worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

EXCLUSIVA: nos adentramos en la operación de Washington para hundir a Snowden

Jason Leopold
VICE News | Spanish
junio 5, 2015


Imagen por Thomas Kienzle/EPA

Un grupo bipartito de legisladores de Washington ha solicitado información a la cúpula del Pentágono que podrían utilizar para "dañar la credibilidad" de Edward Snowden, el ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), "entre la prensa y la opinión pública".

Así se deduce de los documentos desclasificados obtenidos en exclusiva por VICE News, en respuesta a su largamente interpuesta demanda amparada en la Ley de Libertad de Información. Las peticiones de información solicitadas por los legisladores fueron esgrimidas en diciembre de 2013. En febrero de 2014 se repitieron, después de que la cúpula de la Agencia de Defensa e Inteligencia (DIA) retuviera cierta información clasificada para su supervisión en el Congreso y el Senado. Se trataba de información relativa a la valoración que hizo la DIA de los presuntos daños a la seguridad nacional causados por la filtración de Snowden, quien difundió asuntos de alto secreto entre los periodistas Glenn Greenwald, Barton Gellman y Laura Poitras.

Los documentos contienen información extremadamente detallada sobre las discusiones mantenidas durante un año entre la DIA y el Congreso sobre las filtraciones de Snowden. Sin embargo, las 35 páginas de documentos no contienen ningún ejemplo concreto de cuáles serían los daños a la seguridad nacional. Básicamente porque fue la DIA la que redactó esa información.

En cualquier caso, lo que sí contienen los documentos es una asombrosa revelación que nadie había publicado hasta ahora: Snowden se hizo con "más de 900.000 archivos del departamento de Defensa (DoD) — más documentos de los que se descargó de la NSA sobre los programas de vigilancia de la agencia. Así lo establece un informe sin fecha de dos páginas de la DIA, que fue elaborado por el máximo responsable de un cuerpo especial formado para valorar los daños causados por el chivatazo de Snowden, antes de la sesión informativa oficial del comité de Inteligencia del Senado. El informe alude a una gráfica que "desglosa" los "bloques de datos" obtenidos por Snowden y "el paradero desde donde los copió". Pese a todo, la DIA retuvo la información en nombre de la seguridad nacional.

En un sumario aparte, con fecha de 6 de febrero de 2014, sobre una sesión informativa congresual que los funcionarios de la DIA sostuvieron para el Subcomité de Apropiaciones de la cámara de Senadores, no se especifica claramente el volumen de información que Snowden obtuvo del DoD. En el sumario, que incluye "una breve reseña de la cronología de las revelaciones de Edward Snowden", según relatan miembros del subcomité, "se expresa la sorpresa y la preocupación sobre el alcance de la información del departamento de Defensa potencialmente comprometida por Edward Snowden". El sumario de la sesión informativa congresual relata que Snowden descargó archivos militares que "podrían afectar negativamente a futuras operaciones militares".

VICE News no ha sido capaz de identificar ninguna de las secuencias publicadas durante los dos últimos años basadas en los documentos que, según la DIA, Snowden se habría descargado del DoD.

En un comunicado emitido el año pasado, Snowden negó haberse descargada archivo militar alguno, tal y como afirmaban los funcionarios del DoD y del departamento de Inteligencia. "Sus afirmaciones están basadas en una premisa que no tiene fundamento: que yo buscaba información militar", declaró Snowden.

Después de que la DIA completara el 18 de diciembre de 2013 un informe de evaluación de daños sobre cómo, presuntamente, Snowden habría comprometido las operaciones antiterroristas de Estados Unidos y amenazado la seguridad nacional, las filtraciones del informe confidencial empezaron a aparecer en los medios. Las fuentes de dichas filtraciones no eran otros que miembros del Congreso y funcionarios anónimos que veían a Snowden como a un "traidor".

El 18 de diciembre, Walter Pincus, periodista del Washington Post, publicó una columna de opinión, en la que citaba a fuentes anónimas, que contenía detalles sobre el informe de evaluación de daños de Snowden. Tres días antes, el informativo 60 minutos había emitido un documental que fue condenado públicamente por ponerse del lado de la NSA. El día 9 de enero Foreign PolicyBloomberg publicaron sendas informaciones. Fue solo tres días después que el informe de evaluación de daños fuese presentado a nada menos que 6 comités de vigilancia del Congreso. Ambas informaciones aludían a un comunicado emitido por los líderes republicanos en el Congreso, que citaba al informe clasificado sobre evaluación de daños de la DIA. En él, se afirmaba que las filtraciones de Snowden ponían en peligro las vidas del personal del ejército estadounidense.

