worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

IRÁN: Una central nuclear y varias versiones

Por Gareth Porter*
IPS Noticias
17 de noviembre de 2009

WASHINGTON – Según nuevos datos publicados por la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), ya en 2002 Irán construía “centros de contingencia” por si Estados Unidos lo atacaba, varios años antes de comenzar a instalar la polémica central nuclear de Qom.

Pero el último informe de la AIEA sobre el programa nuclear de Irán parece rechazar la versión iraní de cómo y cuándo se había decidido construir la planta de Qom, sugiriendo que Teherán ocultaba la construcción de otras instalaciones atómicas.

El reporte dado a conocer el lunes brinda nuevas evidencias de que la central de Qom se construyó en uno de muchos sitios donde ya en 2002 se prepararon túneles para proteger instalaciones de un posible ataque aéreo de Estados Unidos.

La aparente decisión iraní de comenzar los preparativos para prevenir un ataque estadounidense fue posterior al discurso del 20 de septiembre de 2001 del entonces presidente estadounidense George W. Bush (2001-2009) ante el Congreso legislativo, cuando afirmó que cualquier nación que continuara “albergando o apoyando al terrorismo” sería considerada un “régimen hostil”.

Luego, en enero de 2002, Bush mencionó a Irán como parte del “eje del mal”, junto con Iraq y Corea del Norte.

La nueva evidencia contradice la acusación de Estados Unidos de que Irán pasó varios años construyendo una central oculta para el enriquecimiento de uranio, mucho antes de marzo de 2007, cuando anunció que ya no informaría a la AIEA sobre nuevas plantas apenas decidiera construirlas.

El argumento iraní documentado en el informe sitúa la decisión de construir la central de Qom a mediados de 2007.

El reporte cita una carta iraní a la AIEA fechada el 28 de octubre que declara: “A consecuencia del aumento de las amenazas de ataques militares contra Irán, la República Islámica de Irán decidió establecer centros de contingencia para varias organizaciones y actividades”.

No se menciona ninguna fecha para esa decisión, pero el reporte de la AIEA se refiere a las imágenes satelitales del sitio, indicando que la construcción empezó por lo menos en 2002.

La agencia dijo haber “informado a Irán que había adquirido imágenes satelitales del sitio, comercialmente disponibles, que indicaban que allí se había construido entre 2002 y 2004, y que las actividades se habían reanudado en 2006 y habían continuado hasta la fecha”.

Aparentemente, la AIEA intentó transmitir la idea de que se trataba de la construcción de una segunda planta de enriquecimiento de uranio.

Diplomáticos no identificados dijeron que Irán había empezado a construir la central en 2002, que la interrumpió por dos años en 2004, porque había suspendido el enriquecimiento de uranio, y que la reanudó abiertamente en 2006.

Así lo informó el 13 de este mes –tres días antes de que el documento fuera enviado a los miembros de la Junta de Gobernadores de la agencia– el periodista George Jahn, de Associated Press.

Sin embargo, un análisis independiente de las imágenes satelitales mostró que esas primeras fotografías correspondían a la construcción de los “centros de contingencia” más que a una central nuclear.

Paul Brannan, experto en imágenes satelitales del Instituto para la Ciencia y la Seguridad Internacional, analizó las fotografías del sitio entre 2004 y 2005 y, en un informe del 29 de septiembre, concluyó que probablemente se tratara de un túnel destinado a objetivos ajenos al enriquecimiento de uranio.

Brannan observó que el sitio de Qom era apenas uno de los “muchos en todo el país” con características similares. Contrariamente a la descripción de la AIEA, señaló que la construcción continuó entre junio de 2004 y marzo de 2005, aunque a ritmo lento.

El análisis de Brannan coincide con la versión contenida en la carta iraní del 28 de octubre, sobre la decisión de construir todo un sistema de “centros de contingencia” con varios fines, en caso de un ataque aéreo estadounidense.

