worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Un segundo mandato constituiría “conmoción y pavor” fascista
Súmense a 60 días de lucha con la demanda: ¡TRUMP-PENCE FUERA YA! — Sunsara Taylor

9 de septiembre de 2020 | revcom.us

Durante tres años y medio, un intimidador demente ha mentido, se ha mofado, ha violado la ley, ha destrozado familias, ha construido campos de concentración y los ha llenado al tope, ha amenazado con encarcelar a sus oponentes, ha perdonado y ha elogiado a criminales de guerra, ha blandido armas nucleares, se ha declarado por encima de la ley, ha degradado a las mujeres, ha negado la ciencia, ha impulsado la muerte en masa por la Covid, ha amenazado a los medios de comunicación y ha aplaudido a los supremacistas blancos y a los vigilantes justicieros asesinos.

Más veces de las que podemos contar, ha escandalizado la conciencia del mundo.

Más veces de las que podemos contar, los expertos han gritado: “¡Él no puede hacer eso!” Pero no obstante él lo hace.

Si a él se le permite asumir un segundo mandato, todo esto será indeciblemente peor.

Escuchen a Miles Taylor, ex jefe del gabinete del Departamento de Seguridad Nacional que trabajó bajo el mando de Trump. Lo cito:

    Hay personas que trabajan muy cerca del presidente que me han dicho textualmente que deberíamos esperar, cito, “conmoción y pavor” si el presidente ganara un segundo mandato. Verán una ráfaga de órdenes ejecutivas.

Taylor hablaba de la política exterior de Trump, pero podemos esperar lo mismo en general.

Escuchen lo que Trump quería hacer a los inmigrantes en la frontera, lo que Taylor le oyó decir, pero lo que algunas personas impidieron que Trump lo hiciera, personas mismas que ahora Trump ha despedido y ha atacado públicamente. Taylor dice:

    Trump estaría imaginando “repugnantes” conjuras medievales “para perforar la carne” de los inmigrantes, destrozar todas las familias, “mutilarlas” y gasearlos. “Este era un hombre sin humanidad alguna”,... “Él dice que tenemos que hacer esto, esto, esto y esto, todo lo cual probablemente sea imposible, ilegal y sin ética”,... “Y me mira y dice: ‘¿estás tomando apuntes, carajo?’”

Estas son las diatribas de un racista genocida que serían desatadas si, por las buenas o por las malas, ganara otro mandato.

Los expertos legales han examinado a los casi 300 jueces federales con los cuales Trump ha llenado los tribunales y han advertido que nos estamos precipitando hacia una teocracia. La Biblia de Mike Pence impuesta por el estado. Forzar a las mujeres a tener hijos contra su voluntad.

¿Saben que en el estado de Indiana de Mike Pence, una mujer fue condenada a 30 años de prisión presuntamente por inducirse un aborto o quizá simplemente por un aborto espontáneo? ¿Saben que el lunático fascista, quien Trump puso a cargo de las adolescentes en sus centros de detención de inmigrantes, llevaba un calendario de los ciclos menstruales de estas adolescentes y viajó en avión personalmente a sus celdas para “aconsejarlas” si pedían un aborto, incluso si eran violadas? ¿Creen que esto no se les hará a todas las mujeres? ¿Creen que es aceptable ahora? No es gracioso cuando Trump “bromeó” que Pence quiere colgar a las personas gay. Hacia eso están encaminadas las cosas. No digan que eso nunca podría pasar en Estados Unidos. ¿Escucharon a los lunáticos que ellos pusieron en el escenario en su CNR [Convención Nacional Republicana] nazi? Quieren castigar a las mujeres por abortar, privarles del control de la natalidad y uno de sus oradores dice que las mujeres deben dar su voto a sus esposos. Ellos ponen esto al centro del escenario: nos ESTÁN DICIENDO adónde van.

Todo ello mientras Trump tritura las protecciones ambientales, acelera el cambio climático que ya está impulsando las inundaciones en Bangla Desh, las sequías en África, y corre a millones de personas de sus hogares. Estamos aquí reunidos a un calor de 41 grados C, con incendios forestales que hacen estragos en todo el estado [de California], y Trump ha amenazado repetidamente con retener la ayuda porque en su inmensa mayoría los californianos se le oponen.

¡Este régimen está amenazando a futuro de la propia civilización humana!

El fascismo no es sólo la peor de las políticas republicanas. Es un cambio cualitativo en la forma de gobierno, la obliteración de todas las normas, la evisceración de los derechos democráticos que se nos ha dicho que tenemos, como la opción de la gente de oponérseles — en las calles en nuestras protestas, o incluso dentro de los centros del poder. El fascismo es una forma de gobierno que se basa en el abierto terror y violencia —de parte del estado y de las turbas— contra todas las personas que ellos consideran como “enemigos”, “indeseables” o “peligros para la sociedad”.

