worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Julian Assange y lo que están en juego

24 de junio de 2012
Dennis Loo

Traducido del inglés por
El Mundo No Puede Esperar
31 de julio de 2012

Noticias de Última Hora: Mientras se escribía este artículo, llegaron noticias de Londres diciendo que Julian Assange consiguió escaparse de su arresto domiciliario y solicitó asilo político en la embajada de Ecuador en Londres el 19 de Junio, 2012. Los comentarios de simpatía de Ecuador a la petición de Assange son buenas noticias dado que Assange acaba de perder su apelación delante del tribunal Supremo de Inglaterra para bloquear su extradición a Suecia, de lo que se habla en el siguiente artículo, para enfrentarse a un caso de acusaciones sexuales que aparece ante todo el mundo como un caso reaccionario, políticamente motivado y preludio de una posible extradición de Assange a los EEUU, y el hecho de que ya ha sido abiertamente blanco de asesinato por varios altos funcionarios y expertos de los EEUU quizás por drones (aviones no tripulados).

*****

Julian Assange, fundador y líder de WikiLeaks, informante internacional que se ha dedicado a descubrir los terribles secretos que los gobiernos intentan –y deben mantener – para que sus ciudadanos los ignoren para poder continuar con esos negocios sucios, se está enfrentando a un caso legal extremadamente peligroso que puede aniquilar su trabajo y el de WikiLeaks.

No sólo está en juego el destino de Julian Assange: si él pierde, la marejada de su caso (oleadas sería una mejor metáfora) tanto legal como política, tendrá efectos muy grandes en todas las personas que busquen transparencia y justicia. En esencia, por lo que Assange está en tela de juicio - su cobarde crimen a ojos de la autoridad – es hacer lo que los reporteros tienen que hacer – decir la verdad y revelar al público si hay corrupción, actos ilícitos o comportamiento criminal, especialmente por los de más arriba, que tienen el poder para cometer crímenes mayores y que tienen una mayor habilidad para ocultar sus actos en la ausencia de un periodismo investigativo.

Assange (nacido el 3 Julio, 1971) es un periodista australiano activista del Internet. Su padrastro describe a Julian como un joven que “siempre defendió a los desvalidos. Me acuerdo que en su escuela siempre se frustraba cuando los matones del grupo abusaban de los más débiles. Tenía un gran sentido de la igualdad y la justicia.” De joven, tenía curiosidad por la piratería informática, luego se hizo un programador informático, y fue el fundador de WikiLeaks a mitad de los años 2000. Ha sido el beneficiario de varios galardones, incluyendo el galardón de periodismo del 2009 de Amnistía Internacional, elegido por los lectores como Personaje del Año de la revista TIME en el 2010, medalla de oro de la Fundación por la Paz de Sydney en el 2011, y el premio Martha Gellhorn al periodismo del 2011. Snorre Valen, un parlamentario de Noruega, le nominó en el 2011 al premio Nobel de la Paz.” (Según la bio de Assange de Wikipedia. Wikipedia y WikiLeaks no están relacionados.)

WikiLeaks mantiene una página Web, wikileaks.org creada en el 2006. Es más famosa quizás por la publicación en Junio 2010 del vídeo (“Asesinato Colateral”) de un helicóptero Apache de los EEUU con los asesinatos de nueve civiles iraquíes y dos periodistas de Reuters que se encontraban casualmente en un suburbio de Bagdad en el 2007 cuando fueron acribillados a tiros. Después del incidente, que el New York Times describió falsamente en su artículo original, como un tiroteo entre fuerzas de los EEUU contra los “insurgentes” que supuestamente atacaron a las tropas americanas, Reuters intentó sin éxito por tres años recibir una explicación veraz de las muertes de sus periodistas. La verdad finalmente se reveló cuando WikiLeaks publicó el vídeo. El soldado Bradley Manning fue más tarde acusado por traición por supuestamente ser el informante que dió la cinta de este vídeo a WikiLeaks.

Los detalles del caso contra Assange por las autoridades son: en el 2010 el fiscal general de Suecia buscó a Assange para interrogarle por alegaciones de asalto sexual y violación de dos mujeres suecas y ha estado buscando su extradición desde el 2010. Assange declara esas acusaciones como absolutamente falsas.

