worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



AL MOVIMIENTO ANTIBÉLICO
DE ESTADOS UNIDOS:

17 de diciembre de 2008

    “Si uno no se le opone a esto y no se moviliza para pararlo, aprenderá —o se verá obligado— a aceptarlo”.

    de la Convocatoria ¡Fuera Bush y su gobierno!, 2005

Barack Obama está mandando a otros 20,000 soldados a Afganistán.

Un movimiento antibélico que no actúa inmediatamente para oponerse a la doctrina Obama de llevar el frente central de la guerra contra el terror a Afganistán, no merece llamarse un movimiento antibélico.

Leer más....


Gira:
¡NO SOMOS TUS SOLDADOS!


Leer más....

Hipocresías e ironías de la justicia en EEUU

20 de marzo de 2012
Glenn Greenwald

Traducido del inglés por
El Mundo No Puede Esperar
1 de abril de 2012

(1) Un lector me recordó esto el miércoles y es algo bastante importante: en julio del 2009, Chuck Todd de la NBC fue a “La mañana de Joe” para defender la decisión del Presidente Obama de proteger a todos los oficiales de Bush de ser perseguidos por torturas, argumentando que porque los abogados de Bush dijeron que podía torturar, entonces era legal. Yo entrevisté-debatí con Todd un par de días más tarde sobre esas opiniones, pero antes de hacerlo, escribí una respuesta al argumento que hizo en televisión.

Mientras hacía eso, intenté pensar en la potestad más tiránica e ilícita posible que un presidente podía hacer valer, de manera que pudiera dar a conocer la invalidez del razonamiento de Todd, y esto es lo que escribí:

    Me gustaría preguntar a Chuck Todd: si Bush hubiera hecho que John Yoo escribiera un memorándum opinando que era perfectamente legal que Bush utilizara escuadrones de la muerte dentro de EEUU para asesinar a ciudadanos estadounidenses sin el debido proceso, ¿estaría mal investigar y perseguir eso también, sobre el terreno de que todo el mundo tenía hojas de permiso de un abogado del Departamento de Justicia (DOJ de las siglas en inglés) y eso es lo que los abogados hacen?

El actual presidente ha obtenido, por supuesto, su propia hoja de permiso del DOJ para asesinar a ciudadanos estadounidenses sin el debido proceso. Ya que la hoja de permiso es demasiado secreta para que nosotros la veamos, no sabemos si la potestad para asesinar autorizada está confinada a terreno extranjero o se extiende a los EEUU, aunque una vez que uno abraza la teoría de Bush-Cheney-Yoo de que el mundo entero es un “campo de batalla”, no hay una manera coherente para limitar esa potestad atribuida, a suelo extranjero. En cualquier situación, el punto real aquí es que nuestro gobierno se ha hecho tan radical y deformado que supera la habilidad de cualquiera para imaginar absurdos poderes hipotéticos de manera que pueda poner prueba la validez de un principio: antes de que pestañees, habrás descubierto que tu hipótesis se ha hecho realidad.

(2) Ayer, la administración Obama – que sólo en los últimos seis meses ha matado a tres ciudadanos estadounidenses en Yemen: Anwar Awlaki, Samir Khan, y Abdulrahman el hijo de Awlaki de 16 años – hizo pedazos los límites conocidos en el uso de la ironía:

    Los EEUU instan a que se haga justicia sobre el estadounidense asesinado en Yemen

    AFP – hace 15 horas.

    El lunes, los Estados Unidos condenaron el asesinato de un estadounidense en Yemen e instan a las autoridades a detener a los autores materiales responsables después de que Al-Qaeda reclamara su responsabilidad.

    El Departamento de Estado confirmó que Joel Shrum, un estadounidense que trabajaba para una organización no gubernamental llamada “Centro de desarrollo de entrenamiento internacional” ( en inglés: International Training Development Center) fue disparado mortalmente el domingo en Taez y dijo que estaban trabajando para repatriar sus restos.

    “Condenamos este acto terrorista en los términos más severos y expresamos nuestras más profundas condolencias a su familia y amigos,” dijo a los reporteros la portavoz del Departamento de Estado Victoria Nuland.

    “Instamos a las autoridades yemeníes a llevar a la justicia a los responsables de este crimen atroz,” dijo.

El único modo de matar estadounidenses en Yemen es mediante el uso de aviones no tripulados. O, digámoslo de otra manera: ¡Matar estadounidenses en Yemen: ese es nuestro trabajo – no el de vosotros terroristas!