Y esta situación no permanece sin cambio. Estamos reunidos en un momento en que Trump ha desatado y defendido al asesino de dos heroicos manifestantes en Kenosha, Wisconsin. Anthony Huber y Jojo Rosenbaum fueron héroes que se pusieron de pie por la vida de los negros. Estamos reunidos mientras los fascistas MAGA [Hacer que Estados Unidos vuelva a tener grandeza] caravanearon por Portland y rociaron a los manifestantes con pistolas de pintura y otras armas como el Talibán estadounidense que son. Estamos reunidos mientras Bill Barr, el agente del orden público más poderoso de Estados Unidos, está reestructurando el estado para tachar a los manifestantes de terroristas y encarcelarlos de por vida. Cuando Trump acaba de posar con un alguacil que argumenta por meter en depósitos a toda una generación de negros, por impedir que tengan hijos y por retenerlos hasta que todos se mueran y luego por convertir los depósitos en centros comerciales. Trump posó con este nazi DESPUÉS de que estos comentarios ya habían salido en público.

Eso es genocidio, lisa y llanamente, y como Bob Avakian ha dicho en una nueva serie que todos los presentes deberían leer en revcom.us, Donald Trump es un racista genocida.

Los fascistas están luchando por amarrar todo esto con candados en un segundo mandato, ya sea que se trate de robar, sabotear o cancelar las elecciones. Cada día salen nuevas proyecciones de figuras bien informadas de la clase dominante sobre el peligro de que Trump se declare ganador, aunque esto signifique regar una avalancha de mentiras, violar la ley y desatar la violencia y el derramamiento de sangre.

Muchas personas ahora están diciendo: “Bueno, si él hace eso, pues saldremos a las calles, como lo han hecho en Hong Kong y Bielorrusia”. Eso es un paso — pero no podemos esperar pasivamente a que las cosas empeoren.

Sería como si los Laguneros de Los Ángeles hicieran sentar en la banca a sus mejores jugadores durante los tres primeros cuartos y dijeran: “En caso de que el otro equipo lograra irse muy arriba en el marcador, en ese momento meteremos a LeBron James y los demás en la cancha”. Si ellos lo hicieran, el otro equipo pondría tan arriba el marcador y los Laguneros estarían tan de atrás que no tendrían ninguna posibilidad de ganar.

Bueno, estos fascistas nos están yendo muy por arriba el marcador ahora mismo y tenemos que salir a la cancha ya y quitarles la iniciativa a ellos.

Es por eso que RefuseFascism.org (Rechazar el Fascismo) está lanzando, a partir de hoy, 60 días de lucha.

Durante todo el mes de septiembre, debemos difundir este mensaje —¡Trump-Pence Fuera Ya!— y el plan para expulsar a este régimen mediante protestas masivas, sostenidas y no violentas. Nosotros —todos los presentes, aquellos que han estado activos y aquellos que acaban de entrar en acción— necesitamos trabajar juntos, empezando justo después de esta manifestación, en cómo hacer que cobremos fuerzas, cómo extendernos a cada rincón de la sociedad, cómo fortalecer nuestra cohesión y capacidad de resistencia.

Para octubre, la gente tiene que estar en las calles todos los días con la demanda ¡TRUMP-PENCE FUERA YA!, haciendo que cobremos fuerzas y sin dejar que nos intimiden o provoquen los fascistas y todo lo que nos lanzan. Unificando a todos los que se pueda unir — de los tipos “Nunca Jamás con Trump” a los demócratas tradicionalistas, y a los comunistas revolucionarios y los seguidores de Bob Avakian como yo, y muchas personas más, de los trabajadores de la salud a las celebridades, los jóvenes y aquellos que están entre los más afectados. Que todos coreemos la demanda única y unificadora: ¡Trump-Pence Fuera Ya!

En la lucha por lograr esto, no se trata de nosotros —de sólo aquellos que estamos presentes en este momento y los demás en pie de lucha en todo Estados Unidos hoy día— contra ellos, contra los fascistas con toda su fuerza y terror. Se trata de aquellos que portamos las esperanzas, las aspiraciones y los intereses de literalmente miles de millones de personas en todo el mundo. Se trata de aquellos que estamos luchando para despertar y llamar a la acción a los millones de personas en Estados Unidos que no quieren convertirse en cómplices del genocidio y el fascismo. Se trata de aquellos que estamos poniendo presiones en las grietas y las profundas divisiones que existen a lo largo de las instituciones de esta sociedad —las fuerzas armadas, los tribunales, los centros del poder, las estructuras de finanzas y las relaciones internacionales— para impeler a aquellos que no forman parte de este fascismo a actuar para sacar del poder a este régimen.

Esto es posible. Si declaramos aquí y en este mero momento, juntos, que no aceptaremos un lugar en un Estados Unidos fascista. Que moveremos cielo y tierra para impedirlo. Que guiaremos a otras personas a superar los temores y salirse de sus zonas de confort mientras hacemos lo mismo juntos. Que no lo haremos para nosotros mismos, sino para toda la humanidad.

Tiene belleza, tiene poder, tiene sentido en ponernos de pie juntos. No sólo para detener esta gran catástrofe para la humanidad, sino para forjarnos en un pueblo de otro tipo, uno que se cuide los unos a los otros, uno que ponga a la humanidad ante todo, uno que gane un futuro mejor para todos en este planeta. Esto es lo que la historia nos exige. Este es el regalo que podemos darle a la gente del mundo si nos atrevemos a hacerlo. Nos incumbe a cada uno de nosotros, y a todos nosotros juntos.

Alcen los puños y díganlo conmigo:

¡En nombre de la humanidad, nos negamos a aceptar a un Estados Unidos fascista!

¡Trump-Pence Fuera Ya!


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net