worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Obama al Congreso: Refrende mi guerra perpetua

Marjorie Cohn
Truthout
18 de mayo de 2015

Traducido del inglés para El Mundo no Puede Esperar


Obama ha lanzado 2.300 ataques aéreos sobre Irak y Siria desde el 8 de agosto de 2014. En los seis años que lleva en la Presidencia, ha matado a más personas de las que murieron en el 11/9, usando drones (aviones no tripulados) y otras formas de asesinato selectivo en Pakistán, Yemen y Somalia, países con los cuales Estados Unidos no está en guerra.
(Foto: LaMarr McDaniel / Shutterstock.com)

La propuesta del Presidente Obama, llamada la Autorización para el Uso de la Fuerza Militar (AUMF), busca la aprobación retroactiva del Congreso para las guerras que ha realizado durante los últimos seis meses. Incluso si el Congreso no le complace en esto, Obama continuará bombardeando Irak y Siria, afirmando falsamente que la AUMF 2001 le da esa autoridad.

Cuando el presidente Barack Obama presentó al Congreso su propuesta de Autorización para el Uso de la Fuerza Militar, declaró: “No creo que les sirva a los intereses de Estados Unidos una guerra sin fin, ni estar en pie de guerra perpetuamente.” Sin embargo, la propuesta de Obama pide que el Congreso refrende su guerra sin fin contra cualquier persona que él quiera, en donde él quiera. Obama ha lanzado 2.300 ataques aéreos sobre Irak y Siria desde el 8 de agosto de 2014. En los seis años que lleva en la Presidencia, ha matado a más personas de las que murieron en el 11/9, usando drones (aviones no tripulados) y otras formas de asesinato selectivo en Pakistán, Yemen y Somalia, países con los cuales Estados Unidos no está en guerra.

La AUMF propuesta por Obama tiene supuestas limitaciones, pero su vaguedad equivale a un cheque en blanco para que Estados Unidos use la fuerza militar a perpetuidad.

“Personas o fuerzas asociadas”

La propuesta del presidente autoriza el uso de la fuerza contra el Estado Islámico (EIIL) y las “personas o fuerzas asociadas con él”. Éstas se definen como “individuos y organizaciones que luchan para el EIIL, en nombre de EIIL o junto al EIIL, o cualquier entidad sucesora estrechamente relacionada con él, que esté en hostilidades contra Estados Unidos o contra sus socios de la coalición.”

Esta condición no contiene ninguna limitación geográfica. Autorizará el uso de la fuerza militar en cualquier parte del mundo. La Unión Americana de Libertades Civiles dice: “El Poder Ejecutivo podría interpretar este lenguaje para autorizar la fuerza contra personas que se encuentren lejos de cualquier campo de batalla, con sólo una conexión remota con el grupo, potencialmente incluso en Estados Unidos”.

Ninguna “operación ofensiva duradera”

La AUMF de Obama “no autoriza el uso de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos para operaciones ofensivas duraderas de combate en tierra”. Esta disposición no contiene ninguna definición de “duradera”. ¿Significa un mes? ¿Un año? ¿Tres años? ¿O tal vez seis meses con un descanso, y luego otros seis meses?


Bajo la AUMF de OBAMA, Estados Unidos podría enviar a miles de tropas y decir que se trata de una operación defensiva.

Esta disposición está plagada de excepciones. Se eximen a los tres mil efectivos militares estadounidenses que están actualmente en Irak. También se eximen a las fuerzas de operaciones especiales, las que recaban inteligencia, las que se involucran en “ataques cinéticos, o que proporcionan planes de operaciones y otras formas de asesoramiento y asistencia a las fuerzas de nuestros socios”. Estas exenciones son tan vagas que pueden aplicarse a casi cualquier soldado estadounidense.

La propuesta tampoco define el término “ofensivo”. Si Obama o su sucesor califica las operaciones de defensivas, podría aumentar progresivamente el número de tropas de tierra. ¿Y si es atacado uno de los soldados que están actualmente en Irak? Bajo la AUMF de Obama, Estados Unidos podría desplegar a miles de soldados estadounidenses en una operación defensiva.

Es vigente todavía la AUMF 2001

La disposición que dice que la AUMF de Obama se vencerá en tres años, carece de sentido en vista de la vigencia actual de la AUMF que el Congreso le dio al presidente George W. Bush en 2001. Obama afirma que ya tiene la autoridad para librar sus guerras bajo la AUMF de 2001, la cual autoriza que el presidente use “la fuerza contra tales naciones, organizaciones o personas que él haya determinado que planearon, autorizaron, cometieron o ayudaron a los ataques terroristas ocurridos el 11 de septiembre de 2001, o que albergaron a tales personas o sus organizaciones.”


Incluso si el Congreso autoriza las guerras de Obama contra Irak y Siria, dichas guerras violan la Carta de la ONU.

Pero la autorización de la AUMF de 2001 se limita a personas y organizaciones relacionadas con los ataques del 11-9. De hecho, cuando Bush pidió autorización para “impedir y adelantarse a futuros actos de terrorismo o agresión contra Estados Unidos”, el Congreso se negó a dársela. Sin embargo, Obama ha usado la AUMF de 2001 para justificar su actual guerra de drones y su invasión a Irak y Siria, a pesar de la falta de vínculos con los ataques del 11-9.

El representante Adam Schiff (D-California) dice que si no se revoque la AUMF de 2001: “Será inútil poner una fecha de vencimiento en nueva autorización, ya que el próximo presidente puede continuar valiéndose de la anterior”.

