worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Obama está mirando hacia el futuro, no hacia atrás: La pesadilla tortuosa del presente

Jill McLaughlin
29 de noviembre de 2010

Traducido del inglés por
El Mundo No Puede Esperar
01 de marzo de 2011

¿A qué creen que se refiere Obama cuando nos pide que miremos hacia adelante, no hacia atrás? No sé ustedes, pero yo mirando largamente y duramente al presente veo un criminal de guerra  viajando por el país y el mundo promocionando su nuevo libro, en el que afirma que autorizó el "submarino" porque sus abogados le dijeron que era legal.

Y en una reciente entrevista con Matt Lauer de la NBC, exclama con orgullo que lo haría de nuevo.

En la actualidad, cualquier persona interesada en prestar atención sabe que los abogados de Bush se involucraron en una gimnasia legal para retorcer la ley que dio como fruto lo que hoy se conoce como "memos sobre la tortura". En cuanto al presente veo que, incluso después de su admisión en un libro y en la televisión, el hombre y los abogados responsables de las torturas sistemáticas de cientos si no miles, están libres. Si miramos hacia atrás podemos dar las gracias a Obama en el presente por permitir a este criminal de guerra distorsionar la verdad y evadir la justicia. Como Kevin Gosztola escribió en ¿Qué es el “submarino” (waterboarding)? Es un crimen de guerra, ex presidente Bush:

El gobierno de Obama efectivamente ha legalizado el submarino, la tortura y los crímenes de guerra, pues rehúsa ordenar que el Departamento de Justicia investigue o procese a los ex funcionarios de Bush que ahora andan jactándose abiertamente de su papel en la comisión de crímenes de guerra. Los grupos pro justicia han tratado de conseguir la inhabilitación de los abogados involucrados en crear las justificaciones de tortura, pero han fracasado dada la falta de interés en dar seguimiento a la obligación del país de investigar y procesar por crímenes de guerra (quizás el hecho de que publicaciones como el New York Times hayan calificado esos esfuerzos por defender el dominio de la ley de “izquierdista” tiene algo que ver con su fracaso).

Tal vez piensa que estoy siendo demasiado duro con Obama. Tal vez piensa que mirar hacia adelante y no hacia atrás es una cosa noble u honorable o le hace tener un aire como de alguien que se centra, con la camisa arremangada, listo para hacer los cambios necesarios para asegurarse de que estos crímenes no se repitan. Usted me preguntara que si este cambio va a suceder, no podemos perder el tiempo en instrucciones o enjuiciamientos de los responsables de los crímenes, verdad? Todo esto trata de la "esperanza puede cambiar", Jill, esto es lo que me dirás.

Pero estúpido de mi, no puedo dejarlo ir.

No puedo dejar de preguntarme qué es lo que realmente quieren decir Obama cuando dice que miremos hacia adelante, no hacia atrás. Tal vez repito la pregunta por lo que estoy viendo en el presente. Guantánamo permanece abierta. Y, como Andy Worthington, autor de los archivos de Guantánamo, señala en un artículo reciente, Obama ha abandonado su promesa de campaña para cerrar la prisión, y mucho menos para responsabilizar a nadie.

Tal vez sigo volviendo a esta pregunta, porque lo que veo en el presente es que con Obama, el centro de detención de Bagram, en Afganistán se ha ampliado, con informes de una prisión secreta dentro de este centro. Este año, la BBC informó de detenidos torturados allí.

Tal vez cuando lleguemos al fondo de la cuestión hay algún punto que puede ser evitado. Cualquier adulto con juicio sabe que para empezar a siquiera contemplar el cambio es necesario mirar al pasado, no importa lo feo que el pasado sea, con el fin de ver claramente las cosas que necesitan ser modificadas. La dura realidad es que Obama y los miembros de la clase dominante no tienen ningún interés en que se modifica nada. Esto se pone de relieve en el artículo, Tortura depravada y sistemática de Estados Unidos que apareció en la edición del 06 de septiembre del periódico Revolución. En ella Alan Goodman escribe sobre el informe de 2004 hecho por la Oficina del Inspector General de la CIA (IG).

Una cosa que surge de este informe es una idea más claramente definida de cómo la definición de la tortura legal ha sido extendida continuamente durante la “guerra contra el terror” y que ahora está siendo renombrada (y extendida) por la administración de Obama. Históricamente, la tortura ha estado arraigada profundamente en la doctrina de guerra y la represión norteamericanas (un resumen del uso de la tortura por Estados Unidos se halla en Técnicas de tortura en Guantánamo: ¿“de inspiración comunista”...o desarrolladas, refinadas y exportadas por Estados Unidos?,” Parte 2. por Li Onesto, Revolución #139, 3 de agosto de 2009).). Pero se ha llevado a cabo de manera encubierta en la forma de acciones secretas de la CIA que “se niegan a confirmar o negar”. O por sustitutos o por dictadores títeres en otros países que sirven a los intereses norteamericanos. El informe de la CIA señala explícitamente el cambio de denuncias públicas de oposición a la tortura a la legalización abierta de la tortura.

Goodman sigue escribiendo,

En pocas palabras, lo que surge es que los que encabezan la CIA identificaron explícitamente, al servicio de la Casa Blanca, el Congreso y la clase dominante como un todo, que se llevaban a cabo importantes cambios de doctrina por medio de la institucionalización de la tortura legalizada. Y documentaron que la Oficina de Consejería Jurídica de la Casa Blanca y el Departamento de Justicia aprobaron estos cambios.

Aunque una exploración del papel estratégico de la tortura en la doctrina militar yanqui, en particular en cuanto a la “guerra contra el terror”, rebasa el ámbito de este artículo, se puede señalar que la tortura y el terror, o las masacres de civiles inocentes como una táctica militar consciente, son una parte integral de la doctrina yanqui de guerra y esto es cierto de maneras muy extremas en la “guerra contra el terror”. Y en la clase dominante hay una perspectiva al menos generalizada de que es necesario echar a la basura y darles una nueva redacción a las antiguas normas legales que habían sido consideradas fundamentales en Estados Unidos, como tomar posiciones “públicas” en oposición a la tortura.

Así que esto es a lo que Obama se refiere cuando dice miremos hacia adelante, no hacia atrás. No es por el noble ideal de mirar hacia adelante y no hacia atrás con el fin de poner fin a estos crímenes contra la humanidad por lo que Obama se niega a enjuiciar a los responsables de la tortura bajo el gobierno de Bush. Se niega porque él ha abrazado y legitimado lo que Bush puso en marcha en aras de ampliar el imperio de los EE.UU. a través de la "guerra contra el terror".

La mayoría de la humanidad está viviendo un presente tortuoso debido al imperialismo de EE.UU., con un peor futuro por delante. La gente de conciencia que realmente comprende esta realidad y entiende plenamente la inmoralidad horrenda de la tortura de EE.UU. es la que debe enfrentarse con el hecho de que cualquier cambio real tendrá que ser iniciado por el pueblo de este país. Esto no va a suceder confiando en la política de lo posible, sino a través de la oposición visible y la resistencia a la tortura de EE.UU. y las guerras de ocupación. El Mundo no Puede Esperar ha estado al frente con valentía resistiendo y oponiendose a la tortura en EE.UU. y a estas guerras y ocupaciones, pero se necesitan millones para poner fin a la tortura. Apoya, Dona, Unete... el mundo no puede esperar.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net