worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Snowden Analiza con Barton Gellman de Washington Post Medio Año de Revelaciones sobre Vigilancia Electrónica

Fuente: Barton Gellman
Washington Post - 24-12-2013

Moscú, diciembre de 2013.

La voz familiar al otro lado del teléfono no malgastaba palabras.

¿Qué hora da su reloj exactamente?

Cotejó la respuesta con su reloj y describió un lugar para el encuentro.

“Le veré ahí,” dijo.

Edward Joseph Snowden apareció a la hora acordada, solo, mezclado con un pequeño grupo de turistas y viandantes. Al acercarme levantó ligeramente el brazo para dar la mano, luego con un movimiento del hombro indicó el camino que debíamos seguir. Poco después llevo a su visitante hasta un lugar seguro fuera de la vista del público.

Durante más de 14 horas de entrevista, la primera que ha recibido desde que llegó en junio, Snowden no abrió las cortinas ni salió de la habitación. Rusia le concedió asilo temporal el 1 de agosto y sigue siendo un objetivo de interés primordial para los servicios de inteligencia, cuyos secretos vertió a una escala épica.

A finales de primavera Snowden entregó a tres periodistas, incluido este, lotes de documentos de alto secreto de la Agencia Nacional de Seguridad, donde estaba contratado. Siguieron docenas de revelaciones, y luego cientos, mientras organizaciones de prensa alrededor del mundo recogían la historia. El Congreso presionó para obtener explicaciones, nuevas pruebas revivieron viejos casos judiciales y la administración de Obama se vio obligada a desclasificar miles de paginas que luchó durante años por mantener ocultas.

Visto en su conjunto, las revelaciones han traído a la luz un sistema de vigilancia global que ha ignorado muchas de las limitaciones históricas tras los ataques del 11 de septiembre. Autoridades secretas [FISA] han empoderado a la NSA para barrer registros telefónicos, de internet y localización de poblaciones enteras. Una de las presentaciones filtradas describía la “filosofía de recolección” de la agencia como “pide una de todo lo que está fuera del menú”.

Seis meses después de las primeras revelaciones en The Washington Post The Guardian, Snowden accedió a reflexionar sobre los orígenes y las repercusiones de su elección. Estuvo relajado y animado durante dos dias de conversación casi ininterrumpida alimentada con hamburguesas, pasta, helados y hojaldres rusos.

Snowden en Rusia, diciembre de 2013

Snowden ofreció viñetas de su carrera en inteligencia y de su vida reciente como “gato de interior” en Rusia, pero constantemente volvía al tema de la vigilancia, la democracia y el significado de los documentos que ha expuesto.

“Para mí, en términos de satisfacción personal, la misión ya está cumplida,” dijo. “Ya he ganado. Mientras los periodistas pudieran trabajar, todo lo que estuve tratando de hacer fue validado. Porque, recuerde, yo no quería cambiar la sociedad. Quería dar a la sociedad la oportunidad de determinar si debe cambiarse a sí misma.”

“Todo lo que quería era que el público pudiera opinar sobre cómo quiere ser gobernada,” dijo. “Ese es un hito que dejamos hace mucho tiempo. Ahora mismo, todo lo que vemos son objetivos mas amplios”

'Entrando a ciegas'

Snowden es un pensador ordenado, aborda los problemas como un ingeniero. Llegó a creer que una peligrosa máquina de vigilancia masiva estaba creciendo sin control. La supervisión a puerta cerrada del Congreso y del Tribunal de Inteligencia Extranjera era un “cementerio del juicio,” dijo, manipulada por la agencia que se suponía que debía supervisar. La reglas de declaración de secretos levantaban muros para prevenir el debate público.

Derrumbar esos muros sería un espectacular acto de agresión contra las normas que prevalecen en su interior. Habría que sortear la seguridad, extraer los secretos, establecer contactos clandestinos con periodistas y dotarlos con pruebas suficientes para poder contar las historias. El negocio de la NSA es el “dominio de la información”, el uso de secretos de otros para manejar los acontecimientos. A sus 29 años, Snowden ha derribado a la agencia en su propio terreno.