(3) Después de que Bradley Manning fuera detenido acusado de que había filtrado documentos a WikiLeaks, fue mantenido en aislamiento por diez meses hasta que la presión política al final forzó su traslado al Fuerte Leavenworth en unas condiciones más humanas; el máximo representante sobre la tortura en la ONU concluyó la semana pasada que el trato a Manning durante esos 10 meses fue “cruel e inhumano”. En el extremo opuesto, el sargento Robert Bales – el principal sospechoso de la matanza de 16 civiles afganos – está todavía en el fuerte Leavenworth y está recibiendo este trato:

    Bales llegó al Fuerte Leavenworth el pasado viernes y es mantenido en una celda aislada. “Ha sido ya integrado a la rutina normal de confinamiento de antes del juicio,” dijo Rebecca Steed, la portavoz de la prisión.

    Esta rutina incluye recreo, comidas y área limpia en el sitio que vive. Steed dijo que una vez que las reuniones con sus abogados se completaran al final de la semana, Bales terminaría el proceso de integración normal.

Un artículo de las Noticias de ABC de cuando Manning fue transferido al Fuerte Leavenworth incluía estos detalles:

    A los 150 internos de la instalación – incluyendo a ocho que están esperando un juicio – se les permite 3 horas de recreo al día, dijo, y tres comidas al día en el comedor.

Eso probablemente significa que habrá bastante interacción entre Bales y Manning. Piensen sobre ello: si expones al mundo pruebas antes desconocidas de extendidos y caprichosos asesinatos de civiles (como Manning supuestamente hizo), entonces terminarás en el mismo sitio que alguien que de hecho está involucrado en la caprichosa matanza de civiles (como Bales supuestamente hizo), excepto que aquel que cometió las atrocidades recibirá mejor tratamiento que el que las mostró. Esta es una buena reflexión sobre el sistema de valores de nuestro gobierno (parecido a la manera en que manifiestos crímenes de altos oficiales del gobierno son inmunizados, mientras que esos que los muestran son perseguidos agresivamente). Si los registros de las conversaciones son creíbles, Manning decidió filtrar esos documentos porque revelaban crímenes atroces que él en buena consciencia no podía permitir que fueran ocultados, y ahora se encontrará él mismo con un soldado que es acusado de cometer crímenes atroces.

(4) Tengo un artículo de opinión en The Guardian sobre lo rápido que se llevaron a Bales de Afganistán y la exclusión de los afganos de la investigación sobre lo que pasó. Hoy, El New York Times explica las serias dificultades que esto podría plantear para la acusación de Bales:

    El caso podría hundirse en las cuestiones de pruebas recogidas bajo difíciles condiciones a miles de kilómetros... Reunir pruebas y asegurar la cooperación de testigos puede ser descalabrado en sitios remotos, y puede contribuir al colapso de las acusaciones contra los marines relacionados con el asesinato de los 24 hombres, mujeres y niños de la ciudad iraquí de Haditha. Los cargos contra la mayoría de los marines que fueron acusados en ese caso fueron retirados.

A lo mejor juzgándole en Afganistán hubiera resuelto esos problemas. Es verdad que los soldados estadounidenses acusados de cometer crímenes no están sujetos legalmente al sistema judicial afgano, pero eso no significa que los juicios no pueden darse en Afganistán, asegurando así la participación de los afganos en la investigación y los posteriores intentos para llevar justicia a esos que la merecen.

(5) Hay un par de artículos que han aparecido en la última semana o así sobre la buena voluntad de muchos demócratas para aceptar pasivamente, o incluso animar activamente las políticas del presidente Obama que ellos condenaron vehementemente (o habrían condenado) bajo el presidente Bush: este es de Politico, y este de Tim Carney en el Washington Examiner. En junio del 2009, en New York Times, el columnista Bob Herbert – antes ferviente admirador del presidente Obama – escribió una columna arremetiendo contra su historial de libertades civiles, y esta fue la primera frase de la columna de Herbert: “Las políticas erróneas bajo George W. Bush no lo son menos porque Barack Obama esté en la Casa Blanca.” En ese momento realmente no entendí cómo ese principio – que realmente debería ser un axioma tácito – vendría a ser no sólo tan controvertido sino rutinariamente violado e ignorado.

