worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Buscando justicia para los iraquíes.

Por Dahr Jamail
20 de junio de 2014

Traducido por Luis Leaño

Abogados y activistas internacionales se reunieron en Bruselas, Bélgica, el 16 y 17 de abril en una conferencia titulada "La Comisión Irak", con el objetivo principal de llevar ante la justicia a funcionarios del gobierno culpables de crímenes de guerra en Irak.

"A los pocos días, un ambiente desordenado se desarrolló dentro de mi unidad," dijo a la Comisión de Irak Ross Caputi, un ex marine que participó en el brutal asedio de Faluya en noviembre 2004. "Hubo una gran cantidad de saqueos. Vi a la gente buscando dinero en los bolsillos de los combatientes de la resistencia muertos. Algunas personas estaban mutilando cadáveres”.

La conferencia representa el intento más poderoso y más reciente organizado en el mundo para llevar a la justicia a los responsables de la catástrofe en Irak, e incluye poderosos abogados internacionales como el abogado Curtis Doebbler de la Corte Internacional de Justicia y Louie Roberto Zamora Bolaños, un abogado de Costa Rica que demandó con éxito al gobierno de su país por el apoyo a la guerra en Irak.

Su objetivo para la conferencia fue comenzar a tomar medidas concretas para iniciar demandas internacionales que llevarían al ex primer ministro británico Tony Blair y al ex presidente de Estados Unidos George W. Bush, junto con los responsables en sus administraciones, ante la justicia por los innumerables crímenes de guerra cometidos en Irak.

"Estaba muy mal informado sobre los objetivos de nuestra misión, sobre quién era el enemigo y sobre el peligro que representa para la población civil", dijo Caputi sobre el contexto de sus acciones. "Mi comando nos dijo que todos los civiles habían abandonado Faluya y que las únicas personas que se quedaron en la ciudad eran combatientes. Esto sin embargo, no era cierto. La Cruz Roja estima que tanto como 50.000 civiles quedaron atrapados en la ciudad. Pero nadie en mi unidad sabía eso. "

"Ahora es el momento para que cerremos la red a los criminales de guerra," dijo Dirk Adriaensens, un veterano activista de Irak que fue cofundador de la conferencia. "Si no lo hacemos, los peces escaparán. Si esto es sólo un asunto legal, sin el activismo no va a funcionar porque la gente no sabrá que esto está sucediendo ".

Adriaensens pretende generar una demanda masiva que condena a los ex (y actuales) miembros de los gobiernos de Estados Unidos y el Reino Unido por crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y crímenes contra la paz, por su papel en la invasión y ocupación de Irak.

"Las conclusiones de este caso judicial llevaría a las reparaciones que se deben al Estado y al pueblo de Irak", añadió Adriaensens, quien también es miembro del comité ejecutivo del Tribunal de Bruselas. El tribunal es una red internacional de intelectuales, artistas y activistas que se organizan y denuncian contra la lógica de la guerra permanente promovida por el gobierno de los Estados Unidos que persigue al Medio Oriente. "Estamos aquí para condenar el pecado original: la invasión ilegal y la ocupación de Irak y cómo podríamos llevar a los responsables ante los tribunales."

Si bien los tribunales de red de personas, los arrestos ciudadanos y otras formas de activismo en torno a Irak han sido útiles y necesarios en ausencia de una implementación del derecho internacional, estas no han sido suficientes, de acuerdo con los organizadores de la conferencia.

"La acción legal es esencial y puede tomar muchas formas: jurisdicción universal, defensa de las víctimas iraquíes en la corte, efectividad de las órdenes de detención cuando los ex políticos estadounidenses quieren viajar fuera de los Estados Unidos", dijo Adriaensens.

Las "otras medidas" que él referencia, son las reparaciones por los millones de iraquíes que han sufrido la invasión y ocupación de su país, así como la condena de los ex funcionarios del gobierno, como Bush y Blair, para que pasen el resto de su vida en la cárcel.

Contexto internacional.

La conferencia se celebró en la Universidad de Vrijie en Bruselas, y coincidió con el 18 º Congreso de la Asociación Internacional de Juristas Demócratas (AIVD), donde cientos de abogados de más de 60 países se reunieron en la misma sede con muchos de los asistentes que atendían a la Comisión Irak.