El 30 de mayo de 2012 el Tribunal Supremo de Inglaterra dictó por un voto de 5-2 que Assange, que ha estado bajo arresto domiciliario en Inglaterra mientras disputa los esfuerzos de extradición de Suecia, debería ser entregado a las autoridades de Suecia. La mayoría del tribunal mantuvo que el fiscal de Suecia es una “autoridad judicial” y por ello tiene el derecho de detener a Assange, a pesar de que la mayoría admitió durante el debate parlamentario, que un ministro inglés explícitamente dijo que la expresión “autoridad judicial” tiene que proceder de un tribunal/juez y no de un fiscal. ¿Cómo consiguieron ese cambio de opinión? Refiriéndose a la interpretación en francés de esa expresión que supuestamente incluye a los fiscales como “autoridades judiciales.

Lo que esta decisión clarifica es que los tribunales, a pesar de ser organismos imparciales, obligados por las leyes, están sujetos fácilmente a los deseos de los que dominan la sociedad. Como dijo Glenn Greenwald, hablando en el KPFA de Democracy Now! el 30 de mayo de 2012:

    “Julian Assange es una de las personas más odiadas por los gobiernos occidentales por la transparencia que ha traído. Típica y desafortunadamente, las ramas judiciales en los Estados Unidos e Inglaterra hacen lo contrario de lo que deberían hacer, protegen al poder institucionalizado y ayudan a castigar y eliminar los derechos de los más desvalidos. Por eso, me hubiera sorprendido mucho que el tribunal actuara en favor de Assange, a pesar de que los dos jueces disidentes en el tribunal supremo, señalaron que las razones de Suecia y los que abogan por la extradición están directamente opuestas a la ética de lo que los estatutos dicen.

    Nadie piensa que un fiscal es una autoridad judicial. No ha sido acusado con ningún crímen, y por lo tanto ni un juez ni un tribunal pueden buscar su extradición. Sólo es un fiscal. Pero típicamente no es la ley en estos casos la que dicta. Lo que dicta son las consideraciones políticas y los intereses del partido. Por éso, si no pasa nada imprevisto, completamente imprevisto, algún día no muy lejano, es probable que será expatriado a Suecia.”

Al contrario de la reputación de Suecia de ser una sociedad más humana, el primer ministro de Suecia (el equivalente al presidente de los EEUU) atacó públicamente a Assange una semana antes de su comparecencia ante el Tribunal Supremo de Inglaterra, en un claro intento de influenciar la opinión pública en contra de Assange.

Los procedimientos suecos antes de un juicio, como lo describe Glenn Greenwald “rozan la barbarie.” A los prisioneros no se les permite poner una fianza, y a Assange probablemente se le encerrará en solitario sin ningún contacto con el mundo exterior. Las audiencias antes del juicio se celebran secretamente, fuera del escrutinio público.

La significancia de esto está basada en el hecho de que las acusaciones en Suecia son simplemente el preludio para conseguir la extradición de Assange a los Estados Unidos, donde las autoridades quieren acusarlo de espionaje y eliminarlo como rival, ya sea a través de un juicio o un potencial asesinato extrajudicial. También, como indicación de lo mucho que está en juego en este asunto, justo después de anunciar el fallo en la apelación de extradición de Assange, Suecia comentó en tweet que la Secretaria de Estado Hillary Clinton iba a reunirse con funcionarios de alto rango de Suecia, el 3 de junio de 2012. Esta sería la primera visita a Suecia de un funcionario del gobierno de los EEUU en mucho tiempo.

Estas acusaciones se hicieron después de que Assange y WikiLeaks publicaran al mundo entero expedientes muy voluminosos delatando a los EEUU y otros gobiernos como Inglaterra y al antiguo régimen de Zine El Abidine Ben Ali de Tunez como mentirosos de lujo y criminales de guerra. (Las dañinas revelaciones de los cables diplomáticos secretos publicados por WikiLeaks sobre el papel que tuvo la corrupción de Ben Ali en el inicio de la Revolución Tunecina, despertando la Primavera Arabe. Su relación con la Primavera Arabe muestra que tan incendiarias son las revelaciones que WikiLeaks ha publicado y que tan poderoso su trabajo ha sido y puede llegar a ser en el futuro para aquellos que buscan un cambio fundamental en la sociedad.) Esa es la razón precisamente por la que los padrinos del imperialismo de los EEUU están buscando eliminar a Julian Assange, a WikiLeaks, informantes, como las acusaciones contra Bradley Manning, a los periodistas que todavía consideran la verdad como parte de su trabajo y a aquellos que se declaran en contra de la injusticia. Se ha hecho en tantos aspectos tan críticos que la administración Obama ha superado al régimen de Bush en perseguir a los informantes y periodistas de una manera más agresiva de la que Bush y Cheney lo hicieron.

