worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Represalias de biblioteca

William Fisher
IPS
13 de enero de 2010

NUEVA YORK, - La Unión para las Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU) presentó una demanda contra la Biblioteca del Congreso por haber destituido de su plantilla a Morris Davis, un ex fiscal jefe de las comisiones militares de la cárcel de Guantánamo, transformado ahora en uno de sus principales críticos.

El coronel Davis, de la Fuerza Aérea, fue director adjunto del Servicio de Investigaciones Parlamentarias, que funciona en la órbita de la Biblioteca del Congreso legislativo de Estados Unidos. En octubre de 2007 presentó su renuncia como fiscal jefe de las comisiones militares y comenzó a cuestionar públicamente el uso de ellas para juzgar a sospechosos de terrorismo.

Difundió esas críticas escribiendo artículos, pronunciando discursos y testificando ante el Congreso que el sistema tenía fallas fundamentales.

Ahora, mientras el mundo conmemora el octavo aniversario de la cárcel del enclave militar estadounidense en la bahía cubana de Guantánamo, la demanda presentada por la ACLU argumenta que Davis fue destituido a raíz de esos artículos.

La ACLU sostiene que la destitución viola los derechos de libre expresión y del debido proceso de Davis.

Los primeros 20 prisioneros llegaron a Cuba en enero de 2002, para ser encarcelados allí sin mediar cargos o juicios, luego de un vuelo de 20 horas desde Afganistán.

En Washington, defensores de los derechos humanos y abogados de los detenidos realizaron una manifestación, una marcha y una conferencia pública para poner de relieve los temas actuales relacionados con Guantánamo.

Reclamaron que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cumpla su promesa electoral de cerrar la prisión, y declararon su oposición a cualquier plan para mantener prisioneros sin cargos o juicios en Estados Unidos.

Ex detenidos y familiares de prisioneros se dirigieron a Obama mediante una combinación de vídeo, audio y cartas.

Lakhdar Boumediene participó en la conferencia realizada en el Club de la Prensa Nacional desde su hogar en Francia, y Omar Deghayes hizo lo propio desde su casa en Gran Bretaña.

Boumediene fue el demandante principal en el histórico caso de la Corte Suprema de Justicia de 2008 conocido como "Boumediene versus (George W.) Bush", en el que el órgano judicial afirmó que los detenidos en Guantánamo tenían derecho a presentar el recurso de habeas corpus en tribunales federales estadounidenses. Él fue liberado el 15 de mayo de 2009.

Siendo un niño, Omar Deghayes se instaló con su familia en Gran Bretaña como refugiado de Libia. Detenido en Pakistán y enviado la cárcel afgana de Bagram y a Guantánamo, en 2004 quedó tuerto mientras estaba preso en la base cubana.

Deghayes fue liberado de Guantánamo y enviado a Gran Bretaña el 19 de diciembre de 2007.

Abogados de los detenidos y activistas del Centro para los Derechos Constitucionales (CCR, por sus siglas en inglés) y Human Rights Watch (HRW) ya hablan del "Guantánamo de Obama", abordando temas como "la falta continuada y cada vez peor de transparencia, el reasentamiento de hombres que no pueden regresar a sus países de origen, la amenaza de programas de detenciones indefinidas en Estados Unidos, y la interrupción de transferencias a Yemen y respuestas relacionadas con el reciente intento de terrorismo".

El abogado del CCR Shayana Kadidal dijo a IPS que, actualmente, "más de la mitad de los detenidos en Guantánamo (130 de los 198 que quedan) tienen autorizada su liberación, tras haber estado detenidos durante ocho años. Lo más útil que el presidente Obama puede decir ahora sobre la prisión es simplemente que está llena de hombres que nunca deberían haber estado ahí".

Agregó que el no admitir el error fue "un sello distintivo del gobierno de (George W.) Bush" (2001-2009). "El hecho de que Obama no anunciara lo que todos en otras partes del mundo ya comprenden (que es que esos hombres fueron detenidos erróneamente en Guantánamo) ha permitido a sus opositores alegar que los que quedan allí son ‘sospechosos de terrorismo’ que representan el ‘núcleo central’ de la población original".

"Esos argumentos son absurdos, pero sirven para crear resistencia al reasentamiento --en el país y en el exterior-- de los detenidos que necesitan asilo", porque sus naciones de origen practican la tortura, así como a "enviar a hombres inocentes de regreso a Yemen a causa de los actos injustos de otros en ese país, y a presentar las demandas de los pocos que serán juzgados en los tribunales federales con ese propósito", dijo Kadidal.

"Que Obama no haya logrado afirmar su liderazgo contrarrestando la mala información de la otra parte y diciendo claramente que hemos cometido errores al detener hombres en Guantánamo ha permitido que la otra parte difunda información errónea y determine la agenda, y ha causado daños incalculables a sus esfuerzos por cerrar Guantánamo", declaró.

Frida Berrigan, una activista neoyorquina de la organización Witness Against Torture (WAT, Testigo Contra la Tortura), expresó: "No me entusiasma la idea de ayunar. Pero las promesas de cambio del presidente Obama se han atrofiado en una retórica vacía. Nuestro Ayuno y Vigilia por la Justicia es un pequeño intento por responder la pregunta última que plantea Guantánamo: ¿cómo vencemos el miedo y seguimos siendo humanos?".

Antes, miembros de WAT realizaron una manifestación frente a la Casa Blanca para protestar contra la falta de avances en materia de justicia para los detenidos desde que Obama asumió el poder, y reclamaron un "cambio verdadero" de parte del gobierno.

La demanda de la ACLU en nombre del coronel Morris Davis establece que éste la presenta "por violación de sus derechos de la Primera y Quinta Enmiendas" y que con ella busca, además de un "alivio declaratorio" que tenga carácter de mandato judicial, su reinstauración en el cargo de director adjunto.

Aden Fine, abogado del Grupo de Trabajo sobre la Primera Enmienda en la ACLU, dijo a IPS que "el coronel Davis tiene derecho a informarle al público sobre sus puntos de vista personales en estos temas de inmensa importancia pública, y el público tiene el derecho (contenido en) la Primera Enmienda de oír esas opiniones. Las acciones de la Biblioteca al despedirlo por expresar en público esos puntos de vista violan la Primera Enmienda y no deberían permitirse".

La ACLU escribió en diciembre a la Biblioteca del Congreso en busca de la reinstauración de Davis en su cargo. Pero la Biblioteca rechazó el pedido.

Davis, oficial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y abogado, se desempeñó como tercer fiscal principal en las comisiones militares de Guantánamo. Renunció a su puesto y se retiró de la actividad en octubre de 2008.

Al renunciar, Davis dijo que los juicios fueron fraudulentos desde el inicio. Denunció que designados por el gobierno de Geoerge W. Bush (2001-2009) manipularon el proceso para impedir una posible absolución.

Davis presentó su renuncia el 4 de octubre de 2007, apenas horas después de que le informaran que el consejero general del Pentágono William Haynes había sido nombrado como su superior en la cadena de comando de las comisiones.

"Todos tienen opiniones. Pero cuando lo pusieron a él por encima de mí, sus opiniones se convirtieron en órdenes", dijo Davis.

Al cumplirse el 11 de este mes el octavo aniversario de la creación de la cárcel de Guantánamo, todavía hay 198 prisioneros. Obama liberó a 42 desde que asumió la presidencia, el 20 de enero de 2009, pero ya admitió que no cumplirá su autoimpuesto plazo para la clausura del centro de detenciones, originalmente prevista para el 22 de este mes.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net