"El 20 de marzo marcó el 11 º aniversario de la invasión de Irak, un acto brutal de agresión que será recordado como uno de los peores crímenes de la historia de Estados Unidos.", dijo Sabah al-Mukhtar, presidente de la Comisión de Irak y presidente de la Asociación de Abogados Árabes durante su discurso de apertura de la conferencia. "La primera década del siglo 21, probablemente será visto como la década en que las normas del derecho internacional fueron llevadas al desprestigio como nunca antes."

Al-Mukhtar dijo que se utilizó a la ONU "de manera ilegal y poco ética" para destruir a Irak, un país que fue miembro fundador de la ONU.

"Aparte de la catástrofe de Abu Ghraib; la violación en grupo y el asesinato de la adolescente Abeer al-Janabi y su familia en Yusufiyah; aparte de los asesinatos selectivos de académicos, profesionales de los medios y de las minorías étnicas o religiosas, el legado es de más de 4 millones de refugiados iraquíes, más de 3 millones de huérfanos y más de un millón de viudas ", afirmó Al-Mukhtar a la audiencia.

Si bien los Estados Unidos no es miembro de la Corte Penal Internacional, el ex presidente George W. Bush, junto con varios miembros de su gabinete, incluyendo a Donald Rumsfeld, Colin Powell y Condoleezza Rice, por nombrar sólo unos pocos, son culpables de crímenes de guerra por su papel en la creación de las condiciones para la invasión y ocupación de Irak, de acuerdo con los abogados de la conferencia.

"No permitamos que los eventos actuales nublen los principios, con el fin de restablecer la atención a las reglas de las normas internacionales, tales como la responsabilidad del Estado, los derechos humanos, crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad; de lo contrario no habrá justicia para las víctimas de este crimen contra la paz" dijo al-Mukhtar al concluir su discurso de apertura. "Vamos a discutir los enfoques prácticos para asegurar la rendición de cuentas y poner fin a la impunidad."

Tun Mahatir Muhammad, el cuarto primer ministro de Malasia (y también el más veterano primer ministro del país), respalda la iniciativa de Kuala Lumpur de criminalizar la guerra, cuyo objetivo es hacer ilegales todos los actos de guerra. Mahatir proporcionó un mensaje de vídeo para la ocasión.

"Hay que criminalizar la guerra porque consideramos que la muerte de una persona por otra es asesinato y estamos preparados para proveer el respectivo castigo", dijo Mohammed. "Pero si usted mata a un millón de personas en la guerra, esto se glorifica, y se dan medallas, se construyen estatuas y se honra a los asesinos. Es una contradicción y es hora de que matar sea siempre un delito, ya sea en la paz o en la guerra. Y si se trata de un delito, quien comienza una guerra de agresión debe ser considerado un criminal y juzgado en un tribunal de justicia. Por eso, nuestro tribunal ha juzgado al señor Bush y el señor Blair y los ha encontrado culpables como criminales de guerra”.

Muhammad agregó que los tribunales de Malasia que profirieron veredictos de culpabilidad para Bush y Blair son válidos, ya que incluso durante los juicios de Núremberg, cuando no podía encontrarse a los acusados, se les procesaba en ausencia.

Adrieaensens agregó que la guerra contra Irak "no fue sólo inmoral, sino apropiadamente ilegal y se ajusta a la definición de Nuremberg de crimen contra la paz. Tal guerra debe tener sus consecuencias legales para los agresores y los derechos de las víctimas, con arreglo al derecho internacional”.

Sin embargo, hasta la fecha ningún funcionario del gobierno de cualquier país miembro de la llamada "coalición de los dispuestos" ha sido llevado ante la justicia por crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad o para hacer una guerra de agresión, que es el supremo crimen internacional.

"Tenemos que cambiar esa ecuación", dijo Adrieaensens. "Todos los responsables de la invasión de Irak deben ser considerados responsables de la destrucción de la infraestructura del país, sus estructuras económicas y sociales, su pasado histórico y su salud y educación. Expertos legales deben avanzar hacia el objetivo de obtener la reparación del pueblo iraquí, que ha sido tan profundamente afectado por esta guerra y sus consecuencias, y deben llevar a los responsables ante la justicia”.