“Reconoces que entras a ciegas, que no hay modelo,” dijo Snowden, admitiendo que no tenía forma de saber si el público compartiría sus puntos de vista.

“Pero cuando sopesas eso frente a la alternativa, que es no actuar,” dijo, “te das cuenta de que algún análisis es mejor que ningún análisis. Porque incluso si tu análisis resulta ser erróneo, siempre saldrá a relucir en los mercados de ideas. Si lo miras desde el punto de vista de la ingeniería, una perspectiva iterativa, está claro que tienes que intentar algo en vez de hacer nada.”

En sus propios términos, Snowden triunfó mas allá de una ambición plausible. Acostumbrada a observar sin ser observada, la NSA se enfrenta a un escrutinio al que no ha sido sometida desde los años 70, o quizás desde siempre.

La cascada de efectos se ha sentido en el Congreso, en los tribunales, en la cultura popular, en Silicon Valley y las capitales del mundo. La estructura básica de internet esta ahora en entredicho. Brasil y miembros de la Unión Europea estan considerando medidas para mantener sus datos fuera de territorio estadounidense, mientras, los gigantes de internet como Google, Microsoft y Yahoo toman la medida extraordinaria de bloquear la recogida de datos por su gobierno.

Durante meses, la administración de Obama atacó los motivos de Snowden y dijo que el trabajo de la NSA era distorsionado por la selección de filtraciones y malas interpretaciones.

1984 - George Orwell

El 16 de diciembre, en un caso judicial que no habría salido adelante sin las revelaciones de Snowden, el juez de distrito Richard J. Leon describió las capacidades de la NSA como “casi orwelianas” y dijo que la recogida masiva de registros telefónicos domésticos es probablemente inconstitucional.

Al día siguiente, una delegación inusual de ejecutivos de viejas compañías telefónicas y jovenes empresas de internet, dijo al presidente Obama, en la Habitación Roosvelt, que la intrusión de la NSA en sus redes era una amenaza a la economía de la información estadounidense.<.p>

Al día siguiente, un panel de asesores designados por Obama recomendaba importantes restricciones a la NSA, como el fin del programa de registros telefónicos domésticos.

Este semana ha sido un punto de inflexión,” dice Jesselyn Radack, del Proyecto de Responsabilidad Gubernamental, uno de los asesores legales de Snowden. “Ha sido toda una cascada.”

'Me eligieron'

El 22 de junio, el departamento de justicia quitó el sello a una querella criminal que acusaba a Snowden de espionaje y robo de propiedad gubernamental. Fue una seca enumeración de estatutos, sin rastro de la ira que late en los antiguos recintos de Snowden.

En los centros de inteligencia y seguridad nacional Snowden es ampliamente visto como un insensato saboteador, y los periodistas que le dan pábulo poco menos.

En el Foro de Seguridad de Aspen en julio, un militar de cuatro estrellas atendió una reunión a la que acudía un periodista que sabía que estaba en contacto con Snowden. Antes de marcharse se dió la vuelta y apuntó con el dedo.

“No hemos tenido otro 11S”, dijo enfadado, porque la inteligencia permitió a los combatientes encontrar antes al enemigo. “Hasta que tienes que apretar el gatillo, hasta que tienes que enterrar a tu gente, no tienes ni idea.”

James Clapper

A menudo se dice que Snowden rompió su juramento de guardar el secreto, un forma de verlo que captura el sentido de la traición. El director de la NSA Keith Alexander y el director de inteligencia nacional James R. Clapper Jr, entre otros muchos, han usado esa fórmula. 

En su entrevista con el Post, Snowden comentó de pasada que el Formulario Estandar 312, el acuerdo de confidencialidad, es un contrato civil. Lo firmó, pero su lealtad estaba en otra parte.

Keith Alexander

"El juramento de lealtad no es un juramento de guardar secretos,” dijo. “Es un juramento a la Constitución. Ese es el juramento que yo mantuve y Keith Alexander y James Clapper no."

La gente que lo acusa de deslealtad, dijo, confunde su propósito.

