 2002. (Cortesía de Reprieve). Cortesía de AHMED RABBANI.

Fui secuestrado de mi hogar el 10 de septiembre del 2002 y vendido por recompensa a los Estados Unidos con una historia falsa de que yo era un terrorista llamado Hassan Ghul. Como resultado de eso, fui llevado a una prisión obscura en Kabul y torturado por 540 días. Me negué a decir que era Hassan Ghul porque no lo era. Eventualmente capturaron a Ghul y porque fue considerado como “cooperativo”, lo dejaron ir. Regresó a las andadas y fue asesinado por un dron en el 2012.

Fui entregado a Guantánamo en septiembre del 2004. Intenté obedecer las reglas tontas de la prisión por mucho tiempo antes de darme por vencido. Comencé la huelga de hambre a principios del 2013 cuando mi paciencia finalmente se acabó. Dos veces al día, me amarran a una silla de tortura y meten de manera forzada un tubo de 110 centímetros en mi nariz.

Mis abogados han creado un sitio web en donde, mientras se acercan los 3,000 días de mi huelga, puedes ver mi gradual desaparición. Pesaba 170 libras (alrededor de 85kg) y ahora peso 80 libras (40kg). Esto significa que 53 por ciento de mí ha “escapado” de esta prisión. Por supuesto, no puedo seguir para siempre y espero que no me saquen de aquí en un ataúd, pero tengo que hacer algo para protestar de manera pacífica.

Esto sería demasiado para el que sea, pero para un hombre como yo que ama cocinar y comer, es mucho peor. ¿Puedes comenzar a imaginar la tortura cuando preparo comidas para mis hermanos aquí, pero yo no como?

Todo lo que tengo para sostenerme son mis sueños. Cuando salga de aquí sueño con abrir un restaurante y cocinar solo la comida más original de nuestra sociedad, comida que ha existido por siglos. Te voy a dar un ejemplo de algo que tal vez quisieras probar.

Lo llamo un “Rabbani” ya que es mi propia versión de una tradición antigua: soy étnicamente Roiga, pero soy ciudadano paquistaní y viví por muchos años en Arabia Saudita. El nombre de un platillo similar entre árabes es “harisa” o “hareesa” y es muy picoso. Mi esposa lo preparaba de la manera paquistaní, llamado “Haleem” y tiene lentejas y menos picante. Mi innovación fue mezclar las culturas, usando el picante de Arabia y el sabor de las lentejas de Pakistán.

Espero que no me saquen de aquí en un ataúd, pero tengo que hacer algo para protestar de manera pacífica.

Toma todo el trigo y remójalo toda la noche, con casi la mitad de peso en lentejas. La mañana siguiente por a hervir el trigo y las lentejas juntas en agua por lo menos una hora, añadiendo algunas especias, completas, no en polvo, mucha canela, cardamomo y clavo.

Mientras tanto, fríe cebolla, cortada muy fina, en aceite, para empezar, pero generalmente yo le añado mantequilla o grasa orgánica mientras se reblandece. Luego añade pimienta y jengibre.

Ahora la carne. Cordero era mi favorito con un poco de grasa. Debe de ser hervido antes hasta que quede suave.

Después mezcla todo por varios minutos. Debe ser hecho a mano con una cuchara, sobre el fuego, sin usar alguna máquina. Añadir tantita leche le dará luz al color.

Aquí en Guantánamo no tengo los ingredientes para un Rabbani, así que cuando cocino para otros hombres, debo preparar con lentejas. Ayer remojé algunas para que estuvieran listas para después de la llamada con mi abogado. Un día, cuando regrese a mi esposa y familia en Karachi, espero poder preparar el platillo de manera apropiada una vez más.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net