Su grupo, el Tribunal de Bruselas, reunió a expertos legales internacionales para explorar las posibilidades de emprender acciones legales contra los responsables de la guerra contra Irak, con la idea de que la conferencia pueda generar resultados concretos para futuros acusaciones.

Michel Chossudovsky, profesor de economía en la Universidad de Ottawa y autor y asesor de gobiernos de países en desarrollo, habló de lo que él cree es una "crisis mundial", causada principalmente por la "guerra larga" de Estados Unidos que "amenaza la futuro de la humanidad”.

Esta "guerra sin fronteras" se está llevando a cabo en la encrucijada de la crisis económica más grave en la historia del mundo, que ha sido propicia para el empobrecimiento de grandes sectores de la población mundial", dijo Chossudovsky. "El diseño global militar del Pentágono es para conquistar el mundo. La matanza de civiles es parte de esa agenda. La agenda de Estados Unidos en el Medio Oriente es cambiar países para convertirlos en territorios; esto constituye la base de desestabilizar un país tras otro en todo el mundo e instituir la Pax Americana”.

Chossudovsky cree que la militarización americana de todo el mundo es parte de una agenda económica global, y la invasión de Irak fue solo un componente de esta agenda.

Intentos previos para alcanzar justicia

Varios intentos se han hecho para llevar los responsables ante los tribunales. Algunos ejemplos incluyen:

• 2005: La Asociación de Abogados Humanitarios presentó una petición a la Organización de Estados Americanos (OEA) contra los Estados Unidos por los ataques contra hospitales y clínicas en Faluya.

• Septiembre de 2005: el tribunal alemán declaró que la guerra de Irak violó el derecho internacional.

• Noviembre de 2006: El Centro de Derechos Constitucionales (CCR) presentó una denuncia de crímenes de guerra contra Donald Rumsfeld en Alemania.

• Marzo de 2007: Un juez español solicitó que los arquitectos de la invasión de Irak fueran juzgados por crímenes de guerra.

• Octubre 2007: La Federación Internacional de Ligas de Derechos Humanos (FIDH) y el CCR presentaron una demanda en Francia alegando que el ex secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, permitió la tortura en centros de detención administrados por Estados Unidos en Irak y en la Bahía de Guantánamo.

• Noviembre de 2011: En Kuala Lumpur, tras dos años de investigación por parte de la Comisión de Kuala Lumpur sobre Crímenes de Guerra (KLWCC), un tribunal (el Tribunal de Crímenes de Guerra de Kuala Lumpur, o KLWCT), que se compone de cinco jueces con experiencia judicial y académica, alcanzó un veredicto unánime que halló a George W. Bush y Tony Blair culpables de crímenes contra la paz, crímenes de lesa humanidad y genocidio, como resultado de su participación en la guerra de Irak.

Si bien es claro que la Corte Penal Internacional no está siendo utilizada adecuadamente para llevar a la justicia a los responsables del desastre de Irak, ha habido algunas señales esperanzadoras.

• La investigación Chilcot, una investigación abierta que escudriña el gobierno de Tony Blair por su papel en la invasión y ocupación de Irak, debe entregar sus conclusiones muy pronto.

• En enero de 2014, un devastador expediente de 250 páginas que detalla las denuncias de golpizas, electrocución, simulacros de ejecución y asalto sexual, se presentó a la Corte Penal Internacional (CPI) y podría dar lugar a que algunas de las figuras líderes de Gran Bretaña enfrenten un juicio por crímenes de guerra "sistemáticos". Esta denuncia formal ante la Corte Penal Internacional es la culminación de varios años de trabajo de Public Interest Lawyers (PIL) y el Centro Europeo para los Derechos Constitucionales y Humanos (ECCHR). Hace un llamamiento para investigar los presuntos crímenes de guerra, en virtud del artículo 15 del Estatuto de Roma.

• En 2013, el abogado estadounidense Inder Comar, quien representa a Sundus Shaker Saleh, una madre soltera iraquí que ahora es refugiada en Jordania, presentó una demanda de clase (colectiva) contra funcionarios de la anterior administración del ex presidente George W. Bush (Saleh v Bush.). La queja principal gira en torno al precedente internacional conforme al cual, todas las acciones violentas por parte de las naciones soberanas se deben realizar en defensa propia o con la aprobación del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Específicamente "ningún acto de agresión".