(6) En noviembre de 2011, Jonathan Chait escribió un artículo para el New York Magazine criticando duramente a los liberales como “poco razonables” por no venerar al presidente Obama tanto como Chait hace. Hoy Chait escribió un artículo titulado “Cómo Obama intentó traicionar al liberalismo en 2011” sobre un nuevo fragmento del Washington Post en el que se detalla los intentos del presidente durante el pasado año para recortar masivamente los fondos a la Seguridad Social y otros programas de ayuda social. Chait concluye: “Lo que enseña de hecho la historia es que la desastrosa debilidad de Obama en el verano de 2011 fue mucho más lejos minando el liberalismo de lo que nadie sabía antes.” Esta fue la esencia de la acusación de Chait cuando estaba en modo venerador de Obama: “Los liberales están insatisfechos con Obama porque los liberales, en su conjunto, son incapaces de sentirse satisfechos con un presidente Demócrata.” El principal principio del gurú progresista: El rango permitido de crítica a Obama es precisamente igual al nivel de mi crítica a Obama.

Mientras tanto, el principal competidor de Chait para ser el máximo defensor mediático de Obama, Andrew Sullivan, ha pasado esta semana haciendo lo que suele hacer: insistir en que el presidente Obama es un “verdadero conservador", y que por tanto la Derecha es irracional por no adorarle en la manera que Andrew lo hace. Hay que destacar que Andrew ataca igualmente a liberales que no adoran al presidente tanto como Andrew hace, utilizando el tema de que Obama ha logrado más éxitos progresistas que ningún presidente en décadas. En otras palabras, el eje central de la defensa de Andrew del presidente – expuesta con más claridad en su historia de la portada del Newsweek donde declara que las críticas al presidente tanto de la derecha como de la izquierda son básicamente estúpidas y locas – llegando a afirmar esto al mismo tiempo: (1) las críticas conservadoras a Obama son estúpidas porque Obama es realmente un conservador; y (2) las críticas liberales al presidente son estúpidas porque la presidencia de Obama es un buen periodo de éxitos progresistas. Como lo planteó Guy Saperstein: “El hecho que esas dos críticas son internamente inconsistentes de alguna manera se le ha escapado al señor Sullivan.”

Lo que parece permitir sostener a la vez ambas visiones es creer que la grandeza personal del presidente Obama es tan vasta y profunda (a lo mejor merece subirlo al Monte Rushmore dado la pila de cadáveres que ha acumulado) que de hecho es tanto “El gran presidente conservador” como “el gran presidente liberal” todo en uno. Merece la gratitud y la admiración de todo el mundo sin importar si se está de acuerdo con sus políticas y acciones: así es de fantástico como líder. Dicho esto, Andrew realmente pareció disfrutar la cena de estado en la Casa Blanca a la que fue invitado la semana pasada, incluyendo su “cálida conversación con el presidente” y descubriendo “el impacto que la historia de Obama en la portada del Newsweek tuvo entre los donantes y los miembros del personal de Obama,” está bien. Es importante y gratificante como periodista saber que has dado algo de gran valor a los donantes y personal de los políticos; ¿no es eso por lo que los Fundadores (Padres) insistían en la libertad de prensa?

(7) Ayer estuve en el programa de Al Jazeera Inside Story debatiendo sobre el apoyo material dado a MEK, un grupo señalado como terrorista por la mayoría de los ex- oficiales de Washington mejor conectados. Fue un debate contundente y beligerante, que merece la pena ver, ya publicaré el vídeo cuando esté disponible. Las noticias de la NBC informaron la semana pasada de que más citaciones judiciales se han llevado a cabo tratando de investigar los pagos a esos oficiales, incluyendo ahora al anterior gobernador Ed Rendell, al ex-director del FBI Louis Freeh, y el anterior presidente del Estado Mayor Conjunto General Hugh Shelton. Las leyes de “apoyo material” son extremamente amplias y son una grave amenaza a la libertad de prensa y libertad de asociación, pero nadie con alguna relevancia en Washington le importó o puso alguna objeción cuando los que fueron encarcelados fueron musulmanes anónimos e indefensos (de hecho, algunos de los que ahora reciben pagos de MEK eran los mismos que apoyaban o incluso llevaban a cabo esas persecuciones por “apoyo material”). A lo mejor esto es lo que hace falta para motivar a esos con alguna influencia para parar esas persecuciones Mccarthistas. Yo haría una analogía con la guerra contra las drogas: las injusticias son fáciles de perpetuar cuando afectan principalmente a aquellos que están indefensos y marginados; es mucho más difícil cuando se aplican igual a aquellos con poder.

Este artículo apareció originalmente en Salon.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net