La misiva iraní citada por la AIEA señaló que la Agencia de Energía Atómica de Irán había pedido uno de los centros ya construidos para instalar una “planta de enriquecimiento de contingencia”, que aseguraría la continuación del enriquecimiento de uranio si la central de Natanz era atacada.

Según la carta, la planta subterránea de Qom comenzó a construirse con ese propósito en la segunda mitad de 2007.

Sin embargo, en contradicción con el artículo de Jahn, el reporte de la AIEA señala que “varios estados miembro” han “argumentado que el trabajo de diseño en la planta había comenzado en 2006″. Si realmente fue así, las obras de construcción vistas en los años anteriores obviamente no pueden haber sido de una central atómica.

Un alto funcionario del gobierno de Barack Obama señaló en una conferencia de prensa del 25 de septiembre sobre el sitio de Qom que la construcción real de la planta se había iniciado antes de marzo de 2007.

El lenguaje utilizado en el nuevo informe señala por primera vez que Estados Unidos ha adoptado un enfoque mucho más matizado en relación a la historia del sitio de Qom en sus comunicaciones con la AIEA.

En su informe, la AIEA parece sugerir que no cree en la versión iraní de que la construcción empezó en 2007. La agencia “señaló que la declaración de Irán sobre la nueva planta reduce el grado de confianza, en ausencia de otras instalaciones nucleares en construcción, y suscita preguntas sobre si en Irán hubo otras instalaciones que no fueron declaradas ante la Agencia”.

Irán dijo a la AIEA que no tiene otras plantas nucleares “actualmente en construcción o en operaciones que no hayan sido declaradas ante la Agencia”, según el informe. Pero todavía no respondió a una carta del 6 de noviembre en la que la AIEA preguntaba si tenía planes de instalar otras centrales.

El informe, último publicado bajo el mandato del director general saliente, Mohamed ElBaradei, parece reflejar su reducida influencia sobre la posición política de la agencia en relación a Irán y al director del Departamento de Salvaguardas, Olli Heinonen.

El 5 de este mes, luego de que los inspectores de la AIEA visitaron Qom y discutieron el contexto en el que se construyó, ElBaradei declaró que no habían encontrado nada de qué preocuparse y que esa planta funcionaba como un respaldo a la de Natanz, como sostenía Irán. “Es un agujero en la montaña”, dijo ElBaradei.

Sin embargo, el informe adopta un enfoque opuesto. Y también parece reflejar un punto de vista común en Occidente, en cuanto a que tratar al sitio de Qom como evidencia de un programa secreto de fabricación de armas nucleares es útil para aumentar la presión sobre Irán. En las conversaciones sostenidas el 1 de octubre en Ginebra, los gobiernos occidentales propusieron que Irán accediera a enviar hasta 80 por ciento de su uranio empobrecido a Rusia, a cambio de eventuales embarques de 20 por ciento de uranio enriquecido, para alimentar un pequeño reactor médico en Teherán.

Eso habría permitido al gobierno de Obama declarar una victoria diplomática en relación a las capacidades nucleares de Irán y acallar las presiones israelíes para bombardear centrales nucleares iraníes.

En las negociaciones que tuvieron lugar el mes pasado en Viena bajo los auspicios de la AIEA, ElBaradei presentó un proyecto de acuerdo basado en esa propuesta de Occidente. Sin embargo, Irán la rechazó e hizo una contrapropuesta que le permite administrar sus reservas de uranio empobrecido.

“Nos estamos quedando sin tiempo”, advirtió Obama a Irán el domingo, aludiendo a las negociaciones sobre el proyecto de ElBaradei. Estados Unidos y otros socios en las conversaciones nucleares han ignorado la contrapropuesta iraní.

* Gareth Porter es historiador y experto en políticas de seguridad nacional de Estados Unidos. “Peligro de dominio: Desequilibrio de poder y el camino hacia la guerra en Vietnam”, su último libro, fue publicado en junio de 2005 y reeditado en 2006.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net