"La justicia tiene que prevalecer, por el bien de nuestros hijos, por el pueblo iraquí y por el bien del futuro de la humanidad", dijo Adrieaensens. "Si no hay justicia, no hay paz. Durante esta reunión no vamos a abordar la situación actual en Irak. Estamos aquí para condenar el pecado original: la invasión ilegal y la ocupación de Irak y cómo podemos llevar a los responsables a los tribunales ".

Crímenes cometidos en Irak desde 1991.

La primera sesión de la conferencia destacó los crímenes de guerra que se han cometido en Irak desde la Guerra del Golfo de 1991, pero también incluyó la ocupación de Estados Unidos.

Ross Caputi habló largo y tendido sobre los crímenes de guerra y atrocidades que presenció durante el asedio militar de Estados Unidos en Faluya en Noviembre de 2004.

Luego pasó a explicar que a él y a sus compañeros no se les dijo que el personal militar de Estados Unidos que conducían los puestos de control que rodean Faluya, no permitían que ningún "varon en edad militar" huyera de la ciudad, a pesar de la falta de pruebas que demuestraran que podía tratarse de combatientes de la resistencia.

"Esto contribuyó a la naturaleza indiscriminada de la operación" de asedio, dijo Caputi, que de acuerdo con el Centro de Conservación del ambiente y reservas de Faluya, una ONG de derechos humanos y ambiente con sede en Faluya, generó aproximadamente 5.000 residentes asesinados, al menos el 60 por ciento de ellos civiles.

"Pedimos ataques aéreos y utilizamos tanques y excavadoras en barrios residenciales", dijo Caputi a una audiencia en silencio, poblada por muchos iraquíes. "Podrían haber sido civiles que trataban de esconderse en sus casas, pero nunca se tomó ninguna precaución para asegurarse de que no lo eran. Nosotros simplemente disparamos donde pensábamos que habían combatientes”.

Caputi habló de una táctica utilizada llamada "reconocimiento por el fuego", que según explicó, consiste en "disparar a algún lugar, en un edificio por ejemplo, para ver si los combatientes están allí. Esta táctica era obviamente indiscriminada, puesto que ni siquiera se consideró la posibilidad de que podría haber civiles en las casas hacia las que disparábamos."

"Inclusive vi una unidad demoliendo todo un barrio, una casa tras otra, sin previa comprobación de si había alguien dentro." Caputi, quien fundó el proyecto "Justicia para Faluya", agregó:

Caputi se refirió a la utilización de armas restringidas de fósforo blanco en zonas civiles y relató otro incidente: "Un niño de 10 años estaba recluido dentro de una casa con dos combatientes de la resistencia. Demolimos la casa con los tres adentro".

Caputy concluyó su intervención diciendo a la audiencia que desde ese momento ha dedicado su vida a tratar de "encontrar y enfrentar la verdad" y trabajar para reparar el mal irrogado a la gente de Faluya.

Eman Khamas, una autora iraquí, periodista, activista de derechos humanos y directora del Centro Internacional de observación de la Ocupación en Bagdad desde 2003 a 2006, también proporciona relatos de testigos sobre los crímenes de guerra durante la ocupación, así como del sufrimiento presenciado durante las sanciones respaldadas por Estados Unidos entre 1991 y 2003, donde más de medio millón de niños murieron por desnutrición y enfermedades prevenibles.

Khamas habló de la ocupación de Estados Unidos y de las consecuencias de la misma a largo plazo, incluyendo la política intencional de ese país de "provocar y explotar las tensiones sectarias", que han llevado a Irak en el desastre que es hoy.

Khamás habló directamente de los crímenes de guerra que presenció, además del "delito invisible" de matar la identidad de los iraquíes a través de la fractura del país, detenciones masivas de iraquíes por fuerzas estadounidenses y ataques aéreos en ciudades iraquíes que arrojan un gran número de víctimas civiles.

Ghazwan al-Mukhtar, un conocido activista anti-sanciones y editor del sitio web Iraq Sources, se refirió a los crímenes del período de sanciones.

