worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Autoridades EEUU devuelven niña a su madre mexicana

19 de febrero de 2010
Por SHELIA BYRD

Una inmigrante mexicana salió el viernes de un tribunal. Llevaba en los brazos a su hija, quien le fue quitada por funcionarios estatales en el 2008, cuando, según los defensores de la mujer, se le acusó de no ser una madre adecuada por no hablar inglés.

A su salida, Cirila Baltazar Cruz y Ruby, su hija de 1 año, iban rodeadas por funcionarios del Southern Poverty Law Center, un despacho de abogados especializado en la lucha por los derechos civiles. Nadie dio detalles del caso, al destacar la índole confidencial de los procedimientos en la corte de asuntos del menor.

Debido a esa confidencialidad en los expedientes del caso, se desconoce cuál fue la razón que esgrimió el estado para tomar la custodia de la niña. Sin embargo, defensores de los inmigrantes han dicho que Cruz fue despojada de la menor sólo por ser inmigrante indocumentada y no hablar inglés.

"Este es un día muy feliz para nosotros", dijo a The Associated Press Mary Bauer, directora legal del despacho. "Ella es su bebé".

Los procedimientos del viernes ante el juez especial Billy Bridges no pondrían fin al caso, que ha llevado a un memorándum de entendimiento entre Misisipí y el gobierno mexicano, y que ha llamado la atención de abogados de todo el país en materia de conflictos migratorios.

"Esta es una lucha que estamos dispuestos a dar más allá de hoy, pero no tenemos en absoluto permiso de hablar con ustedes, y nadie opina más que nosotros que esto es una vergüenza", dijo Bauer. "Ciertamente esto no ha terminado".

En México, la Secretaría de Relaciones Exteriores expresó su "beneplácito" por la decisión de la corte e informó que Baltazar y su hija regresarían al estado meridional de Oaxaca en los próximos días, acompañadas por un funcionario consular mexicano.

"El gobierno de México considera que el caso constituía una evidente discriminación y clara violación a los derechos humanos de la connacional, por lo cual no escatimó recursos para brindar el apoyo consular necesario, añadió la secretaría en un comunicado.

El meollo del asunto parece ser si las autoridades de Misisipí actuaron debidamente cuando se hicieron cargo de la custodia de Ruby.

En noviembre del 2008, cuando Cruz llegó al hospital Singing River en el condado de Jackson, para dar a luz, no hablaba inglés ni español. Se comunicaba en chatino, una de las muchas lenguas indígenas que se hablan en Oaxaca, uno de los estados más pobres de México.

Cruz fue entrevistada por un intérprete que hablaba español pero no chatino, en el hospital. Se estableció contacto con el Departamento de Servicios Humanos de Misisipí y la agencia se hizo cargo de la custodia de la recién nacida, tras determinar que la mujer carecía de los medios para cuidar a la menor.

El capitán Shannon Broom de la policía de Pascagoula había dicho que Cruz iba caminando al hospital y parecía agobiada cuando un grupo de agentes la vio. Broon dijo que Cruz vivía en un apartamento en Orchard Road, en Pascagoula.

"Poco después de llevarla al hospital, dio a luz a la bebita. Ese fue el fin de nuestra relación con esa mujer", dijo Broom.

Después de que el estado tomó a la niña, la Alianza por los Derechos de los Inmigrantes en Misisipí denunció que el estado y el hospital no habían hecho esfuerzo alguno para localizar a un intérprete de chatino. El organismo civil encontró a ese intérprete a comienzos del 2009.

El memorándum de entendimiento suscrito en agosto requiere que Misisipí informe al consulado mexicano en Nueva Orleáns de cualquier caso similar.

El Centro Binacional para el Desarrollo de las Comunidades Indígenas de Oaxaca, que tiene oficinas en California, había enviado el año pasado una carta a la jueza del tribunal del menor del condado de Jackson, Sharon Sigalas, instándola a tomar en cuenta "los factores culturales y sociales" del caso.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net