“No trato de derrumbar la NSA, trabajo para mejorarla,” dijo. “Sigo trabajando para la NSA ahora mismo. Son los únicos que no se dan cuenta.”

¿Qué derecho tenía Snowden, ahora 30, de asumir esa responsabilidad?

“Esa pregunta, ¿quién te eligió?, invierte el modelo, dijo. “Ellos me eligieron. Los supervisores.

Nombró a la presidenta de los comités de inteligencia de senado y congreso.

Dianne Feinstein

Dianne Feinstein me eligió cuando hizo preguntas blandas” en audiencias del comité, dijo “Mike Rogers me eligió cuando mantuvo estos programas en secreto… El tribunal FISA me eligió cuando decidieron legislar desde la bancada cosas muy alejadas de la intención de ese trinunal. El sistema falló de forma total, y cada nivel de control, cada nivel de responsabilidad que debió abordar esto, abdicó de su responsabilidad.”

Mike Rogers

No es que me lo dieran a mi como indivíduo, como si tuviese cualificaciones únicas, un angel descendido de los cielos, asi le pusieron a alguien, en alguna parte,” dijo. “Tienes la capacidad, y te das cuenta de que cualquier persona sentada alrededor de la mesa tiene la misma capacidad, pero no lo hacen. Asi que alguien tiene que ser el primero.”

'El test de la portada'

Snowden reconoce que la mayoría de empleados de la NSA cree en su misión y confía en la agencia para manejar secretos que toma de la gente corriente, deliberadamente en el caso de interceptación masiva de registros, y ·”accidentalmente” cuando los sistemas de la NSA barren el contenido de llamadas y correos electrónicos de estadounidenses y objetivos extranjeros.

Pero Snowden también dijo que no todos en la agencia aceptaban sus operaciones. Comenzó a comprobar esa suposición hace más de un año, dijo, en conversaciones periódicas con compañeros de trabajo y superiores que presagiaban su plan.

Comenzando en octubre de 2012, dijo, llevó sus dudas a dos superiores de la Direccion Tecnológica y dos mas en la base regional de Hawai del Centro de Operaciones ante Amenazas. Para cada uno de ellos, y otros 15 compañeros, Snowden dijo haber abierto una herramienta de consulta de datos llamada BOUNDLESSINFORMANT [informante ilimitado], que usaba “mapas de calor” con colores para representar los volúmenes de datos ingeridos por los grifos de la NSA.

Volúmen de recogida de datos por colores.
"Boundless Informant" - "Informante Sin Fronteras"

Sus colegas a menudo quedaban atónitos al comprobar que recogíamos más datos de estadounidenses en Estados Unidos que de rusos en Rusia,” dijo. Muchos de ellos estaban preocupados, y algunos dijeron que no querían saber mas. “Pregunté a esta gente, ‘¿Qué crees que haría el público si esto apareciese en portada?’” Dijo que los criticos le han acusado de ignorar canales internos de disidencia. “¿De qué forma esto no es informar? ¿De que forma no es plantearlo?”

Para diciembre, Snowden estaba estableciendo contacto con periodistas, aunque no pasó todavía ninguna información secreta. Continuó haciendo el “test de la portada” a sus compañeros, hasta abril.

Preguntada por estas conversaciones, la portavoz de la NSA Vanee Vines preparó una declaración al respecto para al Post: “Despues de una extensa investigación, incluyendo entrevistas con sus antiguos supervisores y colegas, no hemos encontrado evidencia alguna que apoye la afirmación del señor Snowden de que llevó esta cuestion a la atención de alguien.” Snowden también habló de una serie de conversaciones que dijo haber tenido lugar tres años antes, cuando fue enviado por la Direccion Tecnológica para ayudar en un puesto de escucha en Japón. Como administrador de sistemas, tenía acceso total a los controles de seguridad y auditoría. Dijo que vió serios fallos en la seguridad de la información.

“De hecho recomendé que pasaran a dos operarios con acceso administrativo en 2009,” dijo primero a su supervisor en Japón y luego al jefe de operaciones en el Pacífico. “Claro, un whistleblower puede usar estas cosas, pero también un espía.” Esa precaución, que requiere de una segunda credencial para realizar operaciones de riesgo como copiar archivos a una unidad extraible, esta entre las reacciones de seguridad al asunto Snowden.