Al-Mukhtar se refirió a la hambruna generalizada que se produjo durante las sanciones respaldadas por Estados Unidos, el crimen de guerra de los militares de Estados Unidos al destruir el 90 por ciento de la capacidad de generación eléctrica de Irak durante la guerra de 1991, y el hecho de que, según el Instituto Brooking, más de la mitad de todos los médicos iraquíes huyó del país después de la invasión liderada por Estados Unidos en 2003.

"Basado en el hecho de que en cinco años 500.000 niños iraquíes (100.000 por año) fallecieron por las sanciones, como lo admitió Madeline Albright en la televisión nacional, desde 1996, otros 900.000 han muerto, incluso si se estima una tasa menor de 50.000 por año; pero nadie toma acción".

"Somos una nación que ha sido torturada, salpicada con excrementos humanos, expuesta desnuda al mundo, y nosotros somos un pueblo que ha sido crucificado," concluyó al-Mukhtar.

Acción Legal

El Dr. Curtis FJ Doebbler es un abogado internacionalista que con otros abogados de la conferencia, busca una manera de llevar los criminales de guerra ante la justicia.

El Dr. Doebber ejerce ante la Corte Internacional de Justicia, la Comisión Africana y la Corte de Derechos Humanos y de los Pueblos, la Corte Europea de Derechos Humanos, la Comisión Interamericana y la Corte de Derechos Humanos, el Tribunal Administrativo de las Naciones Unidas y las organizaciones de tratados de las Naciones Unidas.

"El derecho internacional proporciona un número cada vez mayor de medios para remediar graves violaciones de los derechos humanos, incluidos los causados ​​por los conflictos armados", dijo Doebber. "Estados Unidos y la agresión ilegal aliada contra Irak ha provocado la muerte de al menos un estimado de 1.5 millones de iraquíes. Es uno de los ataques más graves contra los derechos humanos de un pueblo en los últimos tiempos y quizá el ataque más grave contra un pueblo desde la adopción de la Carta de las Naciones Unidas”.

Doebber explicó que aunque el secretario general de la ONU, Kofi Anan, dijo que la invasión de Irak había violado la Carta de Seguridad de la ONU, los Estados deben consentir para ir ante la Corte Penal Internacional. Y Estados Unidos no ha brindado su consentimiento para someterse a la jurisdicción de la CPI.

Si bien esto no significa que otros estados no podrían ser sometidos a la Corte Penal Internacional, se requeriría de otro país inclinado del lado de la justicia para que los Estados Unidos comparecieran ante el tribunal. Doebber habló con miembros del gobierno iraquí para llevar a los Estados Unidos ante la CPI, pero estos esfuerzos no prosperaron.

Una posibilidad que debe ser seguida para llevar criminales de guerra obvios a la justicia es partir de las instancias en las cuales un Estado utiliza una fuerza que amenaza el derecho de una persona a la vida. "Si se dice que el uso de la fuerza es ilegal, entonces el Estado debe estar sujeto a las restricciones impuestas a los estados de utilización de fuerza en tiempos de paz, y entonces el umbral [para su enjuiciamiento] es mucho menor", -explicó Doebber-.

La detención arbitraria de iraquíes, la negación de la salud y la educación y el derecho a participar en su propio gobierno al haber derrocado su gobierno por una intervención extranjera, todos estos son derechos humanos. Por lo tanto, de acuerdo con Doebber, "Todos los iraquíes podrían ser utilizados contra los estados que participaron en la invasión y ocupación de Irak, que dieron lugar a estas acciones."

"Me reuní con Nelson Mandela en varias ocasiones", dijo Doebber. "Fui testigo de las discusiones que tenía, y lo que siempre me llamó la atención fue un comentario que hizo en relación con las estrategias que utilizó para la revolución de su pueblo que fue importante para tener una base política doméstica. Es importante utilizar todos los medios necesarios, incluyendo el uso de la fuerza, para poder lograr la libre determinación”.

Según el derecho internacional, el uso de la fuerza para lograr la autodeterminación es legal.

Mandela también dijo a Doebber ", todavía seríamos esclavos de la minoría blanca en Sudáfrica si no hubiéramos sido capaces de llevar nuestro caso ante la comunidad internacional."

Esto [el punto de que nada ha o se cambiará para aliviar el sufrimiento del pueblo iraquí] es por lo cual es importante continuar con el objetivo de llevar el caso de Irak ante la CPI, ya sea antes o incluso más tarde, Doebber concluyó.