En otras palabras, WikiLeaks y Assange son el equivalente del siglo 21 de Daniel Ellsberg que fue atacado por la administración de Nixon por ser un informante cuando publicó los famosos “Papeles del Pentágono” demostrando que el gobierno de los Estados Unidos mintió sobre sus acciones y motivaciones en la guerra del Vietnam, ayudando de esta manera al crecimiento del movimiento pacifista. Ya que los documentos que Ellsberg publicó y la documentación mucho más extensa de los crímenes que Assange y WikiLeaks han publicado son una amenaza real para el gobierno de los EEUU, que no está preparado para esta agenda, y porque los documentos son sin duda auténticos y no se pueden hacer pasar por falsificaciones, tanto Ellsberg entonces y Assange ahora, han sido objeto de ataques morales a su personalidad por aquellos que tienen más que perder con esas revelaciones. En el caso de Assange, estos intentos para desacreditarlo han sido más que “sólo” calumnias a su persona. Han incluido demandas públicas y muy explícitas para su asesinato.

Nada menos que el vicepresidente Joe Biden en Meet the Press en diciembre 2010 llamó a Assange un “terrorista de alta tecnología” una expresión que, naturalmente, sería más correcta si se refiriera a él y a la administración Obama. Jonah Goldberg, un erudito de la derecha, editor general del National Review y del American Enterprise Institute Fellow, en la publicación del 29 de octubre de 2010 del Chicago Tribune declaró un fatwa (sentencia de muerte) contra Assange preguntando porqué la CIA no había ya eliminado a Assange:

    Me gustaría hacer una simple pregunta: ¿Porqué Julian Assange no está muerto?

    En caso de que no lo sepan, Assange es el programador de computadoras detrás de WikiLeaks, un masivo- y masivamente exitoso- esfuerzo para revelar información secreta o confidencial. En una serie de recientes publicaciones, él reveló miles y miles de documentos sobre las guerras de Afganistán e Irak.

    Por éso, yo pregunto otra vez: ¿Porqué no se usó el garrote vil en su hotel hace años?

    Es una pregunta muy seria.*

El hecho de que un periodista americano sindicado como Jonah Goldberg, el vicepresidente Biden y muchos otros han hecho esas grotescas similares declaraciones pidiendo el asesinato de Assange, en los principales periódicos del país como el Chicago Tribune y en las oficinas de los altos mandatarios sin ser condenados por sus declaraciones sedientas de sangre, nos dice mucho en qué tiempos vivimos: aparentemente está bien que los eruditos americanos declaren fatwas y nuestros líderes puedan hacer amenazas públicas, es por ello que son Verdaderos Patriotas Americanos. Pero atrévanse a decir la verdad sobre los crímenes reales, y ¡esos informantes traidores se merecen la tortura y la muerte!

Esas declaraciones fulminantes de las autoridades nos dejan saber qué tan precaria es la continuidad de su gobierno. No pueden continuar haciendo lo que hacen y no pueden hacer lo que planean hacer si no son capaces de controlar lo que la gente sabe. Los informantes y los buenos periodistas son demasiado perjudiciales para sus planes: los periodistas de verdad revelan la hipocresía y los engaños de nuestros líderes. El funcionamiento de su sistema es tan terrible que nuestros estimados líderes tienen que llevar a cabo un nivel de represión sin precedentes contra los que exponen la verdad, las cuestiones y las protestas, para evitar que su castillo de naipes sea destruido por la furia de la población dispuesta a desafiarlos. WikiLeaks y Assange ya han demostrado esta posibilidad.

Nos debemos levantar para defender a Julian Assange por su postura heroica contra esos horribles actos para poder crear más espacio para él y para otros para hacer lo que se tiene que hacer.

Como Tyrion Lannister, en la saga de George R.R. Martin que el HBO convirtió en la serie Game of Thrones, dijo en A Clash of Kings, “Cuando arrancas la lengua de un hombre, no pruebas que es un mentiroso, sólo estás diciendo al mundo que tienes miedo de lo que pueda decir.”

Dennis Loo es un profesor de sociología en Cal Poly Pomona, autor de Globalization and the Demolition of Society, y es un miembro del comité directivo nacional del Mundo No Puede Esperar.

*Jonah Goldberg, "Why Is Assange Still Alive?" Chicago Tribune online, 29 de octubre de 2010, accedido el 3 de noviembre de 2010.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net