worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Desafiando los crímenes de Israel en las universidades: Un soplo de aire fresco en un ambiente académico asfixiante

Alan Goodman | 21 de julio de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

Durante décadas en la sociedad estadounidense, se ha marginado, sometido a amenazas, censuras y prohibiciones la crítica a Israel.

Esta situación ha expulsado a muchos críticos muy prominentes a Israel de sus posiciones en la academia, como en las universidades de Northwestern, Bard y Columbia.

A medida que cada vez más personas por todo el mundo cuestionen y denuncien la opresión del pueblo palestino por Israel, y Estados Unidos siga avalando esos crímenes, la legitimidad de un estado que se basa en la limpieza étnica ha estado más en la mira de los cuestionamientos, especialmente en las universidades de Estados Unidos.

En respuesta, ha aumentado la represión con mayor intensidad.

Durante el último año académico, se celebraron acciones importantes e inspiradoras, como de Estudiantes por la Justicia en Palestina (SJP) y simpatizantes del movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS). De inmediato los medios de comunicación los censuraron, amenazaron y atacaron.

En la primavera, unos estudiantes de Barnard (una universidad afiliada con la Universidad de Columbia) obtuvieron un permiso oficial para poner una pancarta que decía: “Tome partido con la justicia en Palestina”. La dirección de la universidad la desmontó después de recibir quejas de las fuerzas pro-israelíes, afirmando, en parte, porque el mapa icónico de la pancarta no tenía una línea donde queda la frontera entre Israel y otras partes de Palestina y por lo tanto supuestamente constituía un llamado a matar a todos los judíos en Israel. (Los activistas de SJP respondieron en parte diciendo que Israel no reconoce ninguna frontera de ese tipo, por lo tanto, ¡¿dónde se debería trazar tal línea?!)

En la Universidad Northeastern en Boston, la dirección proscribió la rama de SJP como castigo por sus acciones creativas, las que incluían falsos “avisos de desalojo” que repartieron a los estudiantes para denunciar la política israelí de brutales y traumáticos desalojos al azar contra los palestinos y la expulsión de sus hogares. (Lea “Estudiantes por la Justicia para Palestina en la universidad Northeastern proscritos por decir la verdad sobre Israel” en revcom.us.)

En la Universidad de California-Los Ángeles, atacaron y acusaron de “antisemitas”, de participar en una “cacería de brujas” e intimidación, a los activistas que pedían que los candidatos al consejo estudiantil se comprometieran a no aceptar las “giras” en Israel financiadas y auspiciadas por grupos que se oponen abiertamente a cualquier crítica a los crímenes de Israel.

En febrero de 2014 en una acción muy significativa, los miembros de la prestigiosa Asociación de Estudios Estadounidenses apoyaron la participación de la Asociación en un boicot a las instituciones académicas israelíes. Unas legislaturas estatales, como la de Illinois, reaccionaron con maniobras para ¡de penalizar tales boicots!

En los últimos días en toda la sociedad, han estado bajo fuertes ataques las figuras del deporte, la ciencia y el entretenimiento que se han pronunciado en contra de los ataques de Israel al pueblo palestino o que hasta simplemente han expresado un deseo de poner fin a la violencia. (Por desgracia, se han retirado algunos de estos tuits y mensajes como resultado de los viles ataques en las redes de chismes de celebridades las que son esencialmente medios de propaganda ideológica de la clase dominante.)

Pero estos ataques no han logrado silenciar a la creciente marea de denuncias, indignación y protesta en todo el mundo, y en Estados Unidos. El científico de renombre mundial, Steven Hawkings, se ha negado a retirar su promesa de boicotear las conferencias científicas en Israel. Cuando personajes tan prominentes se atienen a sus principios y hacen lo correcto, ¡es preciso respaldar, apoyar y defenderlos!

A pesar de toda la represión (y en algunos casos, debido en parte a ésta), en las universidades hay denuncias y oposición a la opresión del pueblo palestino por Israel, los orígenes y la naturaleza de Israel, la supresión de las críticas a Israel por parte del establecimiento académico así como los vínculos entre el establecimiento académico y el “establecimiento” más grande que se sienta encima de un mundo de opresión y saqueo.

Estos valientes académicos y estudiantes de diversas nacionalidades, grupos étnicos y religiones (incluido un número importante de académicos y estudiantes judíos) se han opuesto a los crímenes de Israel y han continuado protestando, investigando y denunciando lo que motiva esos crímenes y el respectivo aval de Estados Unidos.

¡El movimiento BDS y las denuncias y protestas académicas y políticas contra Israel en general representan un soplo de aire fresco y vida en el asfixiante y tóxico ambiente político que ha imperado las universidades de Estados Unidos por demasiado tiempo! Y su efecto puede repercutir en la sociedad estadounidense en general. Desde la perspectiva de la necesidad de un cambio fundamental en el orden mundial actual y de prepararse para ir en contra de todo lo que impida ese cambio fundamental, y además desde la perspectiva básica de lo correcto y lo incorrecto, es preciso acoger, apoyar y defender la lucha en las universidades para denunciar y oponérsele a Israel.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net