El 13 de febrero de 2015, un grupo de senadores demócratas presentó un proyecto de ley que derogaría la AUMF 2001 en tres años. Ese proyecto de ley consta que el Congreso, al aprobar la primera AUMF, “nunca tuvo la intención de autorizar una guerra perpetua y no la autorizó”.

La oposición bipartidista a la propuesta AUMF de Obama

Algunos demócratas piensan que la propuesta AUMF de Obama es demasiado amplia. La senadora Bárbara Boxer (D-California) escribió en The Huffington Post que el lenguaje usado para prohibir “las operaciones ofensivas duraderas de combate en tierra” es “vago, excesivamente amplio y confuso.”

Muchos republicanos piensan que la propuesta de Obama limita su capacidad de enviar tropas terrestres contra el EIIL. Irónicamente, el Partido Republicano, que constantemente busca limitar la autoridad de Obama, quiere conceder más poder al presidente para usar la fuerza militar.

Es probable que, a final de cuentas, el Congreso acuerde la reformulación de AUMF, para darle a Obama una justificación legislativa para seguir adelante con sus guerras.

La violación de la Carta de la ONU

Incluso si el Congreso autoriza las guerras de Obama contra Irak y Siria, dichas guerras violan la Carta de la ONU. Esa Carta requiere que todos los Estados resuelvan sus disputas por medios pacíficos y que abstengan del uso de las fuerzas armadas, salvo cuando actúen en defensa propia o con la aprobación del Consejo de Seguridad.

El gobierno sirio no ha consentido en que Obama realice bombardeos en Siria. Aunque el gobierno iraquí ha aprobado la campaña de bombardeos de Obama, el primer ministro iraquí, Haider Al-Abadi, es, en palabras del profesor de derecho Francis Boyle, “el representante de un gobierno títere que Obama instaló y por eso no tiene ninguna autoridad, bajo el derecho internacional, para consentir en que Estados Unidos realice operaciones militares en Irak”. Boyle agregó: “Es como en Vietnam cuando teníamos nuestros títeres ahí y éstos nos pedían que lleváramos a cabo operaciones militares ahí”.

De hecho, el EIIL es un producto directo de la invasión estadounidense y su instauración del otrora primer ministro Nuri al-Maliki, un musulmán chiíta que mató, despareció y torturó a musulmanes sunitas después de que la mayoría de las tropas estadounidenses salió de Irak. Muchos sunitas en Irak consideran que el EIIL es preferible a las bombas estadounidenses.

Continuar con la diplomacia, no con la guerra permanente

Los ataques de drones bajo Obama han matado a un gran número de civiles; sólo el dos por ciento de los muertos han sido líderes de alto de nivel de Al Qaeda o del Talibán. Los ataques también han suscitado un mayor resentimiento contra Estados Unidos. Cuando las personas ven que sus seres queridos caen víctimas de bombas estadounidenses, son presas más fáciles del reclutamiento por los grupos extremistas que quieren hacernos daño.

Asimismo, "bombardear a los diferentes grupos que viven en las mismas zonas que el EIIL le ha ayudado al EIIL a forjar unidad con los grupos más moderados, más razonables, los cuales, si no fuera por eso, podrían haber sido persuadidos a reintegrarse al proceso político", de acuerdo a Raed Jarrar de los American Friends Service Committee. Sarah Lazare informa que en diciembre de 2014, una bomba de las fuerzas de la coalición con Estados Unidos dio en una cárcel operada por el EIIL en al-Bab, Siria, y mató a al menos 50 civiles.


Tenemos que dejar de usar la fuerza militar como la solución para todo - de hecho, no soluciona nada.

Tenemos que dejar de usar la fuerza militar como la solución para todo - de hecho, no soluciona nada. Tenemos que centrarnos en la diplomacia, lo que incluye, como Phyllis Bennis recomienda, presionar a nuestros aliados como Turquía, Arabia Saudita, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos, a dejar de permitir que el EIIL cruce sus fronteras y dejar de financiar y suministrar armas a todos los grupos que dicen oponerse al presidente Bashar al-Assad de Siria.

Existen grupos que buscan soluciones no violentas en Siria, como observa el escritor y poeta nacido en Bagdad Mohja Kahf. Deberíamos apoyar a la Organización para la Libertad de la Mujer y la Federación de Consejos de Trabajadores y Sindicatos en Irak.

También tenemos que presionar por la derogación de la AUMF 2001 e impedir que se apruebe una nueva AUMF.

No podemos confiar en que el Congreso o el presidente pongan fin al camino del militarismo desenfrenado de Estados Unidos. Depende de nosotros hacer que nuestra voz se escuche. La oposición masiva en Estados Unidos a los ataques aéreos contra el régimen de Assad que Obama propuso en 2013, fue el elemento clave que previno esos ataques. El Congreso y la Casa Blanca sí responden a la presión popular. Deberíamos llamar, escribir, demostrar, enviar correos electrónicos, escribir cartas a los directores de periódicos y también artículos de opinión, y expresar nuestra desaprobación de la guerra perpetua de Obama.

Marjorie Cohn es una profesora de la Facultad de Derecho Thomas Jefferson, ex-presidenta del Gremio Nacional de Abogados y secretaria general adjunta de la International Association of Democratic Lawyers. Su libro más reciente es Drones and Targeted Killing: Legal, Moral, and Geopolitical Issues (Drones y asesinatos selectivos: Temas jurídicas, morales y geopolíticos; solo en inglés).


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net