worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Hace diez años, vi el verdadero Guantánamo y cambió mi vida

Joseph Hickman
Shadowproof.com
Traducido por Gerardo P. Edeso con autorización del autor
09 junio 2016

Hoy hace diez años, que yo estaba de servicio como el sargento de guardia en la Bahía de Guantánamo, Cuba (GTMO). Mientras yo estaba de pie en el interior de una torre de vigilancia de Campo Delta con vistas a los detenidos, vi algo que iba a cambiar radicalmente mi vida.

Fue testigo de tres detenidos saliendo del campo en una furgoneta blanca y siendo transportados a un centro de la CIA de máximo secreto, para sólo volver al campamento unas horas más tarde, muertos. Durante las próximas horas, después de que los cuerpos volvieron a Camp Delta, vi un encubrimiento orquestada por el Comando de GTMO. Mi comandante planamente mintió a los medios de comunicación acerca de lo sucedido, afirmando que los detenidos se suicidaron en sus celdas.

Ese día, hoy hace diez años sacudió los cimientos de todo lo que pensaba ser verdad. Antes de esa noche, yo era un "verdadero creyente" -I era un orgulloso soldado en el Ejército de EE.UU., yo era uno de los buenos en la guerra global contra el terrorismo. Después de esa noche, empecé a cuestionar esas creencias.

Cuando llegué por primera vez en GTMO Guantánamo) unos meses antes de esa noche, tuve mis dudas acerca de si GTMO era un lugar de seres humanos. Me horroricé sobre las condiciones del campo y el tratamiento de los detenidos. Pero de alguna manera siempre en contre una manera de racionalizar lo que vi. El tratamiento de los detenidos era áspero y sus condiciones de vida inhumanas. Parecían más bien pobres agricultores que lo "peor de los peores" terroristas en el mundo; pero mi país me dijo que lo eran y yo les creí.

El 9 de junio de 2006, todo eso cambió. Tres hombres murieron en mi guardia. Yo sabía que los tres detenidos no murieron en sus celdas. Yo sabía que ellos fueron asesinados fuera del campamento en un centro de la CIA secreto que el gobierno de EE.UU. negó existía. Esto era inexcusable. Fue un crimen de guerra.

A pesar de ir contra la historia oficial de los militares de EE.UU. lo que sucedió ese día sería con toda seguridad el final de mi carrera militar, era mi deber de soldado el informarlo. Fui al Inspector General del Ejército y el Departamento de Justicia de los EE.UU. e informé lo que había visto. Después lo comunique al Departamento de Justicia, los cuales abrieron una investigación oficial y el FBI pasó casi un año mirando mis acusaciones.

Finalmente establecieron contacto con mi abogado y le dijeron que si bien "la esencia de lo informado era verdad", estaban cerrando el caso, y no iban a perseguir los cargos contra los implicados.

Poco después de la decisión del Departamento de Justicia, dejé el ejército. No hay día que pase que yo no pienso en esa noche. He pasado años investigando las muertes y otras cuestiones relativas a GTMO. Escribí un libro poniendo todos los hechos acerca de lo que pasó esa noche, con la esperanza de que un día se abriese otra investigación y prevalecerá la verdad y la justicia. Aunque mi esperanza de que sea asi, se está desvaneciendo, nunca me daré por vencido.

Desde esa noche, muchas cosas han cambiado en GTMO. La mayoría de los detenidos han sido puestos en libertad y enviados a casa o enviados a diferentes países para tratar de comenzar una nueva vida. Por desgracia, todavía hay decenas de personas detenidas en Guantánamo sin ninguna evidencia contra ellos, viviendo la pesadilla de ser detenido sin cargos ni proceso.

GTMO necesita ser cerrado. Sin embargo, se mantiene abierto, y el comando de GTMO afirma que es transparente y no tiene nada que ocultar. Incluso establecieron visitas VIP para los reporteros, políticos y abogados. Los recorridos se ensayan durante semanas antes de la llegada de los VIPs 'en la isla. Muestran a los VIPs sólo lo que ellos quieren ver, lo que hace que parezca que no están ocultando nada.

En realidad, GTMO se mantiene envuelto en secreto. Ningún reportero, político, o abogado, ha visto el verdadero GTMO. Las únicas personas que lo han visto son los detenidos, los guardias, y el comando GTMO. Si es que alguna vez pudieran ver el real GTMO, tal vez entonces se haría justicia.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net