worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Las bombas de racimo... y la "protección de los derechos humanos"

2 de junio de 2015 | Periódico Revolución | revcom.us

Cuando Estados Unidos invade o ataca a un país, muchas veces afirma que lo hace para “proteger los derechos humanos”. Cuando libra una guerra, dice que evita causar muertes de civiles a toda costa. Se pensaría que las bombas en racimo estarían totalmente fuera de este panorama, pues son armas brutales creadas para matar o lesionar indiscriminadamente a muchísimas personas.


Las víctimas de las bombas de racimo en Afganistán y Etiopía exigiendo la prohibición de las bombas de racimo, mayo de 2008, fuera de una conferencia internacional sobre las bombas de racimo en Dublín, Irlanda. Foto: Flickr/pxkls

Una bomba en racimo dispersa decenas y hasta cientos de pequeñas bombas mortíferas por una amplia área, a veces el tamaño de un campo de fútbol. De acuerdo al sitio web Legacies of War, “Más del 98 por ciento de las personas que se sabe que eran víctimas de bombas en racimo son civiles y el 40 por ciento son niños, atraídos por los pequeños objetos metales que parecen ser juguetes.” (legaciesofwar.org, “Cluster Bomb Fact Sheet”) Las Naciones Unidas calculó que durante la invasión israelí a Líbano en 2006, hasta el 40 por ciento de las minibombas en racimo israelíes no estallaron al hacer impacto, y años después representan un peligro para los niños y otros (BBC, 22 de noviembre de 2006).

Ciento siete países han prohibido el uso y la distribución de las bombas en racismo. Pero dos países que no las han prohibido son Estados Unidos y Arabia Saudita (Israel, Rusia, y China también se han negado a prohibirlas).

¿Sabía usted que Estados Unidos ha fabricado y ha suministrado bombas en racimo a Arabia Saudita? ¿O que Arabia Saudita ha lanzado bombas en racimo sobre Yemen al menos dos veces este años, desde aviones suministrados por Estados Unidos? ¿Sabía usted que en 2009, la Marina de Estados Unidos disparó mísiles cruceros con bombas en racimo que mataron a decenas de civiles en Yemen? ¿Sabía que durante la invasión a Irak en 2003, Estados Unidos usó 13.000 bombas en racismo que contenían un total de dos millones de minibombas?

Estados Unidos tiene una larga trayectoria de aterrorizar y asesinar a niños y adultos con bombas en racimo. Como parte de las guerras estadounidenses contra los pueblos de Indochina durante los años 1960 y 1970, Estados Unidos lanzó más de dos millones de toneladas de municiones sobre Laos de 1964 a 1973, en 580.000 misiones de bombardear. Eso equivale a lanzar la carga entera de un avión cada ocho minutos, las 24 horas del día, por nueve años. Se lanzaron al menos 270 millones de minibombas en racimo como parte de la campaña de bombardeos.

Así que díganos otra vez: ¿cuál país del mundo es el gran protector de los derechos humanos?


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net