worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Estados Unidos: Guantánamo sigue siendo una opción para los prisioneros de ISIS en Siria que no pueden regresar a casa

Por Carol Rosenberg
McClatchy | artículo original
6 de febrero de 2019

Traducido del inglés para El Mundo no Puede Esperar 8 de marzo de 2019

Detener a sospechosos del Estado Islámico en Guantánamo sigue siendo una opción viable, dicen las autoridades de la administración de Trump en los talones de la apelación por parte del gobierno estadounidense a otros países para que se lleven a sus ciudadanos, que son parte de los 700 guerreros sospechosos prisioneros de una milicia aliada en Siria.

Los comentarios vienen dos semanas después de que los senadores Tom Cotton de Arkansas, John Cornyn y Ted Cruz de Texas, y Marco Rubio de Florida le escribieran al presidente Donald Trump que las fuerzas democráticas de siria, aliadas de los Estados Unidos, tenían detenidos a más de 700 “terroristas de batalla endurecida en el noreste de Siria”. Le pidieron al presidente que “considerara transferir a los peores de estos combatientes del Estado Islámico a las instalaciones de detención de la bahía de Guantánamo, en donde enfrentarán a la justicia”.

No está claro qué podría constituir “justicia” para estos combatientes. La mayoría de los 40 detenidos hoy en Guantánamo, son esencialmente prisioneros eternos de la llamada guerra contra el terror. Solo nueve de ellos han sido acusados por crímenes de guerra y el resto se encuentra detenido sin cargos ni juicios.

El pasado lunes, el representante del Departamento de Estado y portavoz Robert Palladino emitió un comunicado declarando que la necesidad de las naciones de repatriar y enjuiciar a los cautivos foráneos era un “reto internacional compartido de seguridad”. Los Estados Unidos han apodado a sus detenidos de ISIS “FTF”s por “foreign terrorist fighters” o “combatientes terroristas extranjeros”. Intencionalmente omitió mencionar Guantánamo.

En el Pentágono, la comandante naval Candice Tresch, portavoz del Política de Detención, dijo que Guantánamo continúa siendo una alternativa para repatriar cautivos detenidos por las fuerzas democráticas sirias, un aliado kurdo de los EE. UU. Es política del gobierno de Estados Unidos “alentar a otros países a que tomen responsabilidad por sus FTFs a través del enjuiciamiento, programas de rehabilitación o a través de otras medidas que impidan a los detenidos cometer de nuevo actos terroristas”.

Para aquellos que no pueden regresar a casa, dijo, “el presidente Trump dejó claro que GTMO es una de las opciones que se podrían considerar si es apropiada”.

Una declaración del Departamento de Estado duplicó lo dicho por el Departamento de Defensa. “La estrategia nacional para el contraterrorismo de la administración deja muy claro que la detención bajo la ley de conflicto armado, incluida en Guantánamo, sigue siendo una importante y efectiva herramienta contra el terrorismo”.

Sin embargo, sin la división del Pentágono de asuntos de detenidos (Pentagon’s Detainee Affairs division) ni el buró de contraterrorismo del Departamento de Estado dijeron si la administración de Trump ha obtenido una opinión legal sobre la autoridad que tiene Estados Unidos para detener o enjuiciar a prisioneros de ISIS en Guantánamo usando la ley del 2009 de comisiones militares del congreso.

Tampoco dijeron cuántos de los setecientos prisioneros que Palladino mencionó serían candidatos para Guantánamo.

La prisión que abrió en enero del 2002 solamente ha tenido sospechosos de al-Qaida y talibanes y las comisiones militares creadas por el congreso, antes de emergiera ISIS, se limitan a ciudadanos no estadounidenses que han sido acusados de ser parte de al-Qaida. Ningún cautivo nuevo ha sido enviado desde marzo del 2008.

La apelación de esta semana por parte del Departamento de Estado para ayudar a las FDS (SDF por sus siglas en inglés) a disminuir la cantidad de detenidos no es nueva. El febrero pasado, el todavía Secretario de Defensa, Jim Mattis, hizo una petición similar de aliados de Estados Unidos en una reunión de ministros de defensa en Roma acerca de cómo derrotar a ISIS. “Hemos reunidos cientos de detenidos”, dijo a los reporteros. “Mi punto de vista es que el país de origen de los ciudadanos tiene algún tipo de responsabilidad”.

Mattis se refirió a esto como un “problema internacional”, declarando que no estaba dentro de los intereses de nadie liberar a los combatientes foráneos, específicamente señalando que ellos no deberían estar en las calles de Afganistán, Bélgica, Francia, India, Malasia, Arabia Saudita, Túnez o Turquía. Estaba esencialmente llamando a las naciones a aceptar repatriación de sus ciudadanos sospechosos de pertenecer a ISIS. En febrero 13 del año pasado, Mattis rechazó decir si enviar a los cautivos a Guantánamo sería una solución.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net