worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Obama carga con herencia antiterrorista de Bush

El Pais.cr
17 de abril de 2009

Washington, (dpa) - Los documentos describen el horror de forma fría y precisa: el experto en interrogatorios "empuja rápidamente al individuo y lo mantiene fijo contra la pared", con el objetivo de "aumentar la inseguridad del prisionero".

Sobre el método del "waterboarding" o ahogamiento simulado, los documentos de agosto de 2002 y mayo de 2005 explican: "Durante entre 20 y 40 segundos se echaba continuamente agua desde una altura de entre 30 y 60 centímetros", con la intención de provocar la sensación de ahogamiento y provocar pánico".

En las memorias secretas de los tiempos de la presidencia de George W. Bush que salieron ahora a la luz se narran 14 brutales métodos de interrogatorio, como la privación de sueño durante 11 días o el encierro en pequeñas cajas junto con insectos.

El "waterboarding" está considerado no sólo a nivel internacional como tortura, sino incluso por el actual secretario de Justicia, Eric Holder.

Sin embargo, el presidente Barack Obama no quiere que haya una persecución penal de los que se esforzaron "de buena fe en seguir los consejos del departamento de Justicia".

Los sectores más a la izquierda y los seguidores de Obama de instituciones defensoras de los derechos humanos recibieron esa actitud con desánimo, pues un desinterés radical de un capítulo tan oscuro como complejo jurídicamente de la era Bush no parece una actitud y una forma de actuar propias del hombre que prometió "el cambio".

Ya antes tuvieron que frotarse los ojos con sorpresa, cuando el gobierno Obama se unió a la actitud de Bush de aceptar la posibilidad de mantener encerrados a los prisioneros considerados peligrosos en una "zona de guerra" por un tiempo indeterminado.

Los críticos temen que tampoco haya grandes cambios en el controvertido caso de las escuchas telefónicas sospechosas bajo el gobierno de Obama.

La alegría por un nuevo comienzo en la cuestión de los derechos humanos era grande cuando llegó el nuevo presidente. Nada más asumir su cargo, anunció el cierre del controvertido campo de prisioneros de Guantánamo en la bahía cubana. Sin embargo, a la mediática declaración le siguió una ola de problemas concretos.

Por ejemplo: había que buscar países de acogida para los prisioneros cuya puesta en libertad ya estuviese decidida. Y ni siquiera se implicó a los tribunales militares ni federales en un proceso tan sensible para la seguridad.

Incluso los críticos más duros de la política de interrogatorios de la era Bush alegan que una renuncia total a los "duros métodos de interrogatorio" por ejemplo en el caso de un inminente ataque terrorista podría tener un efecto boomerang. Y es que nadie quiere que lo acusen de que un rechazo estricto de métodos para obligar a confesar hizo posible un atentado.

También aparecen cada vez más discrepancias cuando el equipo de Obama presenta su política antiterrorista. El jefe de la CIA, Leon Panetta, dejó claro hace poco en una ocasión que se ha abandonado completamente la controvertida cuestión de las prisiones secretas, pero recordó que "la CIA conserva la autoridad de detener a individuos durante un corto lapso y de forma provisional", como escribe a un colaborador. Y "la caza decidida de la CIA contra Al Qaida y sus aliados en todo el mundo continúa de forma constante".

El presidente habló de "un momento de reflexión, no de venganza" al darse a conocer el jueves las memorias secretas.

La grandeza nacional de Estados Unidos consistió siempre en corregir su curso, destacó Obama; sin embargo, el duro crítico de George W. Bush durante la campaña electoral dejó claro que prefiere mirar hacia adelante que hacia el pasado.

Los defensores de los derechos humanos advierten que no hay que cerrar los ojos ante los errores del pasado. "Deberíamos mirar atrás una vez más antes de poder marchar hacia adelante como una nación", opina el director de la influyente organización defensora de los derechos humanos estadounidense ACLU, Anthony Romero.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net