Conforme fueron pasando las semanas, siempre según los documentos de la DIA, cada vez eran más los miembros del Congreso con ganas de desacreditar a Snowden.

Miembros de ambos bandos (los republicanos Richard Nugent, Austin Scott, Henry "Hank" Johnson Jr, y Susan Davis), presionaron repetidamente a los informadores de la DIA para obtener más datos sobre el informe [de los daños Snowden] y así hacerlo publicable para la opinión pública", según declara un sumario elaborado por el entonces director de la DIA, el teniente general Michael Flynn, y por su subdirector, David Shedd, fechado el 6 de febrero de 2014. El sumario versa sobre la sesión informativa mantenida frente al Subcomité de Servicios Armados sobre las filtraciones de Snowden en materia de Amenazas Emergentes y Capacidades.

"El redactado explica las restricciones habidas, pero los miembros del subcomité se quedan inalterables ante ese argumento. Por encima de todo, los miembros del Subcomité de Servicios Armados se mostraron agradecidos por el informe y expresaron reiteradamente que la información necesitaba ser compartida con el público estadounidense".

Los documentos de la DIA obtenidos por VICE News salieron exactamente dos años después de que el periódico británico The Guardian publicara su primera noticia de la abundante documentación filtrada por Snowden. Fue la misma semana en que algunos de los legisladores que buscaban desacreditar a Snowden aprobaron la Ley que terminó con la intervención a mansalva a la que la NSA había sometido a las comunicaciones telefónicas y online de sus ciudadanos — justo el primer programa descubierto en la primera información aparecida en el Guardian. El cambio legislativo señaló la primera ocasión desde el 11S en que tanto el Congreso como el Senado acuerdan limitar los poderes de vigilancia del gobierno.

* * *

Los documentos de la DIA también resuelven la espinosa cuestión sobre el origen de la afirmación que asegura que Snowden se descargó 1.7 millones de archivos. Durante más de un año, la cifra alegada ha sido tratada como un hecho incontestable en muchas informaciones aparecidas, pero jamás ha sido referida directamente a ningún funcionario del gobierno con nombre y apellidos.

En un reportaje publicado por Intercept en mayo de 2014, Greenwald arremetía contra los periodistas por "afirmar repetidamente la flagrante información no contrastada, según la cual Snowden se habría llevado 1.7 millón de archivos". Según Greenwald muchas de las informaciones "eran pura elucubración".

Ahora, los documentos de la DIA prueban claramente que la acusación provenía de un listado no clasificado sobre los principales temas de discusión del departamento de Defensa, que fue enviado al Congreso el día 8 de enero de 2014. El día antes en queForeign Policy y Bloomberg publicaran sus respectivos reportajes que contenían los mismos temas de discusión que los documentos de la DIA.

"Un ex contratista de la NSA ha descargado casi 1.7 millón de archivos del sistema de las agencia de la Comunidad de Inteligencia (IC). Se trata de más comprometedora y de la mayor cantidad de secretos jamás revelada en la historia de los Estados Unidos", declara el primero de los cinco temas de discusión del departamento de Defensa.

Los otros temas de discusión, que no arrojan ningún dato sobre el presunto daño específico que habría causado Snowden, dicen:

    Gran cantidad de la información comprometida [por Snowden] puede afectar potencialmente a la Seguridad Nacional de Estados Unidos de manera gravísima, pues incluye detalles del departamento de Defensa y de sus capacidades.

    Mientras la mayor parte de las informaciones aparecidas en los medios hasta ahora se centra en la obtención por parte de la NSA, de inteligencia extranjera para proteger las vidas de nuestros ciudadanos y aliados, los archivos incluyen temas extremadamente sensibles que van mucho más allá de la recaudación de datos de la NSA. Revelar esa información en la prensa y ponerla al alcance de los adversarios, puede afectar potencialmente no solo de poner en peligro las vidas del personal del departamento de Defensa, sino que puede dinamitar el éxito de las operaciones del departamento.

