worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

El derrame de petróleo es la ‘Katrina’ de Obama

“Aquellos que no pueden acordarse del pasado están condenados a repetirlo”. —George Santayana

La magnitud del derrame del petróleo en el Golfo de México, que comenzó hace 42 días cuando explosionó la plataforma petrolera de British Petroleum (BP), Deepwater Horizon, supera toda imaginación. Unas 400 millas de la costa de Louisiana están contaminadas y dos enormes manchas de petróleo, una de 22 millas de largo, seis de ancho y 3.300 pies de profundidad y la otra de 20 millas cuadradas amenazan la fauna y flora del mar y tierra, no solamente en Louisiana sino en Florida y Alabama. Se calcula que de la tubería averiada, en profundidad de 1.500 metros, se fugan diariamente entre 19.000 a 25.000 barriles del petróleo que se mezclan con 800.000 galones de dispersantes químicos altamente tóxicos utilizados por la BP. Tan grave es la situación que Barack Obama ya declaró que éste es el mayor derrame petrolero en la historia de los EE.UU., de consecuencias ecológicas y socioeconómicas impredecibles, y que no se podría controlar hasta agosto.

Lo que pasa es que la BP no sabe cómo detener el derrame. Nunca se preocupó para desarrollar tecnología de prevención, ni instalar un sistema acústico del cierre automático de tubería que se usa en Europa. Por lo visto, la BP —cuyo valor es de 153 mil millones de dólares y que gana 500.000 dólares en ocho minutos— no quiso gastar en uno de estos aparatos. Dicen también que están empleando 20.000 obreros y pescadores para la limpieza de la costa y del mar pagándoles 12 dólares al día.

Sin embargo, la realidad de esta limpieza la revelaron los medios de Louisiana después de la visita del presidente Barack Obama a la isla “Gran Isle”. Dos días antes solamente 12 obreros limpiaban el lugar, pero un día antes de la llegada de Obama, la BP contrató 400 obreros uniformados que desde la vista aérea daban la impresión de eficiencia y organización. El presidente fue complacido. Apenas se alejó su helicóptero, los obreros se quitaron el uniforme y se fueron en buses amarillos de la BP.

Si la limpieza es así, podemos imaginar cómo será el pago a los perjudicados. La BP contrató a abogados que les exigen declaraciones de impuestos. Los más perjudicados son los pescadores a quienes, en su mayoría, sus empleadores prefieren pagarles en efectivo. Entonces, no recibirán nada. Nadie sabe realmente el destino de casi mil millones de dólares que pagó supuestamente como indemnización la BP. Mientras tanto el gobierno queda impotente frente a la petrolera. Barack Obama tuvo que pedir 10 millones de dólares al Congreso para investigar a la petrolera, que junto con sus otras “hermanas” puso en su bolsillo a la Casa Blanca y al Capitolio ‘lo suficiente’ para que relajaran las leyes de extracción.

Este derrame no es el primero, es el número 39 desde 2007. Después de esta tragedia, el Departamento del Interior ya otorgó 27 permisos de perforación en la alta mar y dos ellos para la BP que exige lo mismo en Canadá. Con la ganancia de 93 millones dólares al día, la BP puede tener los mejores cabilderos para los cuales el único Dios es el dinero y la naturaleza es simplemente un medio para enriquecerse.

Vicky.pelaez@eldiariony.com


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net