worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Acusan a Inmigración de negligencia médica

Francisco Castro/HOY
HOY
11 de febrero de 2011

Cinco inmigrantes que estaban bajo custodia de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) han muerto en lo que va del año fiscal que inició el pasado primero de octubre, para un total de 118 fallecidos en circunstancias similares desde el año fiscal 2003.

Esa cifra muestra la poca y deficiente atención que esa entidad federal da a los detenidos, afirman activistas pro-inmigrantes.

“Esto te muestra lo único que le  preocupa a ICE es detener a las personas y deportarlos y no hay un tratamiento humano”, dijo Ángela Sanbrano, de la Alianza Nacional para Comunidades Latinoamericanas y Caribeñas (NALACC). “La situación medica de las personas detenidas no es una prioridad de ICE”.

El último fallecido bajo estas circunstancias es José Ángel Aguilar Espinoza, un hondureño de 55 años que falleció el 31 de enero en la cárcel Theo Lacy, del Condado de Orange, a consecuencia de un paro cardíaco.

David Shapiro de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), dijo que “la verdadera tragedia es que muchas de estas muertes pudieron haber sido prevenidas”.

“El cuidado médico en centros de detención ha sido un problema por muchos años”, dijo Shapiro en entrevista telefónica desde Washington D.C. Agregó que el tipo de tratamiento médico disponible varía de un centro de detención a otro y que en muchos casos hay lapsos en cuanto al cuidado médico que es proveído a detenidos..

Aguilar Espinoza llegó ilegalmente de Honduras hace nueve años y al principio trabajó para un fabricante de aviones. En 2007 sufrió un ataque cardíaco y desde entonces usaba un marcapasos. Sus problemas con la ley comenzaron en mayo de 2009 cuando fue detenido al salir de una fiesta familiar.

Según ICE, Aguilar Espinoza fue arrestado por estar ebrio en la vía pública y cayó bajo su custodia mientras estaba detenido en la cárcel del condado de San Bernardino.

La familia niega esas afirmaciones pero concuerda en que él sí fue arrestado y debido a sus problemas cardíacos, fue dejado libre con un monitor en el tobillo.

El 11 de enero, el hondureño debía presentarse ante un juez de Inmigración, pero le “pegó una calentura” y ya no pudo ir, dijo Mayra Mejía, su cuñada. Ella relató que el occiso llamó y pidió permiso a las autoridades para presentarse al día siguiente. Pero el 12 de enero, agentes de ICE llegaron a recogerlo a su casa por la mañana.

“Me dijo que estaba poniéndose los calcetines para irse a la corte cuando llegaron cinco agentes de migración a su casa”, dijo Mejía. “Si él hubiera sido una persona con un récord criminal, está bien porque este país no acepta a criminales. Pero él era una persona decente que trabajaba.”

Según Mejía, su cuñado no quería regresar a Honduras porque era el sostén de su anciana madre, a quien solía enviarle 100 dólares mensuales, que conseguía con los reciclabes que recogía por las calles.

Joel Espinoza, hijo del occiso, relató que según sus averiguaciones, el día de su muerte, su padre desayunó, luego vomitó y se enfermó, por lo que sus compañeros reclusos lo llevaron a su cama.

Horas más tarde, cuando llegaron a buscarlo para el almuerzo, ya estaba muerto. Según un comunicado de ICE, Aguilar Espinoza fue llevado de emergencia al Centro Médico UCI, donde murió poco tiempo después.

Sin embargo, familiares acusan a ICE de negligencia. “No lo atendieron como lo tenían que haber atendido porque él estaba enfermo”, dijo Joel. “Ellos debieron haber ido a ver qué era lo que pasaba”, dijo Nora Espinoza, hija del fallecido. “No lo atendieron a tiempo”.

Responde ICE

Virginia Kice, vocera de ICE, dijo a HOY que este organismo federal “esta comprometida con la salud y el bienestar de todos los individuos bajo nuestra custodia”.

Señaló que su política es que todos lo detenidos reciban una revisión médica “inmediatamente al arribar a nuestras facilidades para determinar el tratamiento médico, mental o dental adecuado que necesitan”.

Kice agregó que todos los detenidos reciben también un examen físico en menos de 14 días luego de su arribo a sus centros de detención para “identificar condiciones médicas que requieran supervisión o tratamiento”.

“Un detenido con una condición médica que requiere tratamiento continúo tendrá todas las citas que requiera, incluyendo proveedores médicos exteriores”, manifestó Kice.

Añadió que el cuerpo de Aguilar Espinoza todavía no ha sido entregado a sus familiares pues le estaban realizando una autopsia, cuyos resultados se darán a conocer en no menos de un mes.

A Aguilar Espinoza le sobreviven sus dos hijos que viven en Estados Unidos y seis más que están en Honduras, donde será enterrado.

Foto: Joel y Nora Espinoza, hijos de José Ángel Aguilar Espinoza, sostienen una foto de su padre.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net