    Estas filtraciones no autorizadas han descubierto a nuestros enemigos cuales son nuestra fuentes y nuestros métodos en materia de inteligencia. Su impacto puede afectar negativamente a nuestros aliados, a los socios con quienes estamos librando la batalla contra el terrorismo, los ciber crímenes, el tráfico de drogas y de personas y contra la proliferación de armas de destrucción masiva. Semejante cooperación internacional, que está relacionada con la recaudación de información, tecnología y de experiencia, es fundamental para preservar nuestra seguridad y la de nuestros aliados.

Snowden es identificado por su nombre en algunas páginas de los documentos. También se alude a él como a "Persona de interés" (POI) en otras páginas, debido al procedimiento criminal emprendido por el gobierno en su contra. Durante una de las sesiones informativas confidenciales que los funcionarios del cuerpo especial para la evaluación de daños mantuvieron con los miembros del Comité de Inteligencia, los legisladores se preguntaron porque Snowden "quien asegura públicamente estar buscando la reforma de la NSA… obtuvo tal cantidad de archivos del DoD que no tenían nada que ver con las actividades de la NSA".

"El redactado explica que [Snowden], según parece, se descargó todos los documentos que pudo". Tal fue la respuesta. Mike Rogers, presidente el Comité de Inteligencia y el congresista Adam Schiff "sacaron el tema de que la mayoría de documentos estaban relacionados con el DoD — lo cual confirma el redactado — y ambos declaran que creyeron que ese sencillo detalle no estaba clasificado… y que era importante para cambiar la historia" sobre Snowden. Así se declara en un sumario sin fecha en que el Comité de Inteligencia somete a la DIA a una sesión informativa, preparada por Flynn y Shedd.

El sumario seguía afirmando que gran parte de la sesión informativa había consistido en "preguntas y respuestas sobre temas como cuánto costaría mitigar los daños, cuál sería el riesgo para los soldados en acción, qué debilidades en materia de Defensa habían sido expuestas y cuál era el alcance de la información en manos de la Persona de Interés".

El sumario de la DIA advertía que el presidente del Comité de Servicios Armados, Buck McKeon, y el entonces presidente del Subcomité de Inteligencia, Amenazas Emergentes y Capacidades, el diputado Mac Thornberry, celebraron una rueda de prensa posterior a la sesión informativa con la DIA, en la que se referían a Snowden como a un "traidor" y no como a un "soplón".

* * *

Los documentos de la DIA contienen nuevas revelaciones sobre la creación de la llamada Fuerza Especial de Revisión de Información (IRTF), encargada de evaluar los daños provocados por las filtraciones de Snowden específicamente relacionados con los archivos militares que descargó. ( A principios de este año, la DIA entregó a VICE News las 151 páginas de su evaluación de daños. Todos ellos estaban redactados.

De acuerdo con los documentos, "cualquier día" entre 200 y 250 personas del DoD "revisarán, analizarán y evaluarán el impacto que las filtraciones de Snowden entrañan para el DoD. "Los sumarios de las sesiones informativas que sostuvo la DIA para el Congreso, también aluden a otra entidad desconocida hasta la fecha: la Fuerza Especial de Supervisión de Mitigación entre el Personal (MOTF),a la que se confiaron, entre otras misiones, la de evaluar el coste económico de los "esfuerzos en mitigación", a consecuencia de las filtraciones de Snowden sobre las informaciones trimestrales. La NSA tiene su propia Fuerza Especial dedicada a Snowden, que también evaluó los presuntos daños en seguridad nacional que causaron sus filtraciones sobre los programas de vigilancia de la agencia.

En una audiencia del Comité de Servicios Armados celebrada el año pasado, el general del ejército Martin Dempsey, presidente de la Unidad de Jefes de Gabinete, dijo que la fuerza especial de mitigación "necesitará estar en activo durante unos dos años… y sospecho que podría costarnos miles de millones de dólares sobreponernos a la pérdida de seguridad a la que hemos sido expuestos.

El departamento de Defensa declaró que supo por primera vez que Snowden se había llevado documentos que contenían información sobre el departamento de Defensa, el 10 de julio de 2013, alrededor de un mes después de que Snowden proclamara que él había sido la fuente de las filtraciones sobre los controvertidos programas de vigilancia de la NSA.