Louie Roberto Zamora Bolaños, un abogado de Costa Rica que persigue la paz en su país como un derecho constitucional, demandó al gobierno de Costa Rica y ganó una acción en virtud de la Constitución de Costa Rica sobre derecho a la paz. También ha demandado a su gobierno por apoyar la guerra en Irak y tiene procesos judiciales en curso contra el mismo por la producción de combustible nuclear para los reactores; por permitir que militares de Estados Unidos ejerzan funciones en Costa Rica, que no tiene ejército; y por la firma del CAFTA, que introduce armas prohibidas en Costa Rica.

Su labor provocó que la Corte Suprema de Costa Rica determinara que el apoyo del país a la guerra de Irak era "inconstitucional" y ordenó al gobierno de Estados Unidos a retirar el nombre de Costa Rica de la llamada coalición de los dispuestos.

Lindsey German, coordinador de la organización pacifista británica "Stop the War Coalition", declaró sobre diversos casos legales, en especial la más reciente evidencia de crímenes de guerra proveniente de "Public Interest Lawyers".

"Los constantes desafíos legales y políticos a lo que ha llevado el caso de Irak, nos ha ayudado a mantener la guerra de Irak en la conciencia pública", declaró German. "Hay evidencia de que el fiscal general del Reino Unido señaló en 2002 y 2003, que la guerra sería ilegal sin una segunda resolución de la ONU."

Lindsey German dijo además que fue bien conocido por su grupo que Elizabeth Wilhurst renunció debido a la ilegalidad de la guerra, y esto se confirmó en la investigación Chilcot, cuyas conclusiones deben ser reportados en el primer semestre de este año.

Ha habido varios casos judiciales contra los funcionarios británicos de alto rango, y ha habido una campaña de arrestos ciudadanos contra Tony Blair. Bajo la ley británica, la gente tiene el derecho de detener a personas por la comisión de delitos, y hasta el momento cinco personas han tratado de detener a Blair.

"Hasta ahora han habido tres investigaciones oficiales británicas sobre la guerra, pero sabemos que estas tienden a ocultar la verdad en vez de mostrarla, así que no estamos realmente sosteniendo muchas esperanzas", explicó German. "Pero el Chilcot es con mucho la más amplia y está investigando el asesoramiento jurídico que fue brindado a Blair sobre la decisión de invadir Irak. Chilcot todavía no ha informado porque Bush y Blair han bloqueado hasta ahora del derecho a hacerlo”.

Lindsey German espera que los resultados Chilcot, incluso aunque se hayan diluido en el momento en que se hagan públicos, puedan servir como acusación contra Tony Blair.

Jose Antonio Martin Pallin, es un conocido jurista español, fue fiscal del Tribunal Supremo español y actualmente es juez emérito de la Corte Suprema.

"En abril de 2003, José Couso, camarógrafo español, fue asesinado a tiros por un tanque de Estados Unidos mientras trabajaba en Bagdad durante la invasión de de ese pais", explicó Pallin con referencia al proceso por la muerte de Couso.

El Pentágono reconoció su responsabilidad catalogando el hecho como un acto en defensa propia. Sin embargo, Pallin espera que el complejo proceso judicial en torno a este caso y aun no concluido, pueda finalmente mostrar las posibilidades de denuncia internacional para los "delincuentes".

"Hay una orden de arresto internacional contra Thomas Gibson, contra el capitán Philip Wolford y el teniente Philip de Camp, como asesinos de Couso, declaró Pallin. "El juez a cargo, el Sr. Pedraz, los acusa de asesinato y de un delito contra la comunidad internacional, como que los militares de Estados Unidos atacaron a los periodistas que se hospedaban en el Hotel Palestina."

Wse día, el resultado de los ataques militares estadounidenses contra periodistas en Bagdad arrojó la muerte de tres de ellos y las lesiones a varios otros.

"Los cargos son homicidio y delitos contra la comunidad internacional", agregó. "Después de diferentes contratiempos, una nueva acusación fue presentada en octubre de 2011."

