worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS




"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Lo que está en juego y los peligros para el derecho al aborto de las mujeres

La Corte Suprema conocerá el caso de Misisipí sobre la limitación de derechos


Manifestantes so ponen de pie en defensa del derecho al aborto frente de una actuación de Les Misérables en Los Ángeles, 2 de junio de 2019.


Manifestación en defensa de la Organización de Salud de la Mujer de Jackson en agosto de 2013, durante el Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto.



29 de mayo de 2021 | revcom.us

“…Y el sector fascista de la clase dominante, durante varias décadas ya, ha llevado a cabo un ataque implacable a los derechos constitucionales, y ha movilizado a su base social de fanáticos fundamentalistas religiosos, para ejercer de manera forzosa y a menudo violenta la opresión patriarcal “tradicional” — con el asalto contra el derecho al aborto, e incluso al control de la natalidad, un gran eje de este intento de esclavizar en lo esencial a las mujeres”.

En una maniobra de mal auguro, la Corte Suprema ha decidido conocer un caso que aborda una ley de Misisipí que prohíbe la mayoría de los abortos de embarazos de más de 15 semanas. No es posible predecir la manera en que dictaminará la corte respecto a este caso.

Pero hay muchísimo en juego.

Durante muchas décadas ya, fuerzas antiaborto reaccionarias y fascistas cristianas han estado aprobando varias leyes estatales antiaborto — con la expectativa que los impugnaciones jurídicas a tales leyes resultarían, al final, en un fallo de la Corte Suprema que anulara de hecho, o destripará drásticamente, el fallo histórico Roe contra Wade que en 1973 despenalizó el aborto en Estados Unidos. Tan sólo en el mes en curso [mayo de 2021], el gobernador de Texas, Greg Abbott, firmó una ley que prohíbe los abortos tan temprano como a las seis semanas [artículo en inglés]. Esta es una de las más de 60 nuevas restricciones estatales al aborto que han sido aprobados tan sólo en el año en curso.

La Corte Suprema probablemente conozca el caso de Misisipí, Dobbs contra Jackson Women’s Health Organization, durante su próxima sesión que se inicia en octubre. Se anticipa un fallo en la primavera o principios de verano de 2022. El caso aborda una ley que Misisipí promulgó en 2018 que prohíbe la mayoría de los abortos después de 15 semanas de embarazo — más o menos dos meses más temprano de lo que estipula Roe contra Wade. Después de que Misisipí promulgara la ley, la única clínica proveedora de abortos en el estado presentó una demanda, con el argumento que la ley violaba Roe contra Wade. Tribunales inferiores dictaminaron que la ley era claramente inconstitucional bajo Roe contra Wade, que no permite que los estados prohíban el aborto antes de la viabilidad fetal — el momento en que el feto podría sostener la vida fuera del útero, o alrededor de 23 o 24 semanas.

La Corte Suprema dominada por fascistas cristianas podría aprovechar este caso como una oportunidad para atacar directamente a Roe contra Wade. Pero, aunque no lo haga, hay muchos escenarios en que un fallo podría socavar gravemente el derecho al aborto de las mujeres. Por ejemplo, al formular algún razonamiento para defender la ley de Misisipí, el fallo de la corte podría establecer un precedente que defienda otras leyes que prohíben (y que no solamente restringen) el aborto antes del punto de viabilidad.

En realidad, si predominaran las fuerzas antiaborto, ¡definirían la “viabilidad” como cualquier condición después de la concepción! Y en lo fundamental, no se trata de un feto o un “bebé”. Se trata del derecho de las mujeres de controlar su reproducción y de poder participar en pie de igualdad en todos los aspectos de la sociedad. Por eso, todos los grupos antiaborto también se oponen al control de la natalidad. Seamos claros: El feto NO es un bebé. El aborto NO es asesinato. ¡La mujer NO es incubadora! Y obligar a las mujeres tener hijos contra su voluntad es una forma de esclavización.

Al aumento de las restricciones al aborto de parte de la Corte Suprema

A partir del fallo Roe contra Wade, la Corte Suprema ha venido reduciendo la base del derecho al aborto de las mujeres, lo que así ha expandido el alcance de las restricciones permitidas contra el aborto. Por ejemplo, en su fallo de 1992, Planned Parenthood contra Casey, la Corte Suprema por primera vez falló que los estados podrían restringir el aborto en todas las etapas del embarazo (por medidas como asesorías y períodos de espera obligatorios, requisitos de consentimiento de los padres de familia, etc.) y que se podría restringir el aborto por razones más allá de la sanidad de la mujer. La corte también cambió el estándar jurídico para restricciones al aborto. Ya no requeriría que los estados que proponen restricciones comprobaran un “interés estatal imperioso”. Al contrario, requeriría que aquellos que impugnan las nuevas restricciones comprobaran que esas restricciones impondrían una “carga indebida” al acceso de la mujer a sus derechos.

La decisión Casey representó un ataque importante al derecho al aborto. Si bien defendía el derecho constitucionalmente establecido al aborto, la corte ha puesto posibilidades para que los estados promulgaran una más amplia gama de restricciones al aborto que han clausurado clínicas y han puesto obstáculos médicamente innecesarios en el camino del acceso de las mujeres al aborto, como períodos de espera obligatorios, leyes de consentimiento de los padres de familia, y mucho más. Y ahora, un fallo a favor de la ley de Misisipí podría ir a extremos aún más severos.

Durante muchos años ya, en la Corte Suprema ha habido varios jueces que son claramente antiaborto. En septiembre de 2020, murió la magistrada Ruth Bader Ginsburg, que estaba a favor del derecho de decidir. Y la reemplazó la jueza Amy Coney Barrett, una ultra-conservadora religiosa que ha alzado la voz repetidamente contra el “aborto a solicitud”. Barrett cree que todos los abortos son inmorales y “bárbaros”. Si bien durante su audiencia de confirmación en el Senado se negó a contestar si votaría para anular Roe contra Wade, dejó claro que estaba abierta a hacerlo.

Nancy Northup, presidenta del Center for Reproductive Rights [Centro por los derechos reproductivos], dijo: “Las consecuencias de revocar Roe sería devastadoras… Más de 20 estados prohibirían el aborto de plano. Once estados —incluido Misisipí— actualmente tienen prohibiciones ya aprobadas que prohibirían el aborto al instante de que se anule Roe”. Los abogados para la clínica en Misisipí escribieron que la nueva ley “pone un obstáculo completo e insuperable en el camino de toda persona que busque un aborto pre-viabilidad después de las 15 semanas de embarazo que no quepa dentro de sus excepciones limitadas. Es inconstitucional según cualquier criterio”.

Lo que está concentrado en estos acontecimientos es una manifestación, así como una parte, de lo que Bob Avakian (BA) ha descrito de manera contundente:

    La cuestión general de la posición y el papel de la mujer en la sociedad se presenta cada día más agudamente en las extremas circunstancias de hoy — esto es un polvorín en Estados Unidos hoy. No se puede concebir la resolución de todo esto salvo de la manera más radical y mediante formas extremadamente violentas. La cuestión que pende es: ¿será una resolución radical reaccionaria o una resolución radical revolucionaria, implicará reforzar las cadenas de esclavitud o destruir los eslabones más decisivos de esas cadenas y abrir la posibilidad de realizar la eliminación completa de todas las formas de dicha esclavitud?
    de la “Declaración de Año Nuevo de Bob Avakian: Un año nuevo, la necesidad urgente de un mundo radicalmente nuevo — Para la emancipación de toda la humanidad"


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net