Flynn, el director de la DIA, respondió "dirigiendo la creación de una Fuerza Especial en el DoD destinada a determinar qué había sido comprometido". Así lo detalla el informe de dos páginas de la fuerza especial de la DIA. El informe fue elaborado por un funcionario, como preparación para una sesión informativa con el Comité de Inteligencia del Senado sobre el trabajo de la fuerza especial. "En lugar de empezar desde cero, los miembros clave de la fuerza especial que evaluó lo que había comprometido WikiLeaks en 2010, fueron de nuevo reunidos para formar el núcleo de 'la Fuerza Especial de Información Force-2 (IRTF-2). Dirigida por la DIA, y trabajando conjuntamente con la Oficina Nacional de Contrainteligencia Ejecutiva y con nuestros compañeros en el Comité de Inteligencia, la IRTF-2 está formada por integrantes de los servicios militares, de las fuerzas de combate y de la Unidad de Jefes de Gabinete.

La referencia a WikiLeaks concierne a la filtración de cientos de miles documentos a la organización pro transparencia, por parte de Chelsea Manning, que fue condenada por cargos de espionaje en 2013 y sentenciada a 35 años de prisión.

A pesar de que la DIA me entregó una copia de su segundo informe de evaluación de daños el año pasado — que, no obstante, era una versión redactada que no contenía ningún detalle específico que apoyara la teoría de que Snowden hubiese causado "graves daños" a la seguridad nacional —, miembros del Comité de Inteligencia proclamaron que el informe era "excelente y oportuno".

Los documentos revelan que la DIA también completó una versión todavía más temprana de su informe de evaluación de daños, del que trabajadores del Congreso dijeron que era "uno de los documentos más leídos en años por los miembros de la Cámara en los últimos años". Se ignora cuándo habría sido publicado el susodicho informe. Ni la DIA ni ningún portavoz de los legisladores, que habían sido sometidos a una sesión informativa sobre los informes de daños de Snowden, quisieron comentar nada al respecto.

* * *

Según los documentos, las sesiones informativas para el congreso de la DIA, siguieron produciéndose durante el pasado septiembre. Los mismos documentos revelan que miembros del Congreso y del Comité de Servicios Armados del Senado se sentían frustrados por el hecho de que la DIA no compartiera ningún otro informe de evaluación de daños con el comité que la DIA había creado meses antes.

En una sesión informativa celebrada en aquel mes, Thornberry dijo que "esta era una sesión informativa que no se quería perder ya que había pasado mucho tiempo desde que recibiera la última actualización sobre qué información había sido comprometida y cómo afectaría a la seguridad de Estados Unidos".

"También mencionó que se hacía difícil pensar en algo que hubiese sucedido en el mundo que mereciera tanto una respuesta, y que pudiera afectar a la financiación en el futuro", de la DIA, según relata el sumario de la sesión informativa de la DIA en el Congreso.

Sin embargo, en otra sesión informativa ante el Congreso de la DIA, celebrada el 9 de septiembre de 2014, y enviada al subdirector de la DIA, David Shedd, contaba que los funcionarios de la DIA habían también sido advertidos por miembros del comité, de que los legisladores "se sentirían frustrados", si la llamada Fuerza Especial de Supervisión de la Mitigación entre el Personal, "no progresaba y si no facilitaba ejemplos específicos sobre los pasos tomados para mitigar los daños producidos en capacidades, planificación y alianzas, por el chivatazo de Snowden".

Un empleado del Comité de Servicios Armados en el Senado "comentó que sentía que los informadores [de la Fuerza Especial de Mitigación] estaban intentando rebajar las expectativas".

El empleado en el Senado "recomendaba concentrarse menos en el proceso y más en los esfuerzos de mitigación y en la anticipación de costes". En cuanto a tomar las riendas de los daños, reza el documento, que resumía una sesión informativa que mantuvieron los miembros de la DIA y de la fuerza especial de Mitigación ante los empleados del Comité de Servicios Armados del Senado.

En última instancia, los esfuerzos de los legisladores por utilizar la información suministrada al Congreso por los informadores de la DIA para desacreditar a Snowden, no funcionó, según cuenta Ben Wizner, el abogado de Snowden en la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles.

"Una vez más, vemos que la comunidad de inteligencia filtró información clasificada [el año pasado] con el único propósito de arremeter contra Edward Snowden por haber filtrado información clasificada", declaró Wizner a VICE News. "La diferencia es que Snowden suministró información a periodistas para informar al público de las acciones del gobierno. Y el gobierno filtró información para desinformar al público sobre lo que estaba ocurriendo".

Sigue a Jason Leopold en Twitter: @JasonLeopold


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net