Vines, la portavoz de la NSA, dijo que tampoco hay registro de esas conversaciones.

Estados Unidos 'dejaría de existir'

Justo antes de liberar los documentos esta primavera, Snowden hizo una revisión final de los riesgos. Habia vencido lo que entonces llamaba el “miedo egoista” a las consecuencias personales. “Te dije que el único miedo que quedaba era la apatía, el que no le importe a la gente, que no quieran cambios,” Los documentos filtrados por Snowden llamaron la atención porque revelaban a los estadounidenses una historia que no sabían que tenían.

Los informes internos se deleitaban en “La Era Dorada de la Vigilancia Electrónica” Fornidos nombres de portada como MUSCULAR, TUMULT [tumulto] o TURMOIL [tormenta, agitacion] se jactaban de las proezas de la agencia.

Logo NSA - Agencia de Seguridad Nacional

Con la asistencia de empresas privadas de comunicaciones, la NSA aprendió a capturar enormes flujos de datos a la velocidad de la luz de los cables submarinos de fibra oṕtica que conectan el trafico telefónico y de internet entre continentes. Según un documento del lote Snowden, el grupo Special Source Operations, que ya en 2006 ingería “una bilbioteca del congreso cada 14,4 segundos,” tenia un sello oficial que pudo haber sido una parodia: un águila con todos los cables del mundo en sus garras.

Cada año, los sistemas de la NSA capturaban cientos de millones de listados de direcciones de correo electrónico, cientos de billones deregistros de localización y trillones de registros de llamadas domésticas. La mayoría de datos recogidos, por definición e intención, pertenecía a gente ordinaria de la que nada se sospechaba. Pero el crecimiento de la capacidad de almacenamiento y nuevas herramientas de procesamiento permitia a la NSA usar la informacion para hacer mapas de relaciones humanas a escala planetaria. Solo de esta manera, pensaba su liderazgo, podría la NSA ir mas allá de su universo de objetivos de inteligencia conocidos.

La visión de la NSA es que la inteligencia de señales, o espionaje electrónico, era una cuestión de vida o muerte, “sin la cual Estados Unidos dejaría de existir tal y como lo conocemos,” según una presentación interna de la primera semana de octubre de 2001, cuando la agencia preparaba su respuesta a los ataques de al-Qaeda en Nueva York y Washington. Con cosas como esa en juego, no habia capacidad que la NSA pensase dejar de usar. La agencia siguió ordenes del presidente George W. Bush de comenzar la interceptación doméstica sin autoirizacion del congreso y los tribunales. Cuando la NSA se ganó mas tarde esas autoridades, algunas de ellas con interpretaciones secretas de leyes aprobadas por el congreso entre 2007 y 2012, la administración de Obama fue aún más lejos.

Con PRISM, el nombre del programa que captura datos de usuarios de Google, Facebook, Apple, Microsoft, Yahoo y otros cinco empresas basadas en Estados Unidos, la NSA podia obtener todas las comunicacion hacia, desde o “sobre” cualquier objetivo especifico. Las empresas sólo podían plegarse a la petición de datos del gobierno.

Pero la NSA no podía usar PRISM para recoger prácticamente todos los datos manejados por esas compañías, pues era supervisada de forma anual por el tribunal de vigilancia. Para ampliar su acceso, se alió con su hermana británica, el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno, GCHQ, para introducirse en los enlaces de fibra óptica privados que conectaban los centros de datos de Google y Yahoo por todo el mundo.

Esa operación, que usaba el identificativo MUSCULAR, se introducía en los datos de empresas estadounidenses fuera de su territorio. Asi la NSA creia que no necesitaba permiso del congreso o supervisión judicial. Los datos de cientos de millones de cuentas estadounidenses fluían por esos enlaces de Google y Yahoo, pero reglas secretas de la NSA permitian asumir que los datos ingeridos en el extranjero pertencían a los extranjeros.

