worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Fascistas atacan a Planned Parenthood para quitar acceso al control de la natalidad y al aborto

30 de septiembre de 2015 | Periódico Revolución | revcom.us

El 18 de septiembre la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó un proyecto de ley que bloquearía $500 millones en fondos federales para la organización Planned Parenthood (Planificación Familiar).

Este intento de rescindir fondos destinados a Planned Parenthood es sólo el último ataque en una campaña continua de fuerzas fascistas estadounidenses para estigmatizar el aborto y el control de la natalidad; satanizar a los que proporcionan esos servicios de salud a las mujeres; y al final imposibilitar por completo que las mujeres obtengan métodos de control de natalidad o que se hagan el aborto, y obligar a las mujeres a tener hijos contra su voluntad.

Este proyecto de ley podría afectar a millones de mujeres que van cada año a Planned Parenthood, el mayor proveedor de servicios de planificación de familias en Estados Unidos, incluidos el control de la natalidad y el aborto. Más del 25 por ciento de sus clientes son adolescentes y el 75 por ciento tienen ingresos equivalentes al 150 por ciento del umbral federal de pobreza o por debajo de ese nivel. Esta legislación afectaría drásticamente a esas mujeres. Para millones de mujeres sería mucho más difícil, o imposible, obtener atención médica imperativa como chequeos para el diagnóstico precoz del cáncer del pecho o del cuello del útero, pruebas de embarazo, tratamiento de enfermedades transmitidas sexualmente, educación sexual, o el ligado de trompas. A millones de mujeres les quitaría el acceso a métodos de control de natalidad, anticonceptivos de emergencia y abortos.

Más mujeres se verían obligadas a tener hijos que no desean. Recordemos que la maternidad obligatoria y el control de la mujer ES el programa de esos fascistas cristianos.

Sería mucho más difícil que mujeres como Princess obtuvieran el control de natalidad o se hicieran el aborto:

“Ella es joven, vive todavía con sus padres. Trabaja de tiempo completo y estudia de tiempo completo, y tuvo que postergar su cita porque era difícil juntar el dinero. Nadie de la familia sabía. Ella explica: ‘No quería decepcionar a mi mamá.’ Si tuviera un hijo, cosa que consideró brevemente, no podía imaginar seguir viviendo en la casa de sus padres. La juzgarían demasiado, habría demasiada tensión, demasiada desaprobación. Pero si viviera sola con su hijo, nunca terminaría la escuela. Además, no estaba segura si quería tener hijos jamás. Para colmo, padece anemia de células falciformes, una enfermedad que puede ser peligrosa y hasta mortal durante el embarazo”. (Sunsara Taylor, "Who Are the Women Going to the Last Abortion Clinic In Mississippi?" [Quiénes son las mujeres que van a la última clínica que queda en Misisipí? en inglés en revcom.us, 17 de agosto de 2015)

Efectivamente estos fascistas cristianos quieren prohibir TODA forma de control de la natalidad y de aborto. Esas fuerzas religiosas reaccionarias defienden el punto de vista patriarcal de que el papel de la mujer es subordinarse a su esposo y ser reproductora de sus hijos. Quieren que la mujer sea, en esencia, la propiedad del hombre, bajo su control, la reproductora de sus hijos, una reproductora de más propiedades para su esposo. El control de la natalidad, al igual que el aborto, puede minar eso.

La votación en la Cámara para rescindir los fondos a Planned Parenthood les siguió a unas audiencias sobre un vídeo encubierto realizado por una organización anti-abortista fascista cristiana; esa organización afirma que el video muestra a Planned Parenthood en el acto de acordar vender órganos y tejido fetales, lo que es prohibido por ley. Pero lo que se ve en el video son ejecutivos de Planned Parenthood que explican que las mujeres pueden donar tejido fetal para la investigación médica y cómo se transporta el tejido fetal, todo lo cual no sólo es perfectamente legal sino que tiene el potencial de mejorar el tratamiento de muchas enfermedades.

Ese video se usa para decir que Planned Parenthood vende “partes de bebés”. Pero que quede claro: los fetos NO SON bebés. Los fetos no son seres humanos, ¡pero las mujeres sí son! Y si alguien cree que “los fetos son bebés”, debería leer el artículo de ASK que desglosa por qué ésa es una mentira sin validez científica. (“Qué es un aborto y por qué la mujer debe tener ese derecho)  La mujer tiene el derecho en absoluto a decidir si tendrá un hijo o no, y de usar cualquier método sanitario de control de la natalidad y de aborto.

Tomar una postura en contra del aborto es una parte importante de la plataforma de cada precandidato republicano a la presidencia. Y los líderes republicanos del Congreso dicen que no van a aprobar el proyecto de gastos, el cual pronto se votará, a menos que incluya rescindir la financiación de Planned Parenthood. Además, amenazan con cerrar el gobierno si esta demanda no se cumpla.  Ésa es la extrema seriedad con que pretenden ganar esta batalla muy importante en su guerra para negar por completo el derecho a decidir.

Esa guerra contra la mujer es real: actualmente se discute un proyecto de ley, que probablemente se aprobará, que prohibiría todo aborto después de las 20 semanas de embarazo. Seis estados solo tienen una clínica de abortos que sigue abierta. Se han presentado más de 330 proyectos de ley que restringirían el aborto... y solo este año se aprobaron 50.

El intento de negar fondos a Planned Parenthood es parte de la guerra para satanizar y deslegitimar el aborto, con el objetivo de abrir el camino no solamente para recortar drásticamente los fondos y cerrar clínicas, sino para prohibir el control de la natalidad y al aborto por completo. Hay que DETENER esta guerra reaccionaria para esclavizar a la mujer.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net