El juez Pallín denunció "las presiones extremadamente duras de Estados Unidos en España que el juez Pedraz ha estado recibiendo desde el inicio de esta investigación," pero él sigue comprometido con su trabajo a pesar de "la abolición casi completa de la jurisdicción universal."

El caso de Couso podría sentar un precedente internacional para casos legales futuros contra miembros de los militares de Estados Unidos que cometieron asesinato y otros crímenes en Irak.

Niloufer Bhagwat, profesora de derecho constitucional comparado en la Universidad de Mumbai y vicepresidente de la Asociación de Abogados de la India en Mumbai, entregó su testimonio al final de la sesión de la conferencia sobre derecho internacional.

"El sistema jurídico internacional, tal como existe hoy en día fue creado en los últimos 25 años y es en este período que los principios de justicia de Nuremberg se han hecho a un lado", dijo Bhagwat, quien también se ha desempeñado como juez en el Tribunal Internacional de Tokio, por crímenes de guerra en Afganistán. "Estamos en una situación similar a la de los años 1920 y 1930. Sucesivas guerras de agresión y un sistema que da impunidad a los criminales de guerra reales, mientras alinea los sospechosos habituales de ciertos países africanos para que sean juzgados".

Describió el sistema internacional actual como "justicia de vencedores" que apoya la colonización occidental y que no toma en cuenta el ultimátum de Estados Unidos a Japón durante la Segunda Guerra Mundial que llevó a los bombardeos nucleares. "Este sistema nos acecha hoy", dijo a la audiencia.

La razón del cambio que se ha realizado en el sistema de justicia internacional, declaró Bhagwat, fue apoyar un sistema financiero que, después de la guerra fría, distorsiona la Carta de la ONU y comenzó a crear un nuevo sistema jurídico que funciona a favor del "nuevo imperialismo liberal".

Respecto a Irak, Bhagwat dijo:

Todo el régimen de sanciones en Irak fue una grotesca violación del derecho a la vida consagrado en el artículo sexto del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966, del artículo segundo del Pacto Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales (1950) y del artículo cuarto de la Carta Africana de Derechos Humanos.

Explicó que los tribunales especiales fueron selectivamente establecidos por el Consejo de Seguridad de la ONU en la búsqueda de los intereses estratégicos y económicos de "algunos de los miembros permanentes, en violación de las normas básicas del derecho penal nacional e internacional; intereses especiales, por consiguiente, para librar guerras sucesivas que anulan todo el progreso humano a través de la muerte y la destrucción”.

Bhagwat dijo que también se ha utilizado una forma privatizada de intervención y guerra a través de mercenarios contratados y fuerzas especiales fascistas, y para restaurar la civilización es necesario juzgar a los responsables a través de un proceso transparente que incluya a las personas y los países que son víctimas, asegurando la responsabilidad legal y las sentencias disuasivas, ya sea a nivel internacional o dentro de las jurisdicciones nacionales de los acusados ​​de crímenes de guerra, o de los países donde se cometieron esos crímenes.

"En cuanto al gobierno del primer ministro iraquí (Maliki) concluyó que: "Incluso Muqtada al-Sadr dijo que la situación se ha reducido a la edad del oscurantismo y no hay otra solución sino la unión de todo Irak para eliminar el gobierno del presidente Maliki."

El último orador de la primera jornada de la conferencia fue el profesor Singh Nijar Gurdial, un abogado practicante y fiscal principal de los tribunales de guerra de Kuala Lumpur sobre Irak.

Nijar resumió la importancia de la comisión y el trabajo que los activistas y abogados tienen por delante, para llevar a la justicia a George W. Bush, Tony Blair y todos los demás miembros de sus gabinetes que son responsables de violaciónes del derecho internacional que se han producido y seguirán ocurriendo en Irak.

"Ha habido una reversión del derecho internacional", explicó Nijar. "Y es por eso que el papel del tribunal del pueblo adquiere ahora un papel importante. Debido a que sólo el pueblo es la fuerza motivadora en la realización de la historia del mundo”.

***

El original del artículo anterior puede examinarse en el siguiente enlace:

http://www.globalresearch.ca/lawsuit-against-bush-and-blair-for-war-crimes-international-lawyers-seek-justice-for-iraqis/5378991

Fuente: http://leypenalinternacional.blogspot.com/2014/06/buscando-justicia-para-los-iraquies.html


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net