Músculo de la NSA

'Amenaza persistente

La revelacion del proyecto MUSCULAR enfurecio y galvanizó ejecutivos de empresas tecnologicas. Pensaban que la NSA tenía acceso legal a sus puertas frontales, y aun así entraron por las puertas traseras.

El consejero general de Microsoft Brad Smith dijo en su blog que la NSA es una “amenaza avanzada persistente”, el peor de los términos de combate en circulos de ciberseguridad, generalmente reservada a hackers chinos financiados por el estado y sofisticadas empresas criminales.

“Para la industria en su conjunto, hizo que todos nos preguntáramos si sabíamos tanto como creíamos,” recordaba Smith en una entrevista. “Subrayaba el hecho de que mientras la gente confiaba en que el gobierno acataba las leyes estadounidenses para actividades dentro del territorio estadounidense, quizas habia cosas que ocurrian fuera de Estados Unidos… esto lo hacía mas grande, mas complicado y mas desconcertante de lo que pensabamos.

Se preguntaban, dijo, si la NSA estaba recogiendo informacion propietaria de las mismas compañias.”

Guiado por Google y luego Yahoo, una compañia detras de otra anunciaba planes costosos para encriptar su tráfico de datos a traves de miles de kilómetros de cables. Fue un golpe directo, en algunos casos explícito, a la recogida masiva de datos de usuario. Si la NSA quería la información, tendría que pedirla o salvar la encriptación de sus objetivos uno a uno.

A medida que se cumplan estos proyectos, Internet será un sitio menos dócil para el trabajo de la NSA. La agencia todavía puede obtener datos de prácticamente cualquier persona, pero recoger los de todos será más dificil.

La respuesta de la industria, dijo Smith, la motiva la amenaza al negocio. Las empresas estadounidenses no podrían permitirse ser vistas como tiendas de chuchees para la inteligencia estadounidense. Pero el principio de la cosa, dijo Smith, “trata fundamentalmente de asegurarse que los datos del cliente son entregados al gobierno en respuesta a ordenes legales válidas y de acuerdo con los principios constitucionales.”

'Cabezas explosivas en la frente'

Snowden se ha centrado en la misma idea desde el principio: los objetivos individuales eliminarían la mayor parte de lo que cree que está mal en la NSA.

Hace seis meses, un periodista le preguntó por correo electrónico cifrado por qué los estadounidenses querrían renunciar a la interceptación masiva si eso limitaría una valiosa herramienta de inteligencia.

“Creo que el coste de un debate público franco sobre los poderes de nuestro gobierno es menor que el peligro de permitir que estos poderes sigan creciendo en secreto,” respondió, diciendo que eran “una amenaza directa al gobierno democrático.”

En la entrevista en Moscú Snowden dijo, “Lo que quiere el gobierno es algo que nunca ha tenido,” añadiendo: “Quieren una consciencia total. La cuestión es, ¿es eso algo que deberíamos permitir? Snowden comparó los poderes de la NSA con los usados por la autoridades británicas en la América colonial, cuando “órdenes generales” permitían que cualquiera fuera registrado. EL tribunal FISA, dijo Snowden, “está autorizando órdenes generales para los metadatos del país entero.”

“La última vez que esto pasó hicimos una guerra por eso mismo.” dijo.

Drone "Predator" disparando un misil

La tecnología, por supuesto, ha permitido tambien una gran cantidad de vigilancia de consumo de compañías privadas. La diferencia con la posesión de datos de la NSA, dijo Snowden, es que el gobierno tiene el poder de quitar la vida o la libertad.

En la NSA, dijo, “hay gente en la oficina que bromea con poner “cabezas explosivas en las frentes”. Twitter no pone cabezas explosivas en las frentes.”

La privacidad, tal y como la ve Snowden, es un derecho universal, aplicable a vigilancia estadounidense y extranjera por igual.

“No me importa si eres el Papa u Osama bin Laden,” dijo. “mientras haya una causa probable, individualizada y articulable para marcar a esa gente como legítimos objetivos extranjeros, todo está bien. No creo que sea demasiada carga exigir una causa probable. Porque tienes que entender que, cuando tienes acceso a las herramientas de la NSA, las causas probables caen de los árboles.”

