worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

De la página web de la Red Parar la Encarcelación en Masa:

¡NOSOTROS DECIMOS NO MÁS!
¡Un Llamamiento para un Mes de Resistencia contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación!

14 de abril de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

Durante dos generaciones, a las y los jóvenes negros y latinos en Estados Unidos los han encerrados tras rejas en números jamás vistos en ninguna parte del mundo en ninguna otra época. Más de dos millones de personas de todas las nacionalidades quedan penando en la prisión, o sea, diez veces más presos que hace 50 años. ¡Estados Unidos tiene el 5% de la población del mundo pero el 25% de la población encarcelada! Más del 60% de las y los presos en Estados Unidos son negros o latinos. El 32% de los hombres negros de 20 a 29 años de edad están en la prisión o bajo algún tipo de libertad condicional en cualquier día dado. Más de 80 mil presos están en aislamiento solitario en condiciones tipificadas en el mundo como la tortura.

La encarcelación de mujeres ha aumentado en más del 800% durante los últimos 30 años. Éstas, y los presos cuya orientación sexual no es “de la corriente dominante” o cuyo género no está “en conformidad” —lesbiana, gay, bisexual, transgénero e intersexual— sufren el maltrato y abuso extremadamente salvaje y abusivo, incluyendo muy comúnmente la violación. Además de eso ha surgido un programa a gran escala de procesar en las cortes penales a los inmigrantes indocumentados, un hecho oculto a la vista pública. Debido a la devastación de sus tierras natales, estos inmigrantes se ven obligados a venir a Estados Unidos para trabajar sin documentos, y hoy día los están criminalizando. Estados Unidos reprende a otros países por violar los derechos humanos, pero su sistema de “injusticia criminal” estrangula la vida de decenas de millones de personas. Las cortes, los policías, las prisiones y la migra cooperan en su conjunto en la imposición de la encarcelación en masa. Este programa abarca aspectos genocidas y una lógica genocida, y ha estado cobrando fuerza. Todo eso es intolerable y, a menos que se le ponga fin, ¡se volverá mucho peor!

La encarcelación en masa se ha intensificado junto con la criminalización de pueblos enteros; una situación en la cual todo afroamericano o latino es un sospechoso permanente: la policía y los justicieros vigilantes racistas lo tratan de culpable hasta que compruebe su inocencia, si es que sobreviva para comprobarla. Esa situación afecta de manera concentrada a la juventud, empezando con la presencia de la policía en las escuelas, que arresta a niños por actos que antes hubieran terminado con una visita al director (si eso), y encaminan a los jóvenes por una trayectoria que lleva de la escuela a la prisión. Las y los jóvenes negros y latinos traen una diana en la espalda en esta sociedad. Literalmente decenas de millones de vidas han sido trastornadas o sufrido cosas peores, tanto las víctimas directas como sus familiares y comunidades. Han encarcelado a las personas que heroicamente oponían resistencia a estas y otras injusticias, algunas de éstas durante décadas. Estos presos políticos tienen que salir libres.

La malignidad de la encarcelación en masa no resultó de ninguna epidemia repentina del crimen. Tampoco surgió porque las personas hayan optado por malos caminos en su vida personal. Al contrario, se desembocó de los cálculos políticos fríos del sistema como respuesta a la lucha generalizada y heroica por los derechos del pueblo negro y de otras minorías durante los años 1960 y 1970, y también como respuesta a los enormes cambios económicos y sociales los que resultaron de la producción globalizada. Este cáncer de la encarcelación en masa ha sido, desde el principio, nada más que una nueva segregación Jim Crow en lugar de la antigua. Al igual que el antiguo Jim Crow, reforzó, y se nutrió de las raíces muy arraigadas del racismo con el cual la esclavitud conllevó. Al igual que el antiguo Jim Crow, ha sido, desde el principio, injustificable y completamente inmoral e ilegítimo.

Esta situación tiene que terminar, ¡YA! No en la próxima generación, ni en diez años, ni en algún momento en algún futuro prometido que jamás llega. ¡YA!

Pero no terminará hasta que millones de personas de todas las nacionalidades se pongan de pie y digan NO MÁS, con determinación contundente. La historia de Estados Unidos así como todo país demuestra que sin lucha, no se dará ningún cambio positivo, pero con lucha este tipo de cambio sí se vuelve posible.

No basta oponerse a todo eso en la privacidad de la conciencia de cada quien ni en la compañía de personas con ideas afines. No basta maldecirlo, para después aceptar que no se puede hacer nada. Si usted lleva la vida bajo esta amenaza, TIENE que actuar. Si entiende lo malo que es eso y lo mucho que devasta la vida de tantos millones de personas, TIENE que actuar.

YA es hora de actuar. La gente empieza a despertarse y moverse. La resistencia ha comenzado: los presos en prisiones y centros de detención se ponen en huelga de hambre heroicamente, y estallan protestas contra los asesinatos por policías y justicieros vigilantes racistas. Los prisioneros en el aislamiento solitario en California pactaron el cese de hostilidades raciales al solidarizarse prisioneros negros, latinos y blancos para oponer resistencia a la tortura del aislamiento. Hay que llevar todo eso a un nivel mayor. Hacemos el llamamiento para un gran Mes de Resistencia contra la Encarcelación en Masa en octubre de 2014; un Mes que tenga un impacto en toda la sociedad; un Mes que abra los ojos a millones de personas hacia la necesidad de terminar este nuevo Jim Crow.

En octubre de 2014, nuestra resistencia a la encarcelación en masa debe reverberar por todo Estados Unidos y por todo el mundo. Que se movilicen poderosas manifestaciones por todo Estados Unidos el 22 de octubre, el Día Nacional para Parar la Brutalidad Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación. Durante el mes de octubre, que se organicen mesas redondas y conferencias en planteles universitarios y en comunidades; conciertos a gran escala y otras expresiones culturales; la efervescencia en las comunidades de fe, y más, todo con el objetivo de llevar este movimiento para PARAR la encarcelación en masa a un nivel mucho mayor. Que el mes de octubre de 2014 sea un mes en que quede claro que miles y miles de personas están dispuestos a ponerse de pie y alzar la voz hoy y despertar y movilizar a millones. Debe ser el principio del fin de la encarcelación en masa en Estados Unidos. Hacia ese objetivo:

  • Nosotros los abajo firmantes juramos hacer que el mes de octubre 2014 tenga el mayor impacto posible;
  • Juramos apoyar la resistencia a este sistema monstruoso de encarcelación en masa entre hoy y octubre; y
  • Juramos utilizar el mes de octubre como trampolín para avanzar más, movilizando a más personas, hasta que concretamente ¡NO MÁS existan la encarcelación en masa y la criminalización de pueblos enteros!

* * *

Para apoyar y recibir más información para hacer del mes de octubre de 2014 un Mes de Resistencia, vea en inglés “Apoye el Llamamiento para un Mes de Resistencia a la Encarcelación en Masa”.

Lea más en http://www.stopmassincarceration.net/ (en inglés).

Lea más sobre la reunión para iniciar el Mes de Resistencia en “Publican Llamamiento para un Mes de Resistencia contra la Encarcelación en Masa el mes de octubre de 2014; Activistas reunidos en Nueva York formulan planes para decir NO MÁS a la encarcelación en masa”.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net