worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Obama y Bush, más de lo mismo

“Locos son aquellos que haciendo siempre lo mismo pretenden obtener resultados diferentes”. —Albert Einstein.

Después de tres meses de promesas de cambios y el “comienzo del nuevo camino” que el presidente Barack Obama no se cansa de repetir a diario, la política norteamericana tanto interna como externa, empieza a ser la continuación del segundo gobierno de George W. Bush, así lo sostienen pensadores como Noam Chomsky, Paul Krugman y Joseph Stiglitz.

Obama prometió rescatar la economía pero todo lo hace a medias. Dio trillones de dólares a los bancos y a las aseguradoras para que salgan a flote pero sin atreverse de nacionalizarlos.

El llamado “Examen de Estrés’ al que fueron sometidos 19 principales bancos no dio ninguna seguridad para que el sector financiero diera un impulso decisivo a la economía, los que posiblemente necesiten más dinero para mantenerse a flote. ¿Entonces de qué “nuevo camino” habla el presidente, si los bancos no ofrecen préstamos al sector productivo y al pueblo? Las medidas del gobierno de recompensar a los autores de la recesión garantizan solamente el crecimiento del desempleo, que oficialmente ya alcanzó 8.5 % y extraoficialmente está cerca del 15%. Para millones de los que perdieron el trabajo ya se acaba las 39 semanas de cobertura del desempleo, y sin posibilidad de encontrar uno nuevo.

El empobrecimiento crece, y en el mismo Washington el 17.1 % de los habitantes sobreviven por cupones de alimentación. Este año el número de los que recurren a los cupones, incrementó en 32 %. En Nevada, Utah y Florida en 29%. De acuerdo a la ONG Feeding America, el hambre amenaza a más de 3,500,000 de niños menores de cinco años, en 11 estados. Aquí en Nueva York, las municipalidades empezaron a cobrar a los desamparados que viven en refugios.

La Casa Blanca no quiere ver la realidad, y en vez de atender las necesidades de su pueblo, derrocha el dinero contra un enemigo que recrea permanentemente. Tanto padre como hijo Bush destruyeron a Irak y después a Afganistán. Para Obama esto es insuficiente -- ya involucró a Pakistán en la guerra contra Afganistán aprovechando el levantamiento popular contra los caudillos locales , en el valle de Swat y en Balochstán.

Por supuesto, los insurgentes fueron llamados “talibanes y al-qaidistas’ dando pretexto al Gran Patrón a expandir más su guerra sin fin. Pero para no manchar sus manos como lo hizo recientemente en tres aldeas bombardeadas en Afganistán, asesinando a unos 120 niños y mujeres, la Casa Blanca esta vez ordenó al presidente de Pakistán bombardear a su propio pueblo. Y éste obedeció.

Lo que no dice Obama y los medios de comunicación al servicio de la causa de la “guerra prolongada contra el terrorismo”, que según los especialistas durará no menos de 50 años, es que su meta principal no es el Medio Oriente sino Rusia Y China. Norteamérica necesita balcanizar Pakistán para sacar a China del puerto Gwadar en Balochistán construido para el oleoducto Irán-Pakistán- China –India. Los norteamericanos están interesados en el oleoducto Turkmenistán-Afganistán-Pakistán-India, para aislar Turkmenistán de Rusia e Irán de China. ¿Qué sangriento y complicado, no?

Blanco, negro, amarillo o café, todos siguen los planes del Gran Patrón.

Vicky.pelaez@eldiariony.com


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net