'Todo el mundo lo sabe'

El 29 de junio, Gilles de Kerchove, el coordinador de contraterrorismo de la Union Europea, se levantó con la noticia en Der Spiegel de que Estados Unidos había entrado en las oficinas de la Unión Europea, incluida la suya, para colocar dispositivos de vigilancia.

El belga de 56 años, cuyo trabajo a menudo es secreto, no se consideraba ingénuo. Pero se tomó la noticia de forma personal, y más cuando escuchó explicaciones extraoficiales de Washington. “Todo el mundo lo sabe, todo el mundo lo hace”, Keith Alexander dijo esto,” dijo de Kerchove en la entrevista. “No me gusta la idea de que la NSA ponga escuchas en mi oficina. No. No me gusta. ¿Entre aliados? No. Me soprende que la gente lo encuentre noble.”

Dilma con Obama

Reacciones parecidas, expresadas en privado con menos diplomacia, acompañaron la revelación de que la NSA había pinchado los teléfonos de la canciller alemana Angela Merkel Dilma Rousseff. Los efectos enturbiaron las relaciones con ambos aliados, entre otros. Rousseff canceló una cena de estado con Obama en Septiembre.

Cuando se trata de espiar aliados, bajo la luz de Snowden, la noticia no es siempre el objetivo.

Tecnología EUA ...buff

“Es el engaño del gobierno lo que sale a la luz,” dijo Snowden, recordando que la administración de Obama ofreció falsas garantías públicas tras las primeras revelaciones de la vigilancia de Alemania “El gobierno estadounidense dijo: ‘Seguimos leyes alemanas en Alemania. Nunca seleccionamos ciudadanos alemanes.’ Y luego sale la historia y es como ‘¿pero de qué estas hablando? Estas espiando a la canciller.’ Acabas de mentir al país entero, enfrente del congreso.”

En privado, los funcionarios de inteligencia todavía mantienen que el espionaje entre amigos es algo rutinario, pero dan mas peso al riesgo de ser cogidos.

“Hay muchas cosas que hacemos en inteligencia que provocarían todo tipo reacciones contrarias si fueran reveladas.” Dijo Clapper a un panel del congreso en Octubre.

'Cometerán errores'

Los funcionarios estadounidenses dicen que es obvio que las filtraciones de Snowden harán un gran daño al proceso de captación de inteligencia, exponiendo métodos que los adversarios aprenderán a evitar.

“Vemos cómo al-Qaeda y grupos relacionados comienzan a buscar formas de reajustar sus comunicaciones,” dijo Matthew Olsen, director del Centro Antiterrorista Nacional y antiguo asesor general de la NSA.

Otros funcionarios, que declinaron hablar públicamente sobre algunos particular, es, dijeron haber visto cómo algunos de sus objetivos de vigilancia han cambiado de canal. Esa evidencia puede ser leída de otra manera, dijeron, pues la NSA se las arreglo para monitorizar el cambio.

Clapper ha dicho públicamente en diversas ocasiones que las filtraciones han hecho un gran daño, pero en privado a adoptado una actitud mas templada. Una investigación de daños preliminares en casos previos de espionaje, dijo en una audiencia a puerta cerrada este otoño, encontró que las previsiones nefastas de daños rara vez se confirmaron.

“La gente necesita comunicarse,” dijo, según un participante que describió la reunión confidencial bajo condición de anonimato. “Cometerán errores y nosotros los explotaremos.”

Según funcionarios veteranos de inteligencia, dos incertidumbres alimentan sus mayores preocupaciones. Una es si Rusia o China han conseguido los archivos de su ordenador, el peor escenario para el que tres funcionarios han dicho que no hay evidencia.

Snowden en Rusia, diciembre de 2013. Pegatinas de EFF TOR

En un puesto anterior, Snowden enseñó a personal de inteligencia estadounidense a operar de forma segura en un “entorno digital de amenaza severa”, usando un escenario de entrenamiento en el que China era la amenaza. Declinó hablar sobre la localización de los archivos ahora, pero tiene confianza de no haberlos expuesto a la inteligencia china en Hong Kong y a Rusia ni se los llevó.

