worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Scooter Libby versus Bradley Manning: Malicia versus nobleza

07 de marzo de 2012
Saul Landau
progreso-semanal.com

Después del 11/9, I. Lewis “Scooter” Libby, graduado de Yale y con un título de abogado por la Universidad de Columbia, planeó junto con colegas neoconservadores la distorsión e invención de datos de “inteligencia” para convencer al público que Saddam Hussein poseía armas de destrucción masiva, de manera de poder justificar la invasión a Irak.

Entre 2001 y 2005, Libby ocupó el cargo de ayudante del presidente para asuntos de Seguridad Nacional, jefe de personal del vicepresidente de Estados Unidos y asistente del presidente George W. Bush.

Una mentira neoconservadora tenía que ver con la aseveración de Bush de que “el gobierno británico ha sabido que Saddam Hussein buscó cantidades significativas de uranio en África”. (Discurso acerca del Estado de la Unión, 2003.)

Cheney repitió en marzo que Saddam Hussein estaba “tratando de nuevo de producir armas nucleares”. (Programa de TV “Meet the Press”.)

A la CIA se le pidió que investigara. Joe Wilson, un ex embajador de EE.UU. y experto en asuntos africanos, fue seleccionado para la misión.  Su esposa, Valerie Plame, trabajaba como operativa encubierta para la CIA.

Wilson descartó el cuento de la torta amarilla. Su artículo en The New York Times (“Lo que No Encontré en África”, 6 de julio de 2003) sugería que los  bushistas habían inventado pretextos para la guerra de Iraq.

Libby s sus co-conspiradores de la guerra, Karl Rove y Richard Armitage, insatisfechos con su éxito en hacer la guerra, querían castigar a sus enemigos en Washington. Filtraron el nombre de Plame al travieso columnista Robert Novak, a fin de castigar a su esposo, Wilson. El artículo de Novak destruyó la carrera de ella y descubrió a sus agentes y contactos.

Posteriormente un  jurado declaró a Libby culpable de obstrucción de la justicia y perjurio en relación  con el caso. Un juez lo condenó a 30 meses de prisión y a pagar una multa de $250 000 dólares. Meses después, Bush le conmutó la pena. Pero nadie fue acusado de conspiración por distribuir información falsa para hacer al público favorable a la guerra. The New York Times incluso había ayudado a la campaña al publicar en su primera plana las mentiras como noticias.

Cuenten los logros de la pandilla de Bush: miles de muertos entre el personal militar y contratistas de EE.UU., y cientos de miles de iraquíes, cientos de miles heridos física y mentalmente –aquí y allá. Irak continúa destrozado. El año pasado, 13 000 iraquíes murieron violentamente. W. Bush destruyó la integridad de Irak. Su derrochador gasto de guerra aumentó enormemente la deuda nacional. Su biografía definitiva pudiera titularse: Mintiendo a la Nación para Ir a la Guerra.

Libby cumplió algunos meses de prisión. Pero la pandilla neoconservadora debiera llamarse sencillamente “con” –como en convicto.  En su lugar, la mayoría tiene empleos excelentes.

En noviembre de 2005, una unidad de la Infantería de 4 Marina mató a 24 hombres, mujeres y niños iraquíes desarmados en Haditha, Iraq. Los investigadores determinaron que todos habían muerto por múltiples heridas de armas de fuego a quemarropa –aparentemente en venganza por un ataque rebelde iraquí a un convoy norteamericano, en el que murió un cabo de los marines- el mini My Lai de Irak.

El pasado 24 de enero, un juez militar norteamericano distribuyó duras condenas. El jefe de escuadra, sargento mayor Frank G. Wuterich, se declaró culpable de crímenes de guerra y fue condenado a un máximo de 90 días de prisión y a una reducción de pago y rango. No pasó un día en el calabozo. Un marine fue absuelto y a otros seis se les retiró la acusación. (Dirk Adriaensens, Truthout, 28 de febrero de 2012.)

Ningún funcionario de EE.UU. ha sido acusado de la muerte masiva de civiles en Iraq o por mentir como pretexto para la guerra. ¿Quién recuerda las leyes de Núremberg?

Ahora veamos el suplicio del soldado de primera clase Bradley Manning. Él tuvo acceso a y supuestamente reveló –a Julian Assange, de WikiLeaks– cientos de miles de documentos secretos. Es cierto que estos documentos revelaban secretos no vitales a nuestro enemigo, pero mentiras, corrupción y crímenes de funcionarios norteamericanos y de otros países. El equipo de la defensa de Manning subraya que lo que publicó WikiLeaks no era ni debiera ser secreto. Actividades ilegales, estúpidas, egoístas y verdaderamente idiotas. Si él distribuyó ilegalmente esos documentos, ¿por qué el Departamento de Justicia no acusa a The New York Times y a otros periódicos que alegremente distribuyeron esos materiales supuestamente clasificados (y mortificantes)? Un video supuestamente divulgado por Manning se extendió como un virus. Miembros de la tripulación de un helicóptero artillado norteamericano reciben órdenes de disparar a iraquíes porque uno de ellos (camarógrafo de Reuters) pudiera llevar un arma (cámara de video). Vemos por medio de la cámara montada sobre la ametralladora la masacre de un grupo de hombres que están cerca del camarógrafo, y luego de otros que acuden a ayudar a los heridos, incluyendo a un niño dentro de una camioneta. ¿Comportamiento humanitario en Irak? ¿Quién nos invitó a que fuéramos?

¿Esto era clasificado porque los iraquíes no saben que nuestras tropas hacen tales cosas –o porque deshonra a nuestros militares?

Con venganza y premeditación, los militares tuvieron a Manning durante meses en confinamiento solitario –a menudo desnudo y con la luz encendida toda la noche– en la Base de la Infantería de Marina en Quántico, Virginia. La celda en solitario “destruye el espíritu y debilita la resistencia de manera más eficaz que cualquier otra forma de maltrato”. (John McCain, acerca de su confinamiento en solitario en Viet Nam.)

Amnistía Internacional, Vigilancia de Derechos Humanos, el Centro para Derechos Constitucionales, la ACLU y The New York Times llegaron a la conclusión de que el confinamiento solitario constituye una tortura destinada a destruir a una persona. El Enviado Especial de Naciones Unidas para la Tortura trató de investigar las condiciones de Manning en prisión. Los militares rechazaron su solicitud de una visita no monitoreada.  (Bill Quigley, Common Dreams, 23 de febrero.)

Manning, de 24 años, se enfrenta a  22 acusaciones, incluyendo “colaboración  con el enemigo”.  Si es declarado culpable, el gobierno solicitará cadena perpetua, a no ser que Manning implique a Julian Assange en la “conspiración” para revelar los pecados “secretos” de la seguridad nacional de Estados Unidos. Miembros del parlamento de Islandia han nominado a Manning al premio Nobel de la Paz. Ayudémoslo a ganarlo –en libertad.

El filme de Saul Landau Por favor, que el verdadero terrorista se ponga de pie se proyectará en la Iglesia Unitaria de Berkeley, California (Calle Cedar, No. 1924) el 15 de marzo, a las 7 P.M. Landau es miembro del Instituto de Estudios para las Políticas.

Fuente: Scooter Libby versus Bradley Manning: Malicia versus nobleza


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net