worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Troy Davis, ¡presente!

Asesinaron a Troy Davis, pero nunca hemos de olvidarlo

Revolución, edición 26 de septiembre de 2011

Este sistema ejecutó a Troy Davis — pues no, lo asesinaron. Aplazaron su ejecución unas horas mientras la Suprema Corte consideró y rechazó una apelación de último momento de los abogados de Troy. La corte dictaminó con una sola frase su razón de volver a negar a reabrir su caso y considerar las pruebas cada vez mayores de su inocencia. ¡Bien podían haber dicho que de plano el pueblo negro no tiene ningún derecho al cual hay que respetar! El contenido de lo que el sistema nos ha dicho en torno a este caso, tal como nos dijeron en el caso de Shaka Sankofa hace once años, es que el hecho de ser inocente no impide la ejecución.

Los de arriba declaran que este país es la patria de la libertad. Se pavonean ante el mundo de que son los más grandes defensores de los derechos humanos. Al mismo tiempo condenan a Troy Davis en una farsa de juicio con pruebas inventadas, niegan a considerar siquiera las pruebas cada vez más contundentes de su inocencia y lo ejecutan a base de esa farsa.

Fue un linchamiento oficial, así de sencillo. No les importó que no hubo pruebas físicas que vincularan a Troy con el asesinato del policía ni de que 7 de los 9 testigos contra Troy en el juicio han jurado después que mintieron, y que varios de ellos declararon que la policía los obligó a mentir porque estaban decididos a ejecutar a un negro, al negro que fuera, para vengar el asesinato de uno de los suyos. ¡Ningún tribunal se ha molestado siquiera para reabrir el caso, escuchar a los testigos retractar su testimonio contra Troy y considerar la coacción policial que influyó en su condena! ¿Qué otro mensaje podríamos sacar del caso salvo que nos están diciendo: “Condenamos a un hombre inocente de acuerdo con todas nuestras reglas, así que ahora lo vamos a encajar en una silla eléctrica y órale”?

¿Qué podemos decir de un sistema capaz de hacer todo eso — condenar a morir a un hombre a base de pruebas falsas, negar a considerar las pruebas crecientes de su inocencia e insistir en ejecutarlo a pesar de amplias protestas a escala internacional? La verdad es que este sistema está podrido hasta la médula y es necesario que sea eliminado por medio de la revolución.

No solamente se trata de Troy Davis. Durante la protesta en Harlem la noche de la ejecución de Troy, varias personas que supieron del caso por primera vez me dijeron: “Lo hacen a los negros todo el tiempo”. Es la mera verdad. El linchamiento oficial de Troy Davis encarna el trato del sistema al pueblo negro. Han criminalizado a nuestra juventud, los tratan de culpables hasta que demuestren su inocencia, si es que sobreviven sus encuentros con la policía para poder comprobar que son inocentes, y si es que se salvan de los juicios amañados. Los policías golpean, hasta asesinan, a la gente con impunidad por todo el país, todo el tiempo. Ese mal sí que ha durado cien veces más de lo que podamos resistir. ¡Es intolerable, y hay que pararlo!

El futuro que este sistema les ofrece a muchos de nuestros jóvenes no es sino el crimen y la cárcel, o alistarse en las fuerzas armadas imperialistas y matar a otras personas para defender a su imperio global. Repito, ¿qué podemos decir de un sistema como éste?

Pero las cosas no tienen que seguir así. Podríamos eliminar todos los horrores que este sistema inflige a la humanidad, por medio de la revolución, la revolución comunista. Podríamos deshacernos de este sistema caduco y forjar una sociedad y un mundo que sirven a los intereses del pueblo. Nosotros del Partido Revolucionario Comunista (PCR) estamos forjando un movimiento para la revolución con ese objetivo mero. Compañeros y compañeras, conéctense a este movimiento. Súmanse para ayudar a difundir la revolución por todos lados y movilizar al pueblo a “Luchar contra el Poder, y Transformar el Pueblo, para la Revolución”. Como parte de eso, hay dos cosas importantes que necesitan hacer.

Primero, consigan Lo BAsico, un nuevo libro de Bob Avakian, el líder del PCR. Este libro concentra más de tres décadas del trabajo que Avakian ha estado haciendo para estudiar las experiencias de las sociedades revolucionarias anteriores y bregar con todos los obstáculos entre la humanidad y su emancipación final. Con este libro, podemos presentar a la gente el líder que tenemos con el cual hacer la revolución y podemos traer a una nueva generación el entendimiento fresco y nuevamente vigorizado que Avakian ha forjado, de cómo hacer la revolución y crear una sociedad socialista viable y deseable. Si quieres ver un fin a los linchamientos oficiales como lo que acabamos de ver en el caso de Troy Davis, un fin al maltrato y opresión al pueblo negro y todos los otros ultrajes repugnantes que este sistema inflige a la humanidad, pues tienes que conseguir Lo BAsico. Y tienes que ayudar a hacer correr la voz sobre Lo BAsico y animar a otras personas a conseguirlo también. Si no sabes de Avakian, debes aprender de él, y hacer saber a las demás personas sobre él también. No se puede cambiar el mundo sin conocer lo BAsico.

Segundo, Cornel West y yo hemos hecho un llamamiento para un día de desobediencia civil no violenta para parar la práctica de “Parar y Registrar”. La ejecución de Troy Davis hace hincapié en la necesidad de una decidida resistencia contra el maltrato al pueblo negro por el sistema de injusticia penal. Como dice el PCR en su Mensaje y Llamamiento, “La revolución que necesitamos… La dirección que tenemos”, “…Los días en que este sistema simplemente puede seguir haciendo lo que le hace a la gente en este país y en todo el mundo... en que la gente no tiene la inspiración ni la organización para hacerle frente a estas barbaridades y acumular las fuerzas para poner fin a esta locura... esos días deben TERMINAR. Y esto SE PUEDE hacer”. Tenemos que unir a personas de muchas diferentes capas sociales y diferentes razas y nacionalidades para que se pongan de pie hombro con hombro y digan en una sola voz poderosa que no quedaremos cruzados de brazos, no permitiremos que sigan violando los derechos de la gente como han estado haciendo. Tenemos que traer este espíritu a las protestas que siguen contra el linchamiento oficial de Troy Davis y a Poner un Alto al “Parar y Registrar”.

Para conectarse con estas importantes acciones, acceda a stopmassincarceration.tumblr.com o llamen al (973) 756-7666.

Busquen más información en http://www.revcom.us/ sobre la ejecución de Troy Davis y todo lo que he planteado aquí.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net