“No hay nada aquí,” dijo mostrando la pantalla de su portátil al visitante. “Mi disco duro esta completamente vació.”

La otra gran pregunta es cuántos documentos se llevó. El próximo director entrante de la NSA, Rick Ledgett, dijo en el programa 60 minutos de la CBS recientemente que el número se puede acercar a 1,7 millones, un enorme e inexplicado salto desde anteriores estimaciones. Ledgett dijo que favorecería una negociación de amnistía con Snowden a cambio de “garantías de que el resto de datos pudiera asegurarse.”

La consejera de seguridad nacional de Obama, Susan E. Rice, desestimó luego esa posibilidad.

“El gobierno sabe dónde encontrarnos si quieren tener una conversación productiva sobre resoluciones que no impliquen meter a Snowden entre rejas.” dijo Ben Wizner de la Unión Americana de Libertades Civiles, la figura central del equipo legal de Snowden.

Algunas noticias han citado a funcionarios del gobierno estadounidense diciendo que Snowden ha preparado un lanzamiento automático de documentos sensibles en caso de ser arrestado o lastimado. Hay razones poderosas para dudar de eso, comenzando por la insistencia de Snowden, a este periodista y a otros, que no quiere ver los documentos publicados en masa.

Si Snowden fuera tan tonto como para preparar un “interruptor de hombre muerto”, dicen confidentes, estaría invitando a cualquiera que quiere los documentos a asesinarle.

Preguntado por semejante mecanismo en la entrevista en Moscú, Snowden hizo una cara y declino responder. Luego envió un mensaje encriptado. “Eso suena mas como un interruptor suicida,” escribió. “No tendría sentido.”

'No va de mí'

Por temperamento o circunstancia, Snowden es un hombre reticente, rehacía a hablar de su vida personal.

Durantte dos días no bajó la guardia, pero permitió que salieran algunos fragmentos. Es un “asceta” dijo. Vive de noodles y patas fritas. Tiene visitantes, y muchos de ellos traen libros. Los libros se amontonan, sin leer. Internet es una biblioteca insondable y una ventana al progreso de su causa.

“Siempre ha sido muy difícil hacerme salir de casa,” dijo. “no tengo muchas necesidades… Ocasionalmente hay cosas que hacer, cosas que ir a ver, gente que conocer, tareas que cumplir. Pera realmente tiene que estar dirigidas por un fin, sabes. De otro modo, mientras pueda sentarme y pensar y escribir y hablar con alguien, eso es mas significativo para mi que salir y mirar referencias.”

Con la esperanza de mantener el foco en la NSA, Snowden ha ignorado ataques a su persona.

“Deja que digan lo que quieran,” dijo. “Esto no va de mí.”

Michael Hayden

El antiguo director de la NSA y la CIA de Michael V. Hayden predijo que Snowden se consumiría en Moscú como un alcohólico, como otros “defectores.” Ante esto Snowden se encoge de hombros. No bebe nada. Nunca lo ha hecho.

Pero Snowden sabe que su presencia aquí es munición fácil para los críticos. El no eligió Moscú como destino final. Dijo que una vez el gobierno estadounidense anuló su pasaporte cuando trataba de hacer transbordo en dirección a Latinoamérica, no tuvo otra elección.

Sería raro que las autoridades rusas no lo vigilara, pero no ninguna comitiva acompañaba a Snowden y su visitante no vió a nadie mas cerca. Snowden no trataba de comunicarse furtivamente ni lo pedía a sus visitantes. Han tenido acceso continuo a Internet y ha hablado a diario con abogados y periodistas desde el primer día en la zona de tránsito del aeropuerto de Sheremetyevo.

“No hay evidencia alguna para la afirmación de que tengo lealtades em Rusia, China u otro país aparte de Estados Unidos,” dijo. “No tengo relación con el gobierno ruso. No he llegado a ningún acuerdo con ellos.”

“Si he desertado, lo he hecho del gobierno al público.”

Fuente: http://www.hispaleaks.es/2013/12/snowden-analiza-con-barton-gellam-de.html


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net