worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

La guerra como un arma política

Charles M. Blow
The New York Times
12 de abril de 2017

Nueva York – Donald Trump le ha dado la espalda a casi todo lo que ha dicho acerca de la participación militar estadounidense en Siria y lanzó casi 60 misiles en una base aérea en el país.

La declaración oficial de Trump afirmó que la acción fue en respuesta al monstruoso ataque con armas químicas del presidente sirio Bashar Assad contra su propio pueblo.

Pero la declaración también fue más allá en la ficción del miedo a menudo promocionado para reforzar las misiones humanitarias: "Es en este vital interés de seguridad nacional de los Estados Unidos para prevenir y disuadir la propagación y el uso de armas químicas mortales".

Esto tiene ecos de la advertencia de George W. Bush sobre las "armas de destrucción masiva" de Saddam Hussein, una mentira que nos llevó a una guerra cerca de la decadencia.

El mundo en general, y en particular Estados Unidos, tiene una forma de ser subjetivo sobre cuáles atrocidades merecen respuestas y cuáles no. Estas decisiones pueden ser caprichosas en el mejor de los casos y camuflajes calculados para los motivos ocultos en el peor.

Los actos de guerra pueden usarse como armas políticas. Pueden distraer la atención, calmar la acritud, aumentar el apetito por el gasto militar y dar un impulso a las calificaciones de aprobación en declive. Este efecto está bien documentado por los encuestadores.

Como escribió Gallup en 2001 después del ataque del 9/11: "Tras los ataques terroristas, la aprobación estadounidense del trabajo del presidente George W. Bush ha aumentado al 86 por ciento, la cuarta mayor tasa de aprobación jamás medida por Gallup en las seis décadas de tal evaluación.

Sólo los presidentes George H.W. Bush y Harry Truman recibieron calificaciones más altas, el de Bush, padre, dos veces durante la Guerra del Golfo, con 89 por ciento (el más alto jamás) y 87 por ciento de calificaciones, y Truman con 87 por ciento justo después de los alemanes se rindieron en la Segunda Guerra Mundial.

Es fácil vender el heroísmo de una misión humanitaria o el temor al terror o los dos en tándem, como intentó Trump en este caso. La tentación de desatar la masiva máquina de guerra de Estados Unidos es seductora y adictiva.

Ponga ese poder en las manos de un hombre como Trump, que opera más en el impulso y la intuición que el intelecto, y el mundo debe temblar.

Por muy justos que podamos sentirnos por castigar a Assad, Siria es un nido de náufragos de fuerzas hostiles a América: Assad, Rusia e Irán en un flanco e ISIS en otro. No puedes herir a una facción sin ayudar al otro. De esta manera, Siria es un estado inviable.

Hemos recorrido este camino antes. Justo sobre el horizonte hay una colina: empinada y engrasada con motivos políticos, ambiciones militares, sangre americana y recursos públicos malgastados.

Tener dudas en el caso de una posible intervención militar en Siria no es un signo de debilidad; por el contrario, es una muestra de prudencia aprendida con dureza.

Fuente: http://diario.mx/Opinion_El_Paso/ 2017-04-11_7d357db1/la-guerra